1
Este contenido tiene más de 9 años

Los mercados se acercan al final de lo que ha sido una semana bastante difícil. La moneda única ha tocado mínimos del año (frente al dólar) y los mercados no tienen más fe en la capacidad de los líderes de la eurozona para paliar la especulación en torno a una salida griega, donde las partes anti rescate conservan su ventaja en los sondeos de opinión electorales griegos. También hemos visto la capitulación de la moneda única, algo que hemos comentado anteriormente este mes el euro ha sido la moneda más débil en un período de fortaleza del dólar, en lugar de las más tradicionales de alta beta, como el dólar australiano. De igual modo, vale la pena mantener un ojo en el franco suizo después de la volatilidad de ayer (al menos en comparación con la actividad reciente), que se sustentó principalmente en - hasta ahora - los rumores negados de nuevas medidas para contener fortaleza de la moneda.

 

La realidad Ifo Alemán

Europa está, sin duda sufriendo de un caso grave de indigestión esta mañana después de las seis horas de cena anoche en Bruselas. Pero teniendo en cuenta los datos que han sido tragados por los mercados, tal vez no sea tan sorprendente. Además de la debilidad ya tradicional en las estimaciones preliminares del PMI de Alemania, Francia y la zona del euro en su conjunto, la última encuesta del instituto alemán Ifo ha registrado una fuerte caída de 109,9 a 106,9. Esta es la mayor caída mensual desde agosto del año pasado y sólo hemos visto cinco caídas superiores en los últimos seis años. La encuesta había estado desfasada con respecto a algunos de los otros indicadores de la economía no sólo con el PMI, por lo que las cifras de hoy están más en consonancia con las demás evidencias y también las lecturas reales de los últimos PIB.

A pesar de la fuerza vista en el comercio neto, en los detalles sobre el PIB de Alemania conocidos esta mañana, la percepción de que la economía alemana, de alguna manera, pueda permanecer inmune a los acontecimientos en el resto de Europa se ha debilitado en los últimos tiempos. Al mismo tiempo, Alemania está luchando contra los efectos progresivos de las tasas de interés muy bajas (más allá de los beneficios de la financiación inicial) sobre su economía, un impacto se está empezando a ver en las demandas salariales y en otros aspectos. La pregunta es hasta qué punto Alemania está dispuesta a tolerar esto por el bien común de la zona euro? Ha habido algunos signos de movimiento, pero no hay que subestimar la intransigencia que la presión de fuera de Alemania para tolerar una inflación pueda suponer.

 

Euro-capitulación

Con los políticos europeos carentes de ideas coherentes sobre cómo resolver el problema de la deuda soberana y la crisis bancaria, y con Grecia en el punto de ser forzada a salir de la zona del euro, no es de extrañar que cualquier persona con cualquier tipo de exposición a la moneda única está haciendo algo al respecto .

El debate de ayer en la cena íntima en Bruselas entre los líderes europeos, simplemente giró alrededor de la misma vieja política de callejón sin salida que, en esta última etapa en la crisis, hizo que toda la conversación fuera completamente superfluo. Por otra parte, altos funcionarios de los ministerios de finanzas de toda la zona del euro tuvieron una conferencia telefónica el lunes para discutir los arreglos de contingencia en caso de salida de Grecia de la moneda única. Para agregar a las tensiones latentes dentro de Europa, el Bundesbank arremetió contra cualquier sugerencia de que los términos del plan de rescate de Grecia deberían relajarse en modo alguno. Los malos datos de esta mañana del PMI de Alemania y Francia simplemente perpetúan la negatividad.

Claramente, la confianza en el euro, sus políticos y su estructura está debilitada. En el transcurso de este mes, todo tipo de gestores - ya se trate de fondos de pensiones, las instituciones, los fondos soberanos o de individuos de alto patrimonio neto, han estado tomando medidas evasivas a través de venta de euros, reduciendo aún más la exposición a los bonos del sur de Europa y comprando bonos de los países del norte u otros considerados como refugio (bonos gilts del Reino Unido, los bonos del Tesoro estadounidense, los suizos), reduciendo aún más la exposición a la renta variable europea del sur y moviendo los capitales desde  de bancos europeos del sur al norte de Europa o a Londres. Esta capitulación del euro probablemente todavía tenga muchos capítulos, aunque sólo sea porque si Grecia saliera del euro, es probable que los depositantes en el sur acelerarían sus esfuerzos para sacar los depósitos de los bancos locales.

Una interpretación de lo que está sucediendo es que la riqueza del sur de Europa está siendo rápidamente trasladada hacia climas más seguros, tales como Berlín, Londres y Nueva York. Por el momento, temiendo lo peor para Europa es probablemente la decisión correcta.

  1. #1
    25/05/12 13:11

    El día de hoy el euro ha caído a su nivel más bajo de los últimos 22 meses y el siguiente paso sería su nivel más bajo de los últimos 6 años, en el nivel 1,20.

    No obstante el comercio Alemán creció menos de lo esperado durante el mes anterior con el IFO de Alemania cayendo 3 puntos a 106´90.

    Un saludo

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar