Alternativas frente al problema ambiental

8


Rafael Isàs R.

¿Cuàles son las actitudes de la gente frente a los grandes problemas ambientales y a una perspectiva futura en verdad escalofriante?
 

Estas son las actitudes tìpicas:

- Resignaciòn:... "Ya no tiene remedio, todo està perdido".
- Providencia divina: ... "Està en las manos de Dios".
- Negaciòn: ... "No es tan grave como dicen".
- Paràlisis:... "El problema nos ha rebasado".
- Dejadez: ... "Todo se solucionarà a su debido tiempo".
- Individualismo: ... "Ese no es mi problema, le toca a otros resolverlo".
- Involucramiento: ... "Busquemos soluciones y actùemos".

De alguna manera, todos nos involucramos en cierto grado, y podrìamos tomar referencia a aquella frase escrita por Albert Camus en su obra "El mito de Sìsifo":  "La lucha misma hacia las alturas es suficiente para llenar el corazòn del hombre". Es la entrega hacia un fin la que importa y que le da significado al esfuerzo.

La actitud del involucramiento es la que nos otorga la mayor esperanza en estas horas decisivas de la humanidad, pero hay muchos caminos que se pueden tomar y no todos son iguales, ni todos prometen ser exitosos.

Paul Raskin, en su obra "The Great Transition" señala diversos escenarios alternativos para el futuro:

1. Un mundo de enclaves fortificados. Representa una soluciòn nada atractiva que implica un quiebre social, donde los estratos màs pudientes se refugian en fortalezas cercadas aislàndose de las demàs clases menos privilegiadas. Desgraciadamente, ya logramos apreciar varias manifestaciones de este tipo de soluciones directamente enfocadas al tema de la seguridad. Conlleva el gradual avance del autoritarismo, que puede agudizarse si las condiciones sociales y ambientales se deterioran aùn màs.

2. El mundo del mercado. Los apóstoles del mercado tienen fe ciega en la capacidad de los mercados y de la competencia para corregir autónomamente desequilibrios. Tienden a considerar al mundo natural sin fronteras, por lo tanto, incapaz para implantar restricciones a la acción humana. Son optimistas en cuanto que la economía tiene la habilidad para innovar y desarrollar tecnologías cada vez màs eficientes y limpias, lo que llevarìa a tener los problemas ambientales bajo control. Son fervientes creyentes del crecimiento económico.

3. El mundo de las reformas. Este camino enfatiza que una coordinaciòn efectiva entre gobiernos, científicos, organizaciones civiles y comunidades locales pueden hacer frente a los problemas y a encontrar soluciones. Sòlidas instituciones, leyes y políticas aplicadas a corregir deficiencias del mercado harían posible el cambio deseable.
 
4. El nuevo mundo sustentable. Esta visión global, que recién surge,  busca proteger comunidades naturales y humanas a través de cambios profundos en valores, estilos de vida y comportamiento humano. Se aleja de la concepción vigente del consumo material sin lìmites y se dirige hacia concretar conexiones estrechas a nivel comunitario y personal, la solidaridad social y una fuerte simbiosis con la naturaleza. Al crecimiento económico no se le percibe como algo indispensable y a las fuerzas del mercado se les asigna un papel ùtil, entre muchas otras herramientas disponibles.
 
5. El mundo social verde. Esta visión antepone lograr modificar el balance de  poder dentro de las sociedades, asì como modificar la inequidad en el acceso y distribución de los recursos. Se enfatizan los contextos políticos y sociales desde donde las decisiones clave son tomadas, por lo que se favorecen políticas de redistribución. Muchos partidarios de esta visiòn persiguen la descentralización y fuerte protección a las economías locales. Cuestionan la imparcialidad y habilidad de los gobiernos  centrales para poder guiar una cruzada hacia el comportamiento responsable.
 
Hasta ahora es el mundo de los mercados quien domina los diferentes niveles de poder a la hora de tomar decisiones, aunque suelen dar ciertas concesiones al mundo de los reformistas, pero la efectividad de estos caminos no ha sido exitosa, y sì en cambio ha puesto barreras a otras ideas que buscan transformaciones màs profundas.
 
Como puede percibirse en el estado actual que guarda el planeta, a través de múltiples indicadores que se utilizan, nuevos caminos necesitan ser implantados. Las soluciones que proponen el mundo sustentable y el social verdefocalizan positivamente una visión innovadora para enfrentar el grave dilema ambiental. A fin de cuentas, para lograr cosas diferentes se necesitan recorrer caminos diferentes.
 
El gran reto de nuestra civilización es llevar a cabo la transición de un período de devastación a otro período donde la humanidad coexista de manera armònica con nuestro planeta. Tal vez esa sea la herencia màs valiosa que podamos dejar a las futuras generaciones.

__________________________
Bibliografìa consultada
 
   -   The Bridge at the Edge of the World; Speth, James Gustave.Yale University Press, 2008
   -   The Great Transition; Raskin, Paul. Boston: Stockholm Environment Institute, 2002. 
  1. en respuesta a Ramon13
    -
    #8
    28/02/11 05:55

    Raskin es de esos autores visionarios que hay que leer con mucha atenciòn. Igualmente, pondrìa en ese tenor a David Korten que ha escrito un libro trascendente (Agenda for a new economy).

    Los que no entienden que requerimos realizar una ràpida transiciòn seràn los primeros testigos del derrumbe de la civilizaciòn. Y no exagero ni un àpice.

    Sal-u2

  2. #7
    25/02/11 12:43

    La gran transcion,de Paul Raskin
    Me lei sus enfoques, y me abrieron nuevas visiones.
    El libro empieza por:
    -describir los tiempos actuales como los del despegue de la transición hacia lo que se ha definido como la “fase planetaria” de la historia humana.

    Un nuevo paradigma de sostenibilidad debería desafiar tanto la viabilidad como la deseabilidad de los valores convencionales, las estructuras económicas y los ordenamientos sociales. Debería ofrecer una visión positiva de una forma civilizada de globalización para la toda familia humana.

    ..Los tres aspectos críticos e interactuantes en cada etapa son la forma de organización social, el carácter del sistema económico y la capacidad de comunicación.

    La gran transición: la promesa y la atracción del futuro

    http://www.world-governance.org/IMG/pdf_Great_TransitionsSPANISH.pdf

  3. en respuesta a Edux69
    -
    #6
    30/01/11 23:44

    No es para tanto, pero se te agradece.

    sal-u2

  4. en respuesta a Rafael isas
    -
    #5
    30/01/11 21:19

    ¡Qué grande eres Rafael!

  5. en respuesta a Edux69
    -
    #4
    30/01/11 21:00

    Es el momento de que las disciplinas se entrecrucen, pues a fin de cuentas todo està interrelacionado. No se puede estudiar a la realidad por "partecitas". Polìtica, economìa, sociedad y medio ambiente, forman un todo indivisible.

    Me parece interesante y loable combinar los estudios jurìdicos con visitas a todos esos lugares mencionados. Diversidad es riqueza.

    Sì, rescatar a los grandes genios, pero tambièn despertar al que tenemos por dentro. Se trata de una movilizaciòn de conciencias.

  6. #3
    30/01/11 01:10

    Creo que hay que rescatar a los grandes genios de su letargo, yo por mi parte ahora debo centrarme en acabar mis estudios de derecho y luego haré unos viajes a China, reservas de los Sioux, y a Francia. Aparte de querer ser un buen jurista, quiero saber todo lo posible sobre medicina y remedios naturales.

    Creo que tengo que empezar por Nikola Tesla y René Quinton, y ví hace poco un documental en la 2 sobre energía marina basada en la temperatura del agua a 4º. No sé pero creo que esto puede ser un buen principio.

  7. #2
    25/01/11 18:34

    Para muchas compañìas con visiòn, la transformaciòn de sus operaciones la apuntan en planes de 20-25 años, y ya nos podemos imaginar cuàl serìa el proceso en el caso de comunidades y de naciones.

    El desafìo està ahì para nuestra generaciòn. O seguimos como hasta ahora (business as usual), o pasamos a la historia como un actores de una època con responsabilidad social.

    El punto es que no hay nadie ahora que represente los intereses de las generaciones venideras y que hable por ellas, excepto los ciudadanos del mundo que tenemos vocaciòn humanista.

    Està en nosotros decidir. La civilizaciòn està en riesgo de un colpaso y no es una exageraciòn. Si somos pesimistas de partida, creo entonces que ya estamos perdidos.

  8. #1
    25/01/11 08:28

    BUFF...rafael...si para algunos el largo plazo es 11 0 15 años...imaginate lo que les puede importar la mierda que dejan a sus hijos...salud..

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar