Retrocesos porcentuales y fuerza del movimiento

7
A todo avance le sigue un retroceso; a todo impulso le corresponde una reacción. Los mercados necesitan pausas y correcciones para seguir avanzando; de manera que a un fuerte movimiento en una dirección le suele suceder otro en la dirección contraria. Según la profundidad de la reacción o del retroceso, se podrán sacar unas u otras conclusiones de cara a tomar posiciones, prever el siguiente avance y analizar la fuerza del movimiento.

Según las diversas teorías, hay varios niveles a tener en cuenta, aunque todas coinciden en la importancia del retroceso del 50%. La teoría de Dow presta atención a los niveles de retroceso de 33%, 50% y 66%. La teoría de Fibonacci atiende principalmente a los niveles de 23,60%, 38,20%, 50% y 61,80. Gann establecía los niveles de corrección en octavos, destacando la importancia de los retrocesos de 3/8, 4/8 y 5/8, correspondientes al 38%, 50% y 62%, y otorgando también relevancia a 1/3 y 2/3, es decir, al 33 y al 66%.

A la vista lo anterior, conviene tener presente que los niveles de retroceso son zonas de referencia, no niveles exactos. Se debe atender, aparte del 50%, la zona de porcentajes que van de 33 a 40% y de 60 a 66%. Aquí se va a prestar atención a los niveles de Fibonacci por una razón muy simple: porque es el nivel que utilizan la mayoría de los operadores. Seguramente sea así porque viene configurado en cualquier programa de gráficos y es, por tanto, muy sencillo establecerlos. Permiten así mismo ver de manera muy visual las zonas susodichas de 33 a 40 y de 60 a 66%; es decir, un poco por encima o por debajo de las líneas trazadas en 38,2% y en el 61,8.

Como normas para calibrar la fuerza del movimiento en curso, se pueden establecer las siguientes:

  • Los retrocesos son una manera de engancharse a un movimiento ya iniciado.
  • El primer retroceso que se produce tras un movimiento fuerte es una señal clara de toma de posiciones a favor del movimiento.
  • Si el retroceso es en torno al 38,2%, se considera que el movimiento previo tiene bastante fuerza y se considera muy probable que se haga un máximo o un mínimo posterior, según el movimiento sea al alza o a la baja.
  • Si el retroceso es en torno al 61,8%, se considera que el movimiento previo tiene poca fuerza y se considera poco probable que se haga un máximo o un mínimo posterior, según el movimiento sea al alza o a la baja.
  • Si se pierde la zona en torno al 61,8% se considera probable una vuelta al origen del movimiento, y aumentan las probabilidades de un cambio en la dirección del movimiento en curso.
  • En el caso de un retroceso del 50% las opciones de hacer nuevos máximos o nuevos mínimos se hallan igualadas.

En el gráfico diario del futuro del Ibex 35 se pueden distinguir 3 impulsos desde el día 10 de marzo de 2009. En el primero se corrige en torno al 38,2%, revelando la fuerza del movimiento iniciado al alza y dando lugar a un máximo posterior. En ese segundo impulso la corrección va un poco más allá del nivel del 38,2% pero sin alcanzar el 50%; de manera que el movimiento sigue gozando de fuerza y genera otro máximo posterior. En el tercer impulso el tramo correctivo llega casi a niveles del 60%, mostrando una menor fuerza, y de momento no se ha revelado capaz de seguir subiendo y generar nuevos máximos.

En el gráfico semanal he marcado los niveles de retroceso porcentuales de todo el movimiento alcista iniciado en marzo: 8.800, 8.400 , 8.000 y 7.800, todas zonas claves y que coinciden con importantes referencias gráficas. No obstante, el nivel fundamental ahora mismo estaría en los 8.800, cuya pérdida supondría la confirmación de un doble techo en diario. Mientras la cotización se encuentre por encima, se puede seguir subiendo a la búsqueda de la zona de resistencias sita sobre los 9.800 puntos, y entonces habría que trazar nuevos niveles de retroceso.

El gráfico mensual refleja el dilema de los operadores, la disyuntiva entre apostar por un suelo o por nuevos mínimos. Si se trazan los parámetros desde octubre de 2002 se observa que la corrección ha ido más allá del 61,8% y se ha llegado a perder la directriz alcista, lo que podría suponer la búsqueda de la zona de soporte localizada sobre 5.250 puntos, origen del anterior movimiento. Es curioso señalar que el Ibex se ha ido a frenar prácticamente a la altura de ese 61,8% del movimiento alcista precedente, sobre la zona de 9.400.

A favor de ya haber visto mínimos constaría una pauta de giro en forma de estrella vespertina, y el hecho de que el precio vuelve a cotizar de modo por encima de la directriz alcista. El peligro de hacer nuevos mínimos quedaría en gran parte conjurado mientras el precio se sitúe por encima de esa directriz, y las probabilidades aumentarían si se alcanzara al menos la zona de precios de 11.360 puntos, equivalente al 50% de retroceso de toda la caída iniciada a finales de 2007.

No sería en modo alguno recomendable olvidar que el primer retroceso tras un movimiento fuerte es una señal clara de toma de posiciones, que es el punto en el que ahora se encuentran los índices; de manera que, cuando se disponga de una pauta de giro sobre uno de los niveles de retroceso y la misma se confirme, habría que aprovechar para vender con fuerza.
  1. #7
    28/05/09 13:46

    Hola TD, el uso que tú realizas sería más apropiado para ver las posibles proyecciones del movimiento. El que yo he propuesto es para calibrar la fuerza del movimiento en función del porcentaje que retroceda en dirección al inicio del movimiento.

    Para las proyecciones y objetivos también puedes probar a copiar los niveles de Fibonacci y a desplazarlos, verás que un punto te coincidirá con el 161,80 y te aportará además puntos de información adicional. También se puede utilizar a partir de los recuentos de Elliot.

    En cualquier caso, trabaja con lo que te funciones. No hay que ser muy dogmático, y si algo te funciona y te sientes a gusto con ello y tu experiencia es buena, sigue usándolo.

    Pero es importante, que siempre tengas bien gestionado el riesgo. Hay cosas que están mal planteadas y hacen ganar dinero durante cierto tiempo, hasta que empiezan a fallar y provocar pérdidas. Lo único que salva al operador de que sean abultadas, es su gestión del riesgo.

    No digo que sea tu caso, hablo en general. No es nada inusual ganar dinero operando de forma equivocada, pero ese dinero es efímero y suele provocar grandes pérdidas.

    Un saludo cordial, y que tengas éxito en los mercados.

  2. #6
    Anonimo
    28/05/09 11:03

    Hola Gallardo,

    Soy el anónimo primero, no utilizas de ninguna manera las extensiones del +161,8? Yo las empleo como objetivos del movimiento tras un retroceso, de manera que se confirmarían tambien como puntos de vuelta.

    Por eso ponerlo así, en un movimiento alcista el 0 en el minimo, el 100 en el máximo y el 161,8 como objetivo tras un retroceso y posible punto de parada. Aqui va un gráfico:

    http://i40.tinypic.com/2dsr2u8.gif

    Aprecio tus comentarios para seguir aprendiendo. Esto es algo que utilizo mucho, por favor me encantaría que lo comentaras. Gracias,

    TD.

  3. #5
    27/05/09 17:29

    En un movimiento al alza se coloca el punto 0 en el máximo alcanzado y el 100 en el mínimo origen del movimiento. En un movimiento a la baja, al revés. Lo puede ver en el gráfico mensual, de esa manera se puede apreciar cuánto retrocede el precio en dirección al origen del mismo.

    Tal como tú lo haces coinciden los niveles, el 50% tal cual, y el 0,38 y el 0,61 cambiados. Te valen como referencia y niveles de soporte y resistencia, pero no para valorar la fuerza del movimiento tendencial ni el del rebote posterior, que era el uso sobre el que versaba el artículo.

    Es evidente que no es lo mismo que en un rebote se retroceda el 38%, que revela mucha fuerza de la tendencia previa, que un 100% que anula el movimiento previo y muestra la gran fuerza de las posiciones contrarias.

    Lógicamente, cuanto menos retroceda, más fuerza tiene el movimiento. Y cuanta más fuerza tenga, más conveniente resulta apostar por él. De ahí que convenga saberlo y dibujarlo de esa manera.


    Anónimo 3, hablo de 3 impulsos como referencia para medir los retrocesos y la fuerza de esos impulsos y, por ende, la de todo el movimiento originado en marzo; no hago ningún recuento de ondas de Elliot, y el tercer impulso es sólo eso, un movimiento con un retroceso, no lo dibujo como una quinta onda.

    Saludos a los 4.

  4. #4
    Anonimo
    27/05/09 13:11

    CREO QUE ESTA EXPLICADO PERFECTAMENTE.
    GRACIAS, COMO SIEMPRE.
    ANCORDA

  5. #3
    Anonimo
    27/05/09 03:25

    El tercero no está siendo bien dibujado, cuando acabe el mercado será cuenta de que no estaba bien.

  6. #2
    Anonimo
    27/05/09 00:14

    Hola Anónimo (como yo) :)

    Lo hace igual que tú... sólo que en realidad tú miras ondas alcistas y su correspondiente correción (retroceso), y Gallardo lo que está viendo es la onda bajista desde máximos (16000), y la correción pertinente que es la subida actual.

    Dale la vuelta al gráfico y lo verás más claro :)

  7. #1
    Anonimo
    26/05/09 20:54

    Buenas Gallardo,

    Veo que los retrocesos de fibo los dibujas al contrario que yo, por ejemplo en una onda alcista yo pongo el 0 en el punto de inicio de la onda, el 100 en el maximo y vigilo ahí los mismos niveles que has comentado según va retrocediendo ahí el precio, 61,8% 50% y 38,2%, lo hago así porque la mayoría de los programas dibujan la extensión 161,8% de manera que mi objetivo queda claro en la gráfica.

    Puedes por favor comentarme porque lo haces tú de esta otra manera.

    Muchas gracias. Saludos,

    TD.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar