Volatilidad de infarto en los mercados de crédito

Este contenido tiene casi 10 años

 

Tras Sócrates, Cowen –Irlanda-, Zapatero y Papandreu y con la popularidad muy mermada de otros como Merkel u Obama, ha llegado el turno de Berlusconi. Observamos atónitos cómo los gobernantes se aferran a sus puestos y sólo se retiran de en medio bajo presiones y lo que es peor, cuando los mercados se manifiestan poniendo los niveles de riesgo en su sitio, un sitio que agrava los peligros y torna la situación en insostenible.

Los mercados financieros descuentan y cotizan expectativas que tienden a estar sesgadas al alza. Corrigen fuertemente cuando la coyuntura muestra de manera objetiva que la realidad de las cosas se distancia de aquellas expectativas, pero no antes, incluso en ocasiones se obstina en el error de descontar escenarios ilusorios y mantiene cierta calma tensa a pesar de la evidencia… hasta que literalmente se rompe.

En Italia, los tipos de interés han alcanzado niveles impensables hace sólo un año, la prima de riesgo ha saltado disparada hacia los 530 puntos, la curva de tipos se ha invertido en plazos de 3 a 10 años, y los bonos BTP a 10 años han llegado a cotizar esta mañana al 7.3%, nivel superior al alcanzado por los PIIGS que han tenido que ser rescatados. Todo esto después de que el BCE se haya visto obligado a comprar “basura” bancaria italiana por valor superior a los €100.000 millones en las pasadas semanas.

Las bolsas europeas hoy corrigen a la baja con fuerza y el Euro se debilita por fin y amenaza con romper la base del rango que venimos mencionando estos días 1.3600 – 1.3900. Una ruptura clara de niveles junto con los índices cayendo y pulverizando soportes es suficiente para elevar al máximo la prudencia.

Los mercados asiáticos sin embargo han conseguido cerrar la sesión en positivo y los americanos, después de haber subido ayer celebrando la noticia de dimisión de Il Cavaliere (¿¿??), vienen en Globex cediendo por encima del punto porcentual.

Este triste escenario es el que venimos descontando como el de mayor probabilidad de ocurrencia desde hace semanas, alertando de la fragilidad de la manipulada subida de los índices en octubre. La tendencia vendedora se puede reforzar y  en cualquier momento pasar a modo descontrolado, y crash!.

Si bien es cierto que Europa está sufriendo bien, el mercado americano no ha mostrado aún síntomas de debilidad claros en sus datos internos y tampoco ha roto su estructura alcista de plazos cortos. La tendencia estructural es BAJISTA y un deterioro de los datos internos junto con fortalecimiento del Dólar y rupturas técnicas de precios, pueden provocar un giro en la tendencia de más corto y alinear la tendencia de todos los espacios temporales en la misma tendencia mayor.

No descartamos caídas violentas (DOW 9.600) bajo este supuesto, aunque consideramos la influencia históricamente alcista del ciclo presidencial y la posibilidad de trasladar unas semanas el peor escenario.

Dow-jones-diario

 

 

 

Sugerencias en [email protected]

Antonio Iruzubieta,

CEFA

ANIDE

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar