¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Invertir en dividendos
La independencia financiera a través de la inversión en dividendos

¿Vendemos en las subidas para mejorar la eficiencia?

Como uno de los principales debates que se generaba en mi primer post versaba sobre si era conveniente vender o no cuando un valor había subido un porcentaje muy elevado, decidí darle una vuelta al tema con algún ejemplo práctico que explicara las ventajas e inconvenientes de realizar estas ventas.

En este ejemplo voy a comparar la evolución de una cartera con una acción típica de esta estrategia como REE en la que suponemos que tenemos unas 250 acciones compradas el verano pasado a 40€ (10.000€ de capital) y las mantenemos reinvirtiendo los dividendos, con la evolución de esa misma cartera de 250 acciones en la que vendemos a un precio como el actual de 68€ y esperamos una caída para entrar de nuevo con un descuento sobre el precio inicial.

 

En el primer caso vamos a partir del dividendo actual 2,542€ y supondremos un incremento anual del 5% (en línea de lo esperado en los próximos años) que reinvertimos de forma constante y compramos nuevas acciones. El precio de compra de estas nuevas acciones lo vamos a situar un 5% por debajo del máximo de forma constante (64,6€), algo que es bastante restrictivo para esta estrategia ya que si pensamos que va a caer para poder comprar con descuento, seguramente las reinversiones de dividendos también se podrían hacer a mejor precio.  

En el caso de la estrategia de venta, suponemos que tenemos unas plusvalías de 7.000€ sobre el precio de venta y que pagaremos impuestos del 21% (ese será el mínimo, incluso en el ejemplo pasamos al siguiente tramo y eso que contemos que no va a los rendimientos del trabajo). Lo que nos queda limpio de esa venta (15.530€) lo metemos en una cuenta al 1% (no está mal si pensamos que es una cuenta con liquidez inmediata) mientras esperamos mejores oportunidades, por lo que cada año tendremos un poquito más.

Para comparar ambas opciones utilizo el número de acciones que tendría en cartera la opción de mantener y reinvertir con el precio al que tendrían que caer las acciones en el caso de haber vendido para poder recuperar el mismo número de acciones que tendría reinvirtiendo.

Como podemos ver, conforme pasa el tiempo es más exigente el precio al que debe caer la acción para la opción que vende en la subida, ya que la cartera “invertida” se van generando rendimientos y la bola de nieve crece.

¿Es posible aumentar la eficiencia del sistema vendiendo en las subidas y comprando más abajo? Por supuesto, si vendemos en 68€ pensando que vamos a tener un recorte hasta final de año por ejemplo y la acción cae hasta los mínimos de Agosto (entorno a 59,5€) habremos conseguido mejorar la eficiencia ya que habremos podido comprar 261 acciones, un 4,4% más que la estrategia de mantener que tiene en ese tiempo 250.

¿Es fácil acertar de forma consistente en la mejora de la estrategia? Pues aquí depende de la habilidad de cada uno, pero para mi NO, claramente yo no sería capaz de acertar vender en el máximo y comprar en el mínimo para sacar un 4,4% extra, por eso no lo hago y por eso la estrategia que propongo para “casi todos los públicos” no lo incluye. Por supuesto estoy seguro que hay gente capaz y que lo hace de forma constante, a ellos si les compensa.

Seguro que existen formas de mejorar la rentabilidad y de optimizar ambos casos, yo he tratado de presentar un ejemplo sencillo, cada uno puede retocar los números a su gusto, pero esto es lo que yo entiendo que hay que hacer antes de una operación de este tipo, estudiarla y decidir en función de donde ve él la caída y la rentabilidad extra que podría sacar, si le compensa el riesgo.

Ya puedes descargar gratis el manual de Inversión en Dividendos, este método de inversión nos proporciona un medio para conseguir la independencia financiera que cambiará nuestra vida.
 
Si estás interesado en la inversión a largo plazo y las rentas por dividendos el libro «La Independencia Financiera» te puede servir de guía. 
 
  1. #1

    David Snchz

    Hay que tener claro que la bolsa es el activo más rentable a largo plazo y con una buena gestión pasiva se pueden conseguir rentabilidades bastante decentes a largo plazo, si intentamos ser más listos que el mercado es cuando perdemos.

    Un saludo!

  2. #2

    Conanbab

    En la actualidad desde luego lo es,el comprar y mantener simplemente proporciona una buena tasa de rentabilidad,la media del 8% quizás en un futuro.El problema es la inflación y las expectativas futuras,por ejemplo en el siglo diecinueve el nyse tuvo un retorno anual del 0,8% anual,eso si el volumen y número de acciones no es comparable.
    Bye.

Autor del blog

Envía tu consulta
Invertir en Dividendos

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar