En términos bursátiles también denominado rebote del gato muerto. Cuando una economía está en caída libre, con datos macroeconómicos nefastos y microeconómicos de un calado excepcional y se ve una mejoría o recuperación que no es sino dentro de su senda bajista.
Deflación potencial, crecimiento negativo del P.I.B., desempleo creciendo a tasas pocas veces vistas. Dará paso a estabilizaciones de la economía, en todo pico pronunciado hay valles que den tregua a una bajada sin precedentes.
Las bolsas están en recuperaciones, increíblemente continuadas, más por los datos macro conocidos. Bernanque y Obama, o lo que es lo mismo el perro con la correa del amo, dan señales de alegría a unos mercados, que necesitan más que nunca buenas noticias, ya que desgasta al más sabio y experimentado.
Incluso en las economía mas deprimidas, existen momentos de recuperación. Hasta el enfermo con un cáncer Terminal tiene mejorías en su camino hacia la muerte.
Toda la mejoría la basan en el retorno de la confianza. La confianza es en términos mundanos es frágil como el cristal, delicado como el terciopelo y doloroso como un herpes en todo el cuerpo.

La confianza se establece cuando le prestas a un amigo dinero a expensas de su devolución, pasan los años y no cumple. Pero seguro que aunque te lo devuelva no le prestará más, amen que quieras perder el amigo.

Respecto a la confianza tengo mucho que contar y que argumentar, paso a detallar un dinero que fié a un conocido (antes amigo), “rechacé el dicho que a los amigos y a la familia mejor no fiarle”.
Anda que al final me corté con la copa. La confianza en cuanto se pierde es como el dolor provocado por una traición, que se perdona, pero no se olvida.
El júbilo de Obama, está basado en que las entidades nuevamente están prestando, inyectando, insuflado, y retornado el dinero que previamente habían drenado del sistema al fondo del BCE del “por si acaso”. Por si acaso quiebra, me hace falta o lo necesito.
Para nada eso significa recuperación, eso si hay que considerar que es un paso de gigantes. El echo de que yo preste a mi amigo nuevamente, no significa que los problemas con él se hayan solucionado. Por que se inicia nuevamente el triángulo, confianza-préstamo-devolución.
Entonces si falla alguna de las tres patas el problema paraliza nuestra relación. Siempre tiene que devolver el dinero prestado. El semblante del interbancario está claro, parece que se vuelve a prestar, será por operaciones puntuales, o definitivas, el tiempo lo cura todo menos la confianza.
¿Será definitivo?, o el dinero depositado en el BCE, era necesario o lo han tenido que utilizar, eso si los 300.000 Millones de Dólares han volado. ¿Al final lo devolverán?.
Esa última pregunta es clave, podrán devolver los préstamos las entidades, o tendrán problemas, por que un día de retraso y la confianza por los aires. Mientras escribía estas líneas me vino al recuerdo, un juego que hacía en mi pueblo de Galicia, que consistía en tirarme por una cuesta con una rueda, hasta que no llegamos al final de la pendiente es rodar y rodar y en el camino especular.
Saludos y que la confianza se apodere de nosotros.
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar