El boicot

2
Este contenido tiene casi 11 años

EL BOICOT

07-11-10

 

Hoy, aburguesados, narcotizados por la rutina de un sábado cualquiera, resulta que nos espabila un hecho ciudadano: en Madrid, en Colón, una manifestación de víctimas del terrorismo en contra de la muy manifiesta contemporización/negociación del actual gobierno con ETA.

Ay niños huérfanos que nunca veréis a vuestros padres envejecer.

Ay mujeres viudas, que os quitaron de raíz al padre de vuestros hijos, a vuestro compañero, amante y marido.

Ay madres y padres que perdieron a sus hijos, víctimas de la brutal metralla.

Nunca un padre o una madre deberían sobrevivir a un hijo. Si así ocurriera, serían como muertos en vida: sólo esperarían a que la muerte, piadosa, también se los llevara a los reinos del no ser, y así olvidar, no conocer, no recordar, no saber.

A veces, es mejor no ser que vivir, sufrir.

La oportunidad sobre la verdad. Así era el título de una columna que escribimos, en relación a esa gran mentira oficial que es el 11 M.

Como mujeres (u hombres) bien cornudas, muchos miran para otro lado.

Es mejor así, porque la realidad impone sus imperativos, arrasa con sus verdades.

Y entonces el hombre, cobarde, miserable, contemporizador, argumenta, desafía, discute, inventa sofismas.

La oportunidad sobre la verdad. Ganar unas elecciones sobre la justicia del saber; un plato de lentejas político sobre la inseguridad del desempleo; un alma que se vende al diablo, por un escaño, un coche oficial o una pensión vitalicia.

Ay, de lo que es capaz un hombre por una pensión vitalicia!

Muy fácil: es capaz de cualquier cosa. Y da igual su ideología, izquierda, derecha, nacionalista, gilipollas que son todos. Todo por un puto plato de lentejas.

Ay las víctimas. Qué olvidadas estáis.

Sois polvo, más polvo enamorado.

Quevedo ya lo dijo en su insondable y misterioso soneto. Hasta ahora y para siempre, nunca nadie entendió ese soneto, y mira que seguramente es el más estudiado/comentado de la historia del castellano.

No pasa nada,  queridos, víctimas, asesinados y olvidados por las conveniencias políticas, por los tiempos electorales, de unos u de otros. Qué más da: todos son iguales.

Os hacen un boicot. Todos, izquierda, derecha e hijos de puta, que lo son casi todos, de lo cobardes que son.

No pasa nada. Estáis en la habitación de al lado. No porque no os podemos ver, no dejáis de existir. Volverás a encontrar mi ternura acentuada.

Nosotros hoy y para siempre  maldecimos a todos aquellos que miran para otro lado, en los que prevalece su absurda y anacrónica ideología sobre la piedad, la empatía y las lágrimas por un hombre caído por un tiro en la nuca.

Vaya: la política es superior a un hombre, un hermano, asesinado con un tiro en la nuca.

Maldita sea: hacia dónde vamos? 

  1. en respuesta a Boswell
    -
    #2
    07/11/10 09:55

    Buenos dias Boswell, amigo, espero y deseo que ese liadismo en el que te encuentres lo sepas resolver como un buen pescador, sin tirar ni cortar un trozo de hilo para la red.

    Un dia te comente que a por mi dinero, ojo no es mi dinero, es el fruto con el que pago el "enriquecimiento" de mis hijos, bajo a los infiernos y hasta el dia de hoy he subido fortalecido en cada bajada, la verdad han sido pocas; pues con estos criminales pasa lo mismo, cada vez que se sientan a negociar ,hablar y charlar pierden fuerza entre sus milicias, aun recuerdo los argumentarios de los chavales de 20, ahora ya con nuestras edades, con los que en alguna reunion de universidades coincidi, estos argumentos en los que sustentaban su supuesta superioridad moral se basan en los mismos a los que Esparta sometia a sus ciudadanos, pues bien esa disciplina incluyendo la argumental se las hemos jodido entre todos, incluyendo a las victimas en primer lugar, y no como un homenaje,no, sino por el ejemplo de dignidad con el que se han enfrentado a estos barbaros postmodernos.

    La victoria sobre el terrorismo, bueno sobre los hijos de puta, a mi llamarlos terroristas se me antoja un ejercicio de retorica infantil de mis años postadolescentes, sera la victoria de todos.

    P.S. desde aqui vaticino querido amigo, que si como se dice y predice la derrota de los hijosputa esta cerca, no entro a valorar los terminos, que para mi pasan por una rendicion absoluta de las posturas de la muerte; "algunos no distinguen entre Millan Astray y los terroristas" y "otros si", cuando el viva la muerte es un contrasentido; como te queria decir si eso que auguran se materializara es mas que probable que el proceso de "antichurchillamiento" de la sociedad arrastren a los que se quieran colgar las medallas que nos pertenece a todos, a las sombras, a las mismas sombras; en las que fue desheredado el Sir.

  2. #1
    07/11/10 02:16

    Hola amigos.

    Rompo mi silencio por un homenaje a gente que ya no está con nostros.

    Escrita esta columna en unos 10 minutos, a vuela pluma, sentía la necesidad de ponerla.

    Además, y para joder al personal "contemporizador" y que mira para otro lado cuando le conviene, voy a reponer dos columnas antiguas que los habituales ya habéis leído.

    No me toquéis los cojones, porque a mis 48 años sólo me los toca la señora que me guste. Y depende cómo se comporte la señora. Mis cojones no son mercancía fácil.

    No comentaré ni responderé comentarios. Daos por cotésmente contestados.Estoy muy liado y quiero concentrarme de momento en otras cosas.

    Sed buenos, o no seréis nunca polvo enamorado.

    Agur.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar