¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Antonio Iruzubieta

Analista independiente miembro del Instituto Español de Analistas Financieros.

¿Fin de ciclo o rebote técnico?

El viernes, el Congreso consiguió consenso para acordar la aprobación de medidas como una partida presupuestaria con el fin de evitar “in extremis” el cierre de la administración o “shutdown“.

El acuerdo incluye entre además de 6 semanas de financiación, hasta el 23 de marzo, otras medidas como un programa de gasto a 2 años por importe de 300.000 millones de dólares (destinado al Pentagono y otros asuntos domésticos), extensión de un año del Techo de deuda hasta el 1 de marzo de 2019 y declaración de intenciones para futuros acuerdos sobre el programa DACA, a jóvenes inmigrantes ilegales, denominados “dreamers” o financiación para 4 años del programa CHIP (Children Healthcare Insurance Program).

En definitiva, nueva patada adelante para evitar bloqueos mientras se conceden tiempo para avanzar en las negociaciones, ahora la inminente será la forma de conceder nuevos fondos “spending bill” al gobierno para aguantar hasta septiembre.  

La falta de disciplina fiscal es el aspecto más llamativo, continúa manifestándose como uno de los principales problemas estructurales. El acuerdo del viernes incluye partidas de gasto nuevas no compensadas con reducciones en otras partidas.

Mucho menos compensadas de forma natural con incremento esperado de los ingresos del Estado que al contrario, gracias a la reforma fiscal, este año serán sustancialmente más bajos que el anterior. A menos que la actividad económica y empresarial pase a ser especialmente vibrante, el déficit USA se disparará este 2018.

También el año que viene. Incluyendo la partida de gasto adicional aprobada el viernes, según Goldman Sachs, el déficit presupuestario USA en 2019 será equivalente al PIB español, 1.1 Billones o el 5.2%.

Who cares? (y a quién le importa visto el historial de déficit USA?)

United States Federal Government Budget

Resulta ilógico y contra cíclico, permitir “ex ante” fuertes aumentos el déficit con una economía en fase de expansión. Cuando lleguen las vacas flacas se disparará con intensidad como suele ocurrir cuando en periodos de crisis, el gobierno necesita más fondos para atender partidas como el aumento de parados e ingresa menos por la merma de actividad económica.

Una curiosidad respecto de la evolución del déficit es la descorrelación que muestra respecto de la tasa de desempleo. (otra consecuencia de la cocina de datos?).

Según revelan los mercados, la falacia del pleno empleo importa cada vez más entre los expertos y Bond Vigilantes. La última emisión de deuda a 10 años USA, celebrada la semana pasada, resultó muy floja con menor demanda a pesar de mayores TIR, que están en zona de máximos de los últimos años.

Endeudarse a tipos cero ha sido una práctica muy cómoda y extendida entre los gobiernos durante largo tiempo, aunque peligroso para los inversores. Endeudarse mucho pero con tipos subiendo es peligroso para los gobiernos y motivo de prudencia y espera para los inversores.

El ciclo de crédito avanza, en su fase correctiva, pero las autoridades siguen actuando al margen e incurriendo en un deterioro deliberado de la situación fiscal USA cada vez más inquietante.

El Sr. Mick Mulvaney, director de la oficina presupuestaria USA es consciente de las previsibles consecuencias, subida de tipos, aunque resta importancia al asunto con una frase hilarante, “es peligroso pero el mundo en que vivimos”:

  • “The additional spending could increase the deficit to about $1.2 trillion in 2019, and there’s a risk that interest rates will spike as a result”.
  • “rising budget deficits are a very dangerous idea, but it’s the world we live in”

Las fases correctivas del ciclo crean contracción generalizada del crédito, una de las principales semillas de la ralentización económica, origen de crisis financieras y de recesiones económicas.

Las previsiones de inflación y de tipos de interés USA son alcistas, la FED continúa comunicando intenciones de subir tipos 3 veces este año. La desconfianza inversora hacia los bonos, fruto de la cual venden, genera caídas de los precios y presionan al alza la rentabilidad, son también motivos para adoptar una postura prudente de esperar (a ver precios más baratos) y entonces analizar si compensa o no comprar bonos USA.

La estrategia abierta para aprovechar la corrección de los bonos acumula una rentabilidad superior al 11%, ajustamos nivel Stop de Protección hasta 35.91, asegurando una rentabilidad mínima del +2.6%.

La sensibilidad de determinados activos (utilities, o REITs) y en general de las bolsas a los tipos largos es alta aunque por el momento los tipos se encuentran en niveles históricamente bajos y el ajuste al alza de las últimas semanas aún no se observa como una amenaza seria. 

No sólo en USA, el ciclo de tipos también forma parte de la globalización, vean tabla de tipos de diferentes bancos centrales del mundo y sus últimos movimientos.

La sincronización entre autoridades monetarias del planeta de la última década no tiene precedentes, ha permitido globalizar la transición de sobre-endeudamiento e hinchar el apalancamiento y necesidades de los gobiernos.

Las entidades financieras dejando de comprar deuda emitida por estados es una tendencia ya en marcha que se agravará con la subida de tipos generalizada o/y de regreso de la inflación, factores que tendrán efectos potenciales de gran calado.

Recordemos que los tipos aún cotizan en zona de mínimos históricos, vean los FED FUNDS o tipos oficiales americanos

FED FUNDS 

Fed Funds Rate 1980 to 2015

De momento, mientras que el ambiente económico es positivo y magnitudes macro como el PIB o Paro y actividad económica general mejoran, estimuladas, la morosidad hipotecaria también está subiendo junto con las alzas de tipos.

La reacción de las bolsas interpretada en clave de despedida a la Sra Yellen y bienvenida del Sr Jerome Powell, no pudo ser más elocuente. Caídas en picado, nervios y volatilidad como no se observaban desde hacía años.

El movimiento ha sido extremo, rápido y profundo, ha alterado completamente los hábitos siempre alcistas de los inversores, siempre compradores durante meses, ha devuelto el sentimiento de mercados a zona de pesimismo y presionado tanto precios como osciladores / indicadores a niveles de interés.  

Métricas comparativas de valores cotizando sobre/bajo su media de 50 sesiones presentan una imagen anómala, con sólo un 14% de valores cotizando por encima. Es más, en 5 sectores no hay un sólo valor cotizando sobre su media de 50 sesiones. Los ratios PUT/CALL se han disparado, la volatilidad también… motivos que invitan a la cautela operativa y ofrecen interesantes pistas sobre la dirección de los indices en corto palzo.

La volatilidad arrestada durante tantos meses ha regresado con energía afectando a casi todos los activos cotizados, se ha movido fuerte la bolsa, la deuda, las divisas, el crudo, las criptos pero el gran ausente ha sido el sector de metales preciosos, Oro y Plata… (explicación y proyecciones reservado suscriptores).

El Dow Jones ha corregido entre máximo y mínimo un -12.2%, el S&P500 un -11.84% mientras el Nasdaq-100 se ha dejado un -12.2%. 

Desde el año 1.928, las correcciones de las bolsa USA mayores de un 10%, han terminado con una media de descensos del 16.4% de la capitalización del mercado.

Suponiendo que la corrección en curso cumpla con esa media del 16%, el Dow Jones se encaminaría hacia los 22.350 puntos, el S&P500 hacia los 2.410 puntos y el Nasdaq-100 hacia los 5.900 puntos. Es una posibilidad muy real, recaída a nuevos mínimos, una vez que el mercado aligere las lecturas de sobre venta en plazos cortos.

El jefe de trading de Goldman Sachs ha interpretado el latigazo de las bolsas como una advertencia de “cambio de régimen en el que los inversores venden los rallies en lugar de comprar los suelos“:

  • “we haven’t reached the short-term bottom; longer-term, I do believe this is a genuine regime change, one where you sell-he-rallies rather than buy-the-dips.”.

Disiento en la generalización, aunque si coincido con la premisa aplicada sobre los plazos (reservado suscriptores). 

El IBEX-35 ha sido uno índices también bastante castigado por las ventas y se ha dejado un 10% en pocas sesiones, acumula pérdidas de casi el 15% desde sus máximos de mayo de 2017.

La semana pasada alcanzó el rango alto de la zona de proyección que venimos proyectando desde la pasada primavera y aunque aún es pronto y faltan confirmaciones suficientes para dar por finalizado el proceso correctivo, las perspectivas de medio plazo han mejorado. 

Información en [email protected]

Twitter: @airuzubieta

Antonio Iruzubieta CEFA Certified European Financial Analyst

http://www.antonioiruzubieta.com/

Autor del blog

  • Antonio iruzubieta

    Analista independiente CEFA Certified European Financial Analyst Miembro del Instituto Español de Analistas Financieros

Envía tu consulta

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar