2
Este contenido tiene más de 12 años


En los principales futuros europeos se puede distinguir que el movimiento alcista se he desarrollado dentro de un claro canal. Los canales se forman trazando una línea paralela a la línea de tendencia. A esa línea paralela se le llama línea de canal. Si los precios tienden a moverse dentro de esas líneas, la operativa es sencilla; las reglas son las mismas que las de los soportes y resistencias, puesto que no se trata de otra cosa.
  • Se compra en la parte baja que actúa como soporte y se vende en la parte alta que actúa como resistencia.
  • Cuantos más veces se toquen las líneas de soporte o resistencia del canal, más fuerte son.
  • Cuanto más tiempo permanezca el precio dentro del canal, más fuerte son los soportes o resistencias del mismo.
  • Cuanto mayor es la altura del canal, mayor puede ser la relevancia de los soportes y resistencias del mismo.
Hay que observar lo siguiente:
  • La línea de canal es secundaria. La esencial es la línea de tendencia.
  • La ruptura de la línea de canal significa una aceleración de la tendencia.
  • Si no se alcanza la línea de canal, es una señal de debilidad en la tendencia.
  • Los canales tienen implicación de medida, de modo que si se superan o se pierden, se desplazarían en la medida del ancho del canal.
Es evidente que hay canales tanto alcistas como bajistas (e incluso laterales, como lo podrían ser los rangos o rectángulos de los que escribí ayer).
En el gráfico del futuro del Eurostoxx se pudo dibujar una figura de hombro-cabeza-hombro cuya proyección casi se ha cumplido. Ese casi, ese que no haya alcanzado plenamente el objetivo, podía indicar ya cierta debilidad en el corto plazo. Del mismo modo que la indica que no se haya alcanzado la parte alta del canal, y que tampoco se haya llegado a los máximos previos dejados en febrero.

En el gráfico del futuro del Dax sí que se ha alcanzado los máximos anteriores, máximos que venían a coincidir con el techo del canal. Esa confluencia ha generado un interesante movimiento a la baja y una jugosa operación de venta.

Tanto en el Dax como en el Eurostoxx se ha roto la directriz de aceleración (dibujada en rosa), y, de momento, se ha producido lo que podría ser un retroceso a la misma. Era difícil que rompieran la zona de soporte marcada en rosa a la primera. Ahora mismo podrían estar formando una especie de segundo hombro. Hay que vigilar, por tanto, los 4.570 puntos del Dax y los 2.160 del Eurostoxx. Si se rompen con claridad esos niveles y se ven precios sostenidos por debajo de los mismos, sería factible caer al objetivo señalado en las flechas. Desde ahí se podría retornar a esos 4.570 y 2.150, y quizá tratar de formar una gran figura de hombro-cabeza-hombro. Añadir que si se rompe la base de los canales, lo normal sería ver una aceleración de las caídas.

Una vez que se produzca la corrección, los niveles que se alcancen serán muy valiosos para determinar la fortaleza de los mercados y el desarrollo de un tercer impulso alcista.

  1. #2
    21/04/09 18:27

    Así ha sido: mínimo del día y vuelta a la zona de ruptura de 4470. En estos momentos en 4420, muy bien para los operadores intradiarios.
    Puede que se quede lateral. Luego tendrá que dedidirse, volver al entorno de 4500 ó romper con fuerza el 4400.

  2. #1
    21/04/09 15:51

    De momento, para una operación intradiaria habría buenos beneficios. Lo normal sería volver otra vez a la zona de ruptura. Entonces habrá que ver qué pasa, si se colocan de nuevo por encima de la ruptura o si desde ahí se pierden los mínimos del día.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar