Deterioro global, y últimos suspiros de los gestores

El final de la semana anterior se presentó complicado, los inversores estuvieron pendientes de rumores sobre una posible rebaja de calificación de la deuda francesa durante el fin de semana y vendiendo, la mayoría de índices europeos y americanos cerraron cerca de sus respectivos mínimos de la sesión.

Finalmente, las agencias se pronunciaron rebajando y anunciando estrecha vigilancia y sesgo negativo, seguirán rebajando calificaciones en el futuro. Después del cierre, Fitch degradó la nota a 8 bancos, incluyendo SocGen, BNP, Deutsche, Morgan Stanley o Bank of America. También Moody´s rebajó su perspectiva de la deuda de Canadá citando el deterioro económico.

El desastre económico de occidente va infectando lentamente a distintas áreas y provocando una desaceleración global. El crecimiento en Brasil se ha debilitado significativamente, el año pasado creció al 7% pero el último trimestre sólo al 0%. Canadá, Japón, Nueva Zelanda, India y otros muestran un ritmo ralentizado.

India  publicó su índice de producción industrial de octubre cayendo un 5.1%, el peor comportamiento desde 2009 y China publicó un dato de exportaciones a la baja un 13.8% en noviembre el peor desde 2009.

USA viene mostrando cierta resistencia al deterioro aunque aún crece y los datos de ventas al por menor conocidos la semana pasada, subiendo sólo un 0.2% -muy por debajo del 0.5% esperado-, auguran una temporada navideña débil, y presumiblemente débil también el PIB para el cuarto trimestre.

Aquí se observan las distintas capacidades de apuntalamiento. Los mercados de valores americanos prácticamente planos en el año, mientras el resto ha sucumbido a las ventas. El índice de Shangai abajo y en mínimos de 33 meses, el Dax alemán abría el año cerca de los 6.800 puntos y hoy está merodeando los 5700. El Nikkei pasa de 10.000 a 8.400, Bovespa brasileño de 69.000 a 56.000 puntos, Merval argentino de 3.500 a 2.400 puntos, India desde 20.500 a 15.500 o Rusia desde 1770 hasta los 1370 puntos de hoy. Los índices de otros países como Portugal, Irlanda, Grecia o Italia han quedado en situación más precaria todavía.

Evitar que los mercados financieros colapsen o una crisis profunda bancaria es la labor que concentra al 100% la atención de las autoridades, sin embargo como venimos repitiendo es insuficiente para restaurar las perspectivas de crecimiento de los principales motores económicos globales, UE y USA.

Los inversores de largo plazo, fondos de pensiones y seguros, presentan la menor exposición a bolsa en décadas aunque el “sell-side- del mercado viene meses incidiendo en lo barato que está, la elevada rentabilidad por dividendo y los ajustados múltiplos.

La desaceleración económica se va contagiando y las compañías multinacionales no serán inmunes, mientras la banca, entre otros, está embarcada en una tendencia de recorte de pay-outs que no parece haber concluido y daña los ingresos de los grandes tiburones e instituciones de manera considerable.

El apuntalamiento de los mercados está siendo significativo, histórico, y en vista de los resultados de evolución del año antes citados, especialmente en USA pero el riesgo es muy alto. Una pérdida decidida de soportes será una prueba de fuego, la posibilidad de un nuevo episodio vinculado,“back swan”,  la de algoritmos frenéticos, hedge funds corriendo por las puertas de emergencia o el conjunto de inversores nerviosos y vendiendo es muy considerable y podría provocar caídas del 20 ó 30% en las bolsas.

La posibilidad de que el BCE se empeñe comprando deuda de manera masiva, tal como han aclarado no harán, o que la FED anuncie un nuevo programa QE-3 es un factor que puede estar suscitando ilusiones al tiempo que mitiga preocupaciones en el mercado.

Las herramientas de políticos y banqueros centrales para gestionar la crisis son escasas y podríamos decir prestadas,  deberían ser reservadas para momentos de dificultad extrema, por lo que sería razonable esperar que finalmente actúen pero apareciendo para salvar el agravamiento de la situación tras un recorte considerable del mercado y riesgo real al desbarajuste generalizado. 

Dow-jones-intradia

 

Aún es técnicamente viable la posibilidad de un final de año sostenido y con ciertas alzas. La oportunidad de los gestores para salvar sus respectivos bonus es demasiado tentadora como para no defenderla, especialmente considerando el leve esfuerzo que supone desde los niveles actuales de cotización respecto de los de principios de año frente a lo mucho que personalmente dejan de ganar.

Bajo este supuesto, los mercados muestran aspecto de experimentar los beneficios del último suspiro de los grandes gestores antes de que su reposicionamiento de carteras frente al creciente riesgo origine un periodo de turbulencias y curvas cerradas..

 

Atentamente,

 

Sugerencias en [email protected], www.anide.es

Antonio Iruzubieta

CEFA

 

El presente informe no presta asesoramiento financiero personalizado. Ha sido elaborado con independencia de las circunstancias y objetivos financieros particulares de las personas que lo reciben.

Este documento ha sido elaborado por Anide S.L. con la finalidad de proporcionar información general  y está sujeto a cambio sin previo aviso. Anide S.L. no asume compromiso alguno de comunicar dichos cambios. Ni el presente documento ni su contenido constituyen una oferta, invitación o solicitud de compra o suscripción de valores o de otros instrumentos o de realización o cancelación de inversiones.

La información que se incluye en el presente informe se ha obtenido de fuentes públicas y consideradas fiables pero puede no ser exacta y completa y no debe confiarse en ella como si lo fuera. Anide S.L. no asume responsabilidad alguna por cualquier pérdida, directa o indirecta, que pudiera resultar del uso de la información ofrecida en este informe.

Comportamientos de variables en el pasado pueden no ser un buen indicador de su resultado en el

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar