La tentación del 4% y la partícula de Ben

Las escasas herramientas en política disponibles para continuar subsidiando la recuperación invitan a las autoridades a esperar hasta que no sea imprescindible.

Presumiblemente, la FED no actuará con nuevas medidas en tanto las bolsas permanezcan arriba y el mero hecho de haber conseguido instalar esa esperanza y un consenso absolutamente optimista al respecto, provocan que los inversores no se quieran perder las posibles alzas fruto del anuncio de un programa de expansión cuantitativo o QE-3. El mercado no sube pero tampoco se está vendiendo.

Las autoridades chinas vienen filtrando  desde hace semanas la posibilidad de una pronta instauración de un ambicioso plan de estímulo económico – rondaría los -350.000 millones- y fiscal. Por el momento no han actuado, tampoco se han desdicho, y los mercados de valores chinos han sufrido enormemente en espera de recibir noticias. El índice de Shangai ha perdido cerca del 12% desde sus máximos de mayo.

No han actuado con programas expansivos pero sí de otra manera, reduciendo coeficientes de caja y rebajando los tipos de interés, ahora que han conseguido reducir la presión inflacionista hasta el 2% frente al 6% de un año atrás. Igualmente, se espera un programa que incida más directamente sobre el crecimiento económico.

La FED quizá esperará a la actuación de las autoridades chinas, antes de mover ficha, esperando una positiva reacción de los mercados globales que también empuje a los mercados USA para ganar tiempo antes de verse obligados a implementar su QE3.

Lo cierto es que el mercado está absorbiendo remarcablemente bien el deterioro de la actividad económica que manifiestan los datos macro publicados día tras día, así como la ralentización de los beneficios empresariales y posibilidad paulatinamente confirmada de haberse registrado el temido techo en beneficios.  Vean a continuación, como ejemplo, la relación entre el comportamiento del Dow Jones y del índice ISM manufacturero,

ISM Manufacturing Index

Otro motivo de preocupación hoy obviado por el mercado y reflejado en la gráfica siguiente, es el enérgico aumento del gasto del Estado que supone  el deterioro del mercado laboral y aumento del paro

Unemployment rate

 

También, el mercado está ignorando el enorme fraude que nuevamente han cometido los bancos para manipular los tipos de interés de referencia, LIBOR, y forrarse, hay estimaciones que cuantifican el beneficio ilícitamente conseguido en cerca de $500.000 millones. Nunca se ofrece información adecuada (dark pools of liquidity) sobre estos OTC y ahora con mayor motivo por lo delicado del asunto, son aproximadamente $300 BILLONES en derivados OTC los que podrían estar afectados, por no mencionar las hipotecas que millones de personas han contratado cuyas referencias se han manifestado abiertamente manipuladas.

A fin de cuentas, después de que los bancos UK, EU y USA han conseguido cerca de $30 billones de los contribuyentes desde 2008, los señores banqueros demuestran su generosidad engañando masivamente una vez más al conjunto de la población.

El mercado tampoco está respondiendo a la declaración de quiebra que han presentado en las últimas semanas varios municipios del estado de California ni anticipa lo que puede devenir en un “precipicio fiscal” ya anunciado.

Pero el mercado parece haber encontrado su propia partícula de Dios, o Boson de Bernanke, y haciendo caso omiso a la realidad de la situación se mantiene subiendo... el apuntalamiento continúa!.

Este tercer trimestre es estadísticamente positivo y fuerte dentro del ciclo presidencial y esta vez el mercado también puede hacer honor a su fiable historia de comportamiento, especialmente considerando el miedo instalado entre los inversores.

En la psicología de los electores reside parte del posible éxito de los aspirantes a conservar el gobierno en las elecciones. Sólo faltan 15 semanas para la cita electoral y lo más interesante es que sólo resta un tentador 4% de subidas para que los índices USA conquisten nuevos máximos desde el año 2008.

Alcanzados abrirían las puertas a un escenario de repuntes adicionales y posibilitarían a los gobernantes trasladar optimismo –inventado- a los ciudadanos, noticias de prensa, portadas de periódicos y TV, entrevistas a gobernantes y demás, apoyando la escenificación debidamente.

Por tanto, al margen de imprevistos y caídas de los índices capaces de anular el escenario alcista de fondo, las bolsas podrían transitar durante las próximas semanas por la travesía de incomprensible asalto a máximos.

Por el contrario, desde la perspectiva técnica es más que comprensible por la cantidad de detalles y factores técnicos que favorecen tal escenario. Como siempre sucede, la evolución de algunos activos podría llevar al traste el mejor escenario antes planteado y preocupa la fortaleza del Dólar y evolución técnica de algunas materias primas de carácter industrial, como el Cobre. Factores a monitorizar en tiempo real.

SP 500 SEMANAL

SP500 Semanal

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar