Con las afirmaciones de Krugman, del sistema financiero. Se abren nuevamente los debates del papel del Banco de España y de toda la regulación bancaría, sin ir más lejos, Quintas comenta la necesidad de reforzar la solvencia de las Cajas, para evitar quiebras.
Entonces aparece ahí la teoría de los vasos comunicantes: ¿Estaría mejor la banca en general, en caso de no cometer los excesos inmobiliarios?.
La respuesta claramente es que sí pero seguirían habiendo problemas de liquidez , como está pasando ahora. Ya que desde la globalización de los mercados, se inició un camino sin retorno hacia sistemas financieros globales.
La teoría indica que las entidades financieras se basan en este principio que paso a resumir:
Supongamos que el dinero de las entidades es agua destilada, y que de ella se nutre para seguir dando prestamos en el mercado. Si solo dependiéramos del dinero de España no habría problema con poner el agua destilada sería suficiente, el tema es que además de agua de España, para seguir prestando dependemos de diferentes fuentes internacionales de agua.
Con el pinchazo inmobiliario, de agua destilada pasamos a agua menos pura. Si bien los vasos se comunicaban con colocaciones mayoristas, en otros países y el agua escasea. Para resumir lo denominábamos confianza. Pero realmente y a los echos me remito el sistema financiero mundial estaba al borde del colapso.
Luego con el agua adulterada, sin confianza y sin un duro bajo las faldas. Estábamos en una situación muy dura y que seguirá en los próximos meses.
El agua es un bien escaso, y los vencimientos de deuda, siguen siendo el caballo de Troya del sistema. Entonces se buscó una solución para sanear nuestra agua compramos pastillitas potabilizadoras (que son los avales del estado).
A mayores para ir depurando el agua, lo que podemos hacer en un futuro es construir plantas potabilizadoras, que son las entidades que en un futuro comprarán los activos tóxicos.
Que fluya el agua limpia es una utopía, en los tiempos que corren, las fusiones, ampliaciones de capital darán lugar a vasos más grandes y con aguas más limpias, pero con necesidades de entrada de agua más importante, para atender al servicio de la deuda. Añadido que para seguir prestando necesitaremos mayores endeudamientos y posibilidad de morosidad mayor.
Mientras no se abran nuevamente los mercados mayoristas, nadie comprará la deuda de las entidades financieras, luego a ver como se solventarán los vencimientos de la deuda, cuando se agoten los avales del estado. ¿como se refinanciará la deuda, con el aval del estado, en su vencimiento?.
Las entidades financieras tienen un papel fundamental en las economías, es básico que sigan adelante. Luego se le apoyará sin reparos por los estados. Pero ojo que siempre hay un líquido que no se llene de materia extraña, y que el agua siempre mantenga los niveles. Por que hay tantos fondos en un tanque como compromisos en otro, que la confianza suplante el servicio a la deuda. Ya que sino el estado va a pasar de una calificación de AA+, a BB+ que es lo mismo que un bono basura.
Animo y que los vasos mantengan sus niveles.
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar