Barreras de entrada, barreras de salida.

18

...BARRERAS DE ENTRADA,...BARRERAS DE SALIDA...

 

Limn.jpg Limón image by alemama

 

-Este sería un país estupendo para vivir - dijo Arsenio.

 

Maica le escuchó medio adormilada. Estaban en la habitación de un albergue caribeño, a medio camino entre Puerto Limón y la frontera de Panamá, en una zona conocida como Cahuíta. El albergue tenía el exótico nombre de El Pizote y Arsenio había aprendido nada más llegar el significado de ésa palabra.

Los nativos le llaman coatí y es una animalillo que parece el cruce entre un mono pequeño y un perro. Arsenio y Maica ya los habían visto en la Selva del Petén, en la zona de Flores, junto a las ruinas de Tikal, pero allí iban en familias, en grupos numerosos que cruzaban a veces los senderos de la selva. En el albergue tenían un pequeño cachorro como mascota, una hembra. Muy juguetona y cariñosa. Tanto que, camino del bungalow que les habían asignado, se enredó entre los pies de Arsenio, que le pisó el rabo sin querer y el animalito le clavó todos sus dientes en el dedo gordo del pie, por entre las sandalias.

 

-Este sería un país estupendo para vivir - repitió Arsenio mientras se cambiaba la cura del dedo del pie.

 

El viaje estaba a punto de terminar, llevaban casi un mes recorriendo el país de costa a costa, deteniéndose en el interior y en las ciudades más interesantes, disfrutando de una naturaleza tropical que acoge a casi todas las especies de Norteamérica, a casi todas las de Sudamérica y a todas las de Centroamérica. Disfrutando de las infraestructuras, con mucho las mejores de la región, de los centros turísticos, del clima, de la comida. Asombrándose con la Historia del país, con el hecho de que apenas tuvo oro ni piedras preciosas y eso le libró de la codicia de los conquistadores. Tras la independencia evitaron caer en las guerras civiles de la región y en vez de eso desarrollaron una potente agricultura del café y el tabaco. También tuvieron un episodio romántico, cuando se defendieron de un filibustero yanqui llamado William Walker, que quería imponer una república dependiente de Estados Unidos. Pero lo más sorprendente del país era que no tenían Ejército A raíz de una guerra civil, que duró 44 días y mató a unas 2.000 personas en 1.944, lo abolieron y desde entonces dedicaron el presupuesto militar  a educación y sanidad.

 

A Arsenio le daban envidia los yanquis y europeos que se habían instalado por allí, propietarios de un lodge casi todos, no muy grande, de 15 o 20 cabañas mas o menos, done ellos tenían también su residencia y vivían rodeados de guacamayas y titís, comiendo mangos y papayas que cogían de sus propios árboles y con un negocio atendido por cuatro o cinco empleados locales que cuidaban tanto de los clientes como de los dueños. A punto estuvo de buscar uno de ésos lodges para montar una especie de casa rural en el Trópico, pero Maica y él se volvieron para España.

 

Quince años después, las cosas estaban peor que durante aquel viaje, cuando el país afrontaba una de las crisis cíclicas de la construcción y el negocio de Arsenio hacía aguas por todas partes. Ya no se acordaba de aquella idea ¿peregrina? de emigrar al Caribe y hacerse hospedero de turistas yanquis,  como alternativa a la crisis de entonces. Pero la situación actual no se parecía a nada de lo que había conocido antes. El desastre era absoluto, las perspectivas, aún peores y el Doomsday sólo parecía aplazado unos meses, pero en absoluto se había hecho lo necesario para evitarlo. Al contrario, parecía que cada medida que adoptaban las autoridades no iba a servir más que para profundizar en el kaos.

 

Vio un reportaje sobre un país de las antípodas donde todo parecía funcionar bien. La naturaleza era magnifica y encima disfrutaban de montañas con nieve para poder esquiar. La gente parecía educada, alegre, la sociedad moderna y avanzada, los pueblos seguros, sin violencia, de ésos en los que las puertas de las casas se dejan abiertas y con la llave puesta. El idioma no iba a ser un problema, Maica y los niños se manejaban perfectamente en inglés y disfrutaban aprendiendo cosas nuevas, si fuera necesario. Y encima estaban las playas, para navegar, las aguas más bravas del mundo, para surfear entre tiburones, para tumbarse al sol...

 

Arsenio empezó a trazar un plan. En su análisis DAFO la lista de la A parecía interminable, mientras que la de la O era raquítica.

 

...Barreras de entrada,...barreras de salida...

 

- Maica ¿Te gustaría vivir al lado de una barrera de coral?

 

                                                                                     _____________________________

 

 

(Este articulo fué publicado por primera vez el 15-07-2009. Hoy Arsenio sigue peleandose con las Barreras, intentando romperlas para procurarle a su familia un futuro mejor que el que se cierne sobre ellos)

 

                                                                                  ______________________________

 

Es sólo literatura, pero me gusta.

 

herrador

 

 

 

  1. #25
    01/06/10 14:30

    Hombre, germinio, ahora caigo que lo que has hecho ha sido abrir una cuenta nueva con un nuevo nick, aunque sigues con la G mayúscula.
    Pero con ese nuevo nick, Germinio, no estás en la lista de autores de KAOS, porque el que ahí aparece es Germi y, por lo tanto, no podrás publicar tus columnas como Germinio, sino como Germi.
    Mandale un comentario a Miguel Arias, como hice yo y, creo, tambien desve, pidiendo que Germi pase a ser germinio y así podrás tener tu antiguo mote en éste sitio.
    Y escribe algo para publicarlo o mete uno de los textos que M. nunca sacó de la nevera.

  2. en respuesta a germinio
    -
    #24
    01/06/10 10:36

    Buenas Germi.
    Veo que ya te has convertido en Germinio, así que Boswell no podrá seguir choteandose de tu diminutivo. De todas formas, si queres ser germinio, haz como hice yo: pídeselo a Miguel Arias.
    Have a nice day.

  3. en respuesta a herrador
    -
    #23
    01/06/10 03:39

    Joder que foto, herrador...
    No se sabe que es mas provocador, si ver o imaginar...

  4. #22
    31/05/10 19:58

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar