Prima de riesgo italiana en niveles de rescate

Este contenido tiene casi 10 años

 

Buenas tardes,

Las bolsas americanas consiguieron cerrar la sesión en positivo tras el mal día  del resto de mercados y después de haber cotizado prácticamente toda la sesión en negativo. El volumen de negociación fue demasiado escaso mostrando escasa convicción en la recuperación.

Los mercados permanecen anestesiados y esperando la solución final a la crisis de deuda europea, una solución que requiere entre otros voluntad y dinero. Voluntad de ceder –soberanía- y apostar por una salida coordinada y dentro de un plan estructural.

 Según se observa, de momento, los países son reacios a perder soberanía y tampoco se están planteando soluciones estructurales sino más bien están planteando cómo solventar, parchear, la situación financiera de hoy. En cuanto al dinero, necesario para dotar los fondos de rescate, no se puede profundizar porque simplemente no hay.

Recientemente, el Eurogrupo ha informado de un aplazamiento hasta diciembre del plan de refuerzo del fondo de rescate -EFSF-, que tantas reuniones y cumbres han empleado para trazar. Ayer por fin el EFSF realizó la emisión previamente cancelada para captar €3.000 millones, la demanda fue activa y se cubrió la emisión en su totalidad.

Entretanto, los focos de atención están ahora centrados en Italia, la prima de riesgo se ha disparado y se acerca a los insostenibles 500 puntos, la curva de tipos se ha invertido y el 5 años paga mayor interés que la deuda a 10 años, ésta última por cierto cotizando al 6.6%.

La situación italiana es complicada y también la de su dirigente, Il Cavaliere Berlusconi, quien afronta hoy la votación en el parlamento sobre las cuentas de 2.010, sin grandes posibilidades y podría suponer el inicio de su fin. Los niveles alcanzados por la deuda italiana se encuentran rondando los que originaron los rescates de Grecia, Portugal e Irlanda, y el BCE ha tenido que prestar a la banca italiana cerca de €116.000 millones sólo en los dos meses pasados.

Los datos internos del mercado USA muestran resistencia y no manifiestan peligro inminente a la vista. Mientras, los índices se resisten a caer y merodean la zona de máximos alcanzados en pasadas sesiones, un área técnica relevante y de muy difícil superación por la confluencia de factores técnicos que se imponen como resistencias.

El dólar por su parte permanece inmerso dentro del rango lateral de corto plazo iniciado el primero de mes delimitado por los niveles 1.3600-1.3900. Existe posibilidad de ligera extensión hasta el entorno 1.4000, incluso 1.4160, sin implicaciones técnicas mayores. Sin embargo, la ruptura de la base del rango, 1.3600, si tendría implicaciones técnicas inmediatas, especialmente si se registra en cierres. 

Llama la atención observar la fortaleza relativa del EURO considerando la profundidad de los problemas. El objetivo a medio plazo asumiendo una ruptura bajista de los 1.3600 se encuentra en el entorno de los 1.2500. Una caída considerable que pondría en jaque a los mercados de acciones, tal como por otra parte, manifiestan los escenarios técnicos de los índices que manifiestan mayor probabilidad.

 

 

 

Sugerencias en [email protected]

Antonio Iruzubieta,

CEFA

ANIDE

 
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar