Este contenido tiene alrededor de 12 años
Aunque este blog se enfoque al muy corto plazo y al intradía, no por ello se les deja de prestar atención a las señales que se pueden generar en el largo plazo, señales que en la mayoría de los casos se reconocen con más claridad y cuyo significado es siempre mayor. Hoy voy a fijarme en el par euro-libra esterlina, donde se han producido algunas señales de libro y que se encuentra en circunstancias que podrían acercarle a la subida libre. Hay que señalar que el par ha superado los máximos de los últimos 30 años, acaecidos en marzo de 1995 y que lleva todo el año 2009 cotizando por encima de los mismos.

En el gráfico mensual se puede observar un patrón de continuidad en forma de bandera, cuya implicación de medida se cumple fielmente. A partir de ese objetivo se realiza un perfecto retroceso a los máximos anteriores, que han actuado como perfecta zona de soporte. El apoyo se ha realizado además en pauta de lucero del alba que le confiere una garantía adicional.
Previamente, incluso se podría apreciar una especie de hombro-cabeza-hombro invertido entre los años 1997 y 2007, con un hombro derecho un tanto desfigurado, cuyo objetivo también habría sido alcanzado. Es la salida a esa formación la que precisamente da lugar al movimiento brusco y vertical que constituye el mástil de la bandera.
Como se ve, se observan señales varias de gran potencia, y una orientación inapelablemente alcista, pero ¿tanta como para que el euro supere el nivel de paridad? Mi sensación es que, a la vista de los distintos movimientos plasmados en el gráfico bien podría llevarle mucho tiempo, siendo lo más probable que acontezca un periodo de cierta lateralidad entre 0,84 y 1.
Por otra parte, nunca resulta fácil superar niveles tan emblemáticos, salvo que concurran otro tipo de factores que pudieran colocarle en circunstancias de auténtica subida libre. Para ello, se tendrían que agravar los problemas económicos del Reino Unido y producirse nuevas quiebras bancarias y sucesivas devaluaciones.
Aquellos lectores interesados en estos otros aspectos de índole fundamental pueden leer la entrada de Marc Garrigasait, que comentaba hace poco en su blog que "la economía inglesa tiene unos problemas estructurales más graves incluso que los norteamericanos", y hacía alusión a su enorme deuda pública y privada.
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar