Ni que hablar tiene, que el comunismo ha fracasado estrepitosamente, aún quedan bocetos del fracaso el la piel de los cubanos y los chinos. La idea no era mala pero en la práctica falla, por que el hombre es muy egoísta.

El capitalismo está camino de ir al mismo hoyo, por que toda la economía está patas arriba y no tiene visos de recuperación. La globalización es como un todo sin nada, y si nos basamos en el plano político existe mucha crispación.



Una gran afirmación Aristotélica indica que " la felicidad es hacer el bien", luego igual la economía social tiene un hueco en nuestra tierra. ¿O acaso no se busca la felicidad?.

Miedo me da comentarlo, por que como afirma Mario Conde, en la presentación de su modelo de política social presentado en su discurso Doctor Honoris Causa. Le salió una úlcera de unos 4.000 Millones de las antiguas en una entidad que presidia, por tan grande idea, estuvo en la cárcel unos añitos y lo peor de todo no pudo disfrutar de su mujer. Luego la felicidad al garete.

Es que claro tener ideas contrarias a las actuales, te pueden causar problemas de herejía. Además siendo popular y tener la idea de ser en unos añitos político. Provoca mayores dolores de cabeza a la competencia, así como te pueden limpiar el forro (claro en sentido figurado).

Grandes empresarios de una reputación admirable, han pasado hacia esta tendencia de economía social, Bill Gates, Bono, así como un montón de grandes empresarios ven un filón en esta tendencia.



Películas que quieren salvar el mundo triunfan, igual dejando pensar al ciudadano y dejándole tomar todas o parte de las decisiones. No es tan político pero es lo que el hombre de a pie busca.

Déjeme pensar y podremos solucionar los problemas del día a día sin tomar la decisión, sino que la tome todo el pueblo...... parece que tiene color esta afirmación. Ahora es momento de darle forma.
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar