Hongos nucleares ¿Cuánta radiación es mucha?

59
Este contenido tiene más de 10 años

 

Hace 23 años, Fernando Moré estuvo en Reggane. La población se encuentra en medio de la nada, en una zona del Tanezrouft argelino en la que la densidad de población es solo un poco mas alta que la de la Luna. Aunque está a centenares de kilómetros de la frontera con Mali, de donde venía Fernando, en Reggane se encuentra la aduana de Argelia para los vehículos que circulan por esa pista. Ni él ni sus compañeros de expedición conocían la historia del sitio, pero ahora, por lo que ha leído a partir del tsunami de Japón, ha descubierto que  allí se produjeron una clase muy particular de champiñones, sólo unos veinte años antes de su visita. Pero no era, ni muchos menos, el primer sitio donde se habían desarrollado esos hongos.

 

Habían planeado el viaje hacia el sur, ida y vuelta desde Madrid hasta Niamey, la capital de Níger, como parte de sus vacaciones. Otros europeos, un par de años antes, también buscaron viajar hacia el sur, huyendo de la radiactividad de Chernobyl. La radiactividad no se ve, ni se huele, ni se toca, ni se oye. Esas cualidades la convierten en una fuerza mítica, fantástica, incomprensible para muchos. Y como todo lo que roza el reino de lo fantástico, fácilmente manipulable, para bien y para mal.

 

Fernando es médico y está recibiendo en Madrid a pacientes afectados por la radiactividad de Fukushima. Pacientes afectados sicológicamente por el miedo a las consecuencias de un Apocalipsis nuclear, que han entrado en pánico por las informaciones difundidas estos días y por las declaraciones y las decisiones de algunos políticos profesionales, en especial las de ese comisario europeo y su compatriota, la canciller Merkel, que tienen elecciones en dos semanas. Como médico, conoce también la relación bidireccional que existe entre cáncer y radiactividad, esa extraña combinación de efectos y consecuencias por las que la radiactividad descontrolada puede provocar cáncer, mientras que la radiactividad aplicada bajo control puede curarlo. Conoce también el papel que las células T juegan sobre las defensas del cuerpo para combatir el cáncer y fantasea imaginando a la Tierra como un cuerpo en el que parte de sus células son los seres humanos. Pero se pierde al intentar encontrar la relación entre la radiactividad liberada por el hombre al planeta desde 1.945 y la explosión demográfica. Quizá sea que el paso de 2.500 millones de humanos que había en 1.945, a los 7.000 actuales, se ha debido a una especie de multiplicación cancerosa de los humanos provocada por la radiación de las bombas atómicas.

 

Siempre que se habla de terremotos o catástrofes nucleares, hay alguien que compara sus efectos con los de las bombas de Hiroshima y Nagasaki. Aquellas fueron la segunda y la tercera que se lanzaron, pero no todos los hongos nucleares tiene la misma envergadura. Desde los 18 kilotones de Nagasaki, hasta los 50 megatones de la bomba Zar, la gama de potencias es muy amplia, como también lo es el uso que se ha dado a esas explosiones. También en este caso la tecnología nuclear ha tenido aplicaciones civiles y 27 de esas bombas se han usado para abrir pozos, construir canales o extraer combustible o gas subterráneo.

 

Rudolf y Agnes Schmidhofer, jubilados austriacos, llegaron a Madrid ayer, procedentes de Linz. Su pueblo está cerca de las fronteras de Alemania y Eslovaquia y también a ellos les ha afectado el tsunami del 11 de marzo. Agnes está orgullosa de que Austria produzca la mayor parte de su electricidad por centrales hidroeléctricas, y no tenga ninguna nuclear, pero le preocupan las centrales alemanas. Quiere saber si España tiene nucleares y le disgusta saber  que hay 8 en funcionamiento. Recuerda el desastre de Chernobyl y las consecuencias que tuvo para su país un accidente que se había producido en  otra zona, pero que les afectó. Cuenta, medio escandalizada, que las autoridaes les prohibieron recoger setas y hongos del bosque porque podrían estar contaminados de radiación. Dice que los ministerios en Austria tienen ventanales muy grandes porque necesitan grandes agujeros para tirar por ellos el dinero de los contribuyentes. Con el accidente de Fukushima y la mala opinión que tiene de su clase política, la próxima vez que vote lo hará a alguien que se preocupe del medio ambiente. Por todo el mundo, el tsunami de Japón le ha hecho la campaña electoral a más de un político.

 

Agnes nació en 1.945, el mismo año que se detonó la primera bomba atómica. Recuerda muy bien el accidente del reactor número 4 de la Central Nuclear Lenin, en la antigua Unión Soviética (más conocido como desastre de Chernobyl) y teme que pase algo igual en la central japonesa. No le preocupan mucho los 20.000 muertos que provocó la ola, porque las fuerzas de la naturaleza son incontrolables, ni los 185.000 millones de euros de perdidas que ha provocado el seísmo. El tsunami ha llegado a China, Italia, Alemania, que han modificado su política nuclear, seguramente con buen criterio y está amenazando la continuidad de las nucleares en todo el mundo, desde Garoña, en Guadalajara, que se cerrará, hasta Indian Point, en Nueva York, que se quiere cerrar.

 

En línea recta, hay casi la misma distancia entre Chernobyl y Linz que entre Reggane y Madrid. Y también hay los mismos kilómetros entre Madrid y Linz. Sin embargo, para cada uno de los que viven en Ucrania, Austria, España o Argelia esos 1.600 kilómetros son una distancia que se puede recorrer en un par de horas de avión, en cinco días de expedición en todo terrenos o nunca jamás en toda la vida por falta de medios. Todo es relativo, hasta un dato objetivo como es una distancia de sólo 1.600 kilómetros.

 

Lo que es una broma macabra es que las autoridades de su país le impidieran a Anges recolectar hongos y setas por peligro de radiación y nunca le hablaran de estos otros hongos nucleares.

 

¿Cómo habrán afectado esas miles de bombas a California? ¿Y al plácton del Océano Pacífico? ¿Cómo habrán afectado a las capas altas de la estratosfera? ¿Serán más graves que las bombas los efectos del accidente de Fukushimma, sean cuales sean finalmente?

 

Aquí hay una versión completa del mismo vídeo, de 14 minutos de duración. ¿Serán bastantes datos para concluir que la importancia del accidente de Japón es relativa?

 

  1. en respuesta a herrador
    -
    #60
    26/03/11 00:21

    Gràcies a tú, amic.
    Termino de leer en Público: "Los héroes suicidas de Japón".
    700 operarios... Están orgullosísimos de ellos. Normal.
    Yo les llamo ángeles, soy surrealista.
    Son unas bellísimas personas y saben y ya irremediablemente que dan su vida por los demás.
    En cierta forma nos recuerda de que en esta sociedad tan materialista... Hay hombres. Pero hace muuuchos años alguien buscaba a un hombre. ¿ Quién decía que buscaba un hombre con un candil?. O una vela, o vete a saber... Aquí hay 700.
    Se deberá graduar la vista... Es lo que pienso, igual es una parida mia.
    Bona nit amics.
    Enric

  2. en respuesta a Elfester
    -
    #59
    23/03/11 09:41

    Gracies, amic.

  3. en respuesta a Elfester
    -
    #58
    23/03/11 01:01

    Qué ben parits estàn. ja ja

  4. #57
    23/03/11 00:45

    Hay mas cosas...
    Esta noche os "pondré" una canción. Cómo no se, debeís entrar en you tube, si estaís un tanto aburridos y la canción se llama: Després del foc. Ellos se llaman Atzukak.
    No he tingut la sort de estar al seu costat i cantar-la, però estic en ells, totalment.
    Cantan en valenciano, es lo que toca, y defienden todo lo suyo, es lo que toca.
    Es mi tierra...Mi lengua...

  5. #56
    22/03/11 21:39

    Es todo relativo, cómo dices, y gracias por lo que has enviado. Aprendo, me haces pensar, y eso es lo importante, hacer pensar a la gente.
    Están pírados. Están neuróticos. En el fondo es demostrar al otro que son unos machotes. Yo lo pienso así, igual estoy equivocado...
    ¿ Quién cómo yo? Y todo el mundo cede al oír su voz, tiembla y se abate. Es una especie de poesía, que leemos algunos cuantos de una persona ya fallecida hace muchos años pero muy cierta.
    En esta vida hay que crear ya sabemos que destruir es fácil. Hay que hacer sonreír.
    En el vídeo de ese hombre que se defendía a la família a " chaquetazos" también pensé... ¿ Hasta que punto somos libres?.
    La libertad del hombre... Ya sabes que un Papa dijo que un hombre es mas hombre cuanta mas libertad tiene.
    herrador, me encanta lo que escribes y tus vídeos, claro.
    Bona nit a tots.

  6. #55
    22/03/11 20:54

    Pues no lo se herrador.
    Tal vez sea mejor vivir cómo la burra Victoria sin pena ni gloria.
    He recibido un correo de un correo de un correo de un país, no aliado con la OTAN precisamente Son personas que no tienen ni idea, cómo yo, pero que tienen miedo.
    Decía mas o menos que si llueve que se utilicen paraguas, que hay alerta en los aeropuertos de París...Que luego se iría a la capa de ozono y se expandiría por todo el mundo. Que si cáncer, pero había una cosa que me ha hecho sonreír. También alopecia. Me río, porque me quedan cuatro pelos, tres a la izquierda y uno a la derecha, y a veces para variar, me hago la ralla partida. Me río por no llorar.
    ¿ Hasta que punto nos ha afectado lo mas cercano?. Esa nube que enseñaban en la tele...
    No lo se, pero si se, que un amigo pensaba escribir en un periódico local de que mi ciudad es de las primeras ( creo que dijo la segunda de la nación)en el número de personas por cáncer. Lo comentabamos con amigos de la penya, y otro, que da gloria oirle, dijo que sí, que lo sabía. Y otro, de repente nos dijo que él también lo tiene. Por ahora mis amigos han muerto todos de cáncer y no son pocos. También es cierto que se puede deber a la contaminación de productos químicos, somos zona industrial... Pero algo pasa.El cáncer es muy suyo, menudo pájaro es.
    Adéu

  7. en respuesta a herrador
    -
    #54
    22/03/11 09:58

    buenos dias herrador, no lo encuentro pero creo que lo colgué en expansión..lo seguiré buscando....de cualquier forma te dejo este...es increíble el como se esta regenerando el bosque, del que te hablo hay ciervos pájaros, todo aparentemente normal...Un abrazo...

    http://video.google.com/videoplay?docid=8230218878112946759

  8. en respuesta a 5.....s
    -
    #53
    22/03/11 06:48

    Muestra los videos de la sala.
    La exposicion momentanea es la de lode los 5000 que trabajan y viven alli mismo no?

  9. en respuesta a herrador
    -
    #52
    22/03/11 00:29

    Ya sé que tú no has escrito el artículo. Lee bien lo que escribo:

    "A mi el ENLACE que me interesa de verdad es el que corresponde AL ARTICULO DEL ONCOLOGO SR CUBEDO que nos pusiste en tu entrada núm. 39 un poco más arriba".

    Y claro que este hombre no será analfabeto, ¡faltaría más! Y muchos de los foreros que escriben, aunque tampoco sean analfabetos, dicen algunas tonterías que no tienen ningún fundamento.

    Sin embargo, ya ves tú, aunque la de Cofrentes esté en nuestra misma Comunidad, si no me equivoco dista más de 100 Kms de mi localidad y creo que solo 5 ó 6 Kms de tu pueblo, ¿no?

    O sea, que yo debo ser más cagón que tú, porque dejando "a banda" las vacas lecheras y las espinacas del norte de Japón a mi me preocupa mucho más las consecuencias de lo que está más cercano que lo que está tan lejos.

    Dios quiera que aquí nunca pase nada y que como tú dices, afortunadamente, esté equivocado sobre las consecuencias del desastre de allí.

  10. en respuesta a herrador
    -
    #51
    22/03/11 00:07

    Buenas...

    Lo de la OMS empieza a ser un poco de coña....

    ¿que hay que gastar ingentes cantidades de dinero cada tres años para que todos los países compren vacunas ingentes para la crisis y luego resulta que 4.000 muertos le parecen poco en este campo????

    Un poco curioso.

    Por cierto, un apunte; Si yo me cargo a 50 personas, no creo que merezca un premio por no haberme cargado 200.000 como otros... simplemente me habré cargado 50 más.

    En definitiva, si hemos tenido 2.000 explosiones nucleares y 3 accidentes con emisiones, pues debemos entender que las cosas suman en lugar de compensar. Es decir, si soltamos radiación al por mayor; no creo que minimizar una radiación por un accidente recoge una realidad en la que se suma la radiación.

    y por apuntar un pequeño detalle; resulta que las bombas normalmente se prueban en zonas no pobladas y esto es un matiz que también tiene cierta importancia.

  11. en respuesta a herrador
    -
    #50
    22/03/11 00:04

    herrador , la sala de la muerte no esta en esa zona, la sala de la muerte es una sala de control, que ningún turista, se atreve a traspasar el umbral porque el miedo como una escarpia te hace echarte para atras, ya sabemos que ciervos están por los alrededores y sabemos que se esta regenerando la zona, pero como bien expone el vídeo que propones ...la exposición momentanea...no tiene riesgos para la salud...como aquel baño momentaneo tan filmado ...fijate cuanto dura el vídeo...podría colgar cientos de ellos ...de guias no certificados...que se saltan los controles...están en la red...y en algunos se ve esta sala de control...Un abrazo...

  12. en respuesta a Maroci
    -
    #49
    22/03/11 00:03

    A mi? Ni soy oncólogo ni ese artículo lo he escrito yo. En todo caso le estarán dando a mi tocayo.
    Pero si esta noche vas a dormir mas agusto, pues lo que tu digas. El 80 % de los expertos que han comentado el articulo discrepan con el analfabeto que lo ha escrito.

    Afortunadamente, ese 80 %, el muy informado comisario eurpeo de energía y, me temo, tu mismo, estáis equivocados sobre las consecuencias del desastre de Fukushima.

    Afortunadamente

  13. en respuesta a herrador
    -
    #48
    21/03/11 23:49

    No, herrador

    A mi el enlace que me interesa de verdad es el que corresponde al artículo del oncólogo Sr Cubedo que nos pusiste en tu entrada núm. 39 un poco más arriba, que va a una velocidad de vétigo y ya por los 240 comentarios, y según una exptrapolación rápida que he hecho más del 80% de foreros le están dando hasta en el carnet de identidad.

  14. en respuesta a 5.....s
    -
    #47
    21/03/11 23:46

    Claro que no. No se entra al sarcófago ni metes la mano en el brasero. Pero llegaron donde la periodista y el guía a 100 o 200 mts. del n° 4.
    Mas adentro no porque ya es terreno de la "fábrica" y allí solo entran los trabajores.
    En las fotos que tienen en el mismo punto que se ve en el video se ven los currantes al fondo. Mi amiga la tiene en su facebook. A ver si las busco y te las paso.
    Un abrazo.

  15. en respuesta a herrador
    -
    #46
    21/03/11 23:36

    Nos cruzamos herrador...por cierto tus amigos entraron en la sala de la muerte?...un abrazo...

  16. en respuesta a Maroci
    -
    #45
    21/03/11 23:34

    ya ves maroci, parece que quieren proteger al mito...popeye...Un Abrazo...¿ te fijaste el aspecto ruso de brutus?...

  17. en respuesta a Maroci
    -
    #44
    21/03/11 23:32

    Será deformación profesional, puede ser.

    Acostumbrado a curar carcinomas, hipernefromas y otros tipos de ....nomas, el oncólogo le ha encontrado las bondades al uso de las radioterapias.

    Por otro lado, si la opinión del articulista te cabrea, mejor que contrastar los datos que dá es buscar entre los comentarios aquellos que te hagan feliz. Así acaban corroborandote en tus convicciones previas.

    El que has entresacado no está mal, pero de entre los candidatos a ser reproducidos en El Club de la Comedia yo me quedaría con otro que, muy indignado, se quejaba de que ni en 200 ni en 2.000 ni en 200.000 años se podría regresar a Chernobyl. El pobre desconoce lo de los 5.000 técnicos que siguen trabajando y viviendo allí y en Prypiat desde el accidente. Los mismos que mantuvieron operativos los grupos 1,2 y3 hasta el año 2.000 y ahora siguen viviendo y trabajando allí, en el desmantelamiento y cierre de las instalaciones.

    Algunos son los guias turisticos que enseñan el nº 4 a los turistas, como se ve en el vídeo que enlacé a las 16:47 o los caseros que alojan a esos turistas. Unos amigos mios han estado el año pasado y han venido con solo dos ojos y dos brazos, sin alas y con la piel rosada, en vez de verde.

    Pero todo eso a los de El Club de la Comedia les es indiferente. Ellos SABEN que allí no se puede ni se podrá vivir en mil años y que la leche de Fukushima está "mú malita"

    Está bien leer las noticas. Pero está mejor leerlas hasta el final y dejar atrás el titular (a menudo sensacionalista) para buscar los datos relevantes.

    A veces, esos datos son la leche:

    "Si alguien bebe leche contaminada durante un año sería como una radiografía" "Incluso si alguien empieza a beber leche contaminada durante un año, la dosis de radiación que recibirían sería equivalente a la de una radiografía" en el hospital, dijo el portavoz.

    http://www.elmundo.es/elmundo/2011/03/19/portada/1300519787.html

    Lo dicho, unos cuantos chistes, para desdramtizar lo de los 22.000 muertos, nunca vienen mal.

    No todo van a ser sesudos mensajes de oncólogos y físicos nucleares.

  18. en respuesta a Maois
    -
    #42
    21/03/11 23:31

    hombre todas las centrales militares son estatales..vamos creo yo ...chernobyl era militar o eso nos contaron en su día...

    la de japón , pues por lo que dices y por utilizar un combustible nuclear que por lo que ya dicen lo vendían los franceses y que no era el mas recomendable, tal vez el del nº3 seria mas barato, ya sabes maois ...los costes son los costes...de eso hablamos ¿ o no?...un abrazo...

  19. en respuesta a Viejo
    -
    #41
    21/03/11 23:27

    Hola Viejo, Quizás la energía deba nacionalizarse, por lo menos lo principal, centrales nucleares, REE, etc... Pero no se si es mas eficiente nacionalizada o dada en concesión de explotación y fuertemente legislada y controlada. Creo que en Francia es estatal, pero también era estatal Chernobyl y explotó por pura negligencia y ahorro de costes en seguridad. La de Japón por no haber tenido en cuenta un tsunami, la culpa de los que dieron los permisos e hicieron el informe previo de riesgos.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar