Entre la espada -ciudadano- y la pared -mercado- Ibex

La reestructuración del sistema financiero, bancario, español aunque tarde ha llegado. La tardanza ha supuesto una enorme desconfianza cuyos efectos no se pueden medir matemáticamente pero sí han causado quizá más alejamiento de los inversores internacionales de cualquier activo con denominación de origen español.

En términos de deuda del Tesoro, los tenedores extranjeros de deuda española han retirado unos 25.000 millones según datos del Banco de España. Por este motivo, entre otros, la banca española ha tenido que adquirir la impresionante cifra de 100.302 millones de Euros desde noviembre 2011, cifra record sólo conseguida por gentileza de las operaciones LTRO del  BCE.

Pero no es todo la reforma del sistema financiero, ahora está sobre la mesa el papel de las autoridades en la crisis y situados entre la espada de los ciudadanos y la pared del mercado.

Es decir, en Europa podrían producirse algunos cambios en política tras la victoria de Hollande, quien defiende mayor flexibilidad en temas de austeridad, recorte, control de déficit y deudas y también mayor esfuerzo por incentivar el crecimiento económico.

La postura austera y de control y reducción de deudas es contraria a los intereses de los ciudadanos pero la contraria es duramente castigada por los mercados, de manera que los políticos se enfrentan a una dura travesía y duras presiones. Su obligación es gobernar y arreglar el selva en que, por acción u omisión y por sus lazos con el sistema bancario, han permitido que se convierta la economía en los últimos años.

España afronta retos complejos, reducir el estado de bienestar enfrenta a la sociedad con los gobernantes pero en vista de la situación patrimonial de España S.A. puede que sea inevitable. Naturalmente, no es de recibo que los recortes no empiecen por arriba, políticos y banqueros.

Políticos con prebendas y variados privilegios injustificados, gastos superfluos insostenibles e impunidad. Banqueros que quiebran el sistema y se les obsequia con millonarias indemnizaciones en lugar de conducirles a los banquillos de acusados a que expliquen su actuación.

Pero la realidad de la situación económica es extrema, vean sólo unos detalles en los siguientes cuadros.El primero muestra la relación comparada entre países de gastos e ingresos como porcentaje del PIB.

 

Government Revenues GDP

Y el siguiente el porcentaje  de deuda sobre PIB y las expectativas del gobierno español para próximos años.

Spain Government Debt

Gracias que al menos el Tesoro español ha aprovechado los momentos de tranquilidad concedidos por la actuación del BCE para emitir deuda a chorros sin graves penalizaciones en los tipos. Actualmente, el Tesoro ha cubierto casi tres cuartas partes de lo estimado para 2012 y resta por colocar cerca de €20.000 millones aún.

Es positivo el hecho de que los vencimientos de deuda más recientes del Tesoro (finales de abril) han supuesto la devolución a los inversores de casi €24.000 millones, y podrían regresar de vuelta comprando nuevas emisiones.

La situación del mercado de acciones se muestra deprimida y repleta de focos de incertidumbre. El IBEX se encuentra inmerso en una pauta claramente bajista y con aspecto de penetrar a la baja los soportes recientemente visitados en el área de los 6.700 puntos… para después saltar al alza con energía dentro de nuestro escenario cíclico y técnico más probable.

IBEX 35, Intradía, 60 minutos

IBEX 35 Intradia 60 minutos

Las próximas semanas se presentan muy interesantes para la selección de activos especialmente españoles. Como siempre, sean prudentes! 

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar