La mala suerte del Aussie



Una vez más el último descenso en el dólar australiano está atrayendo más interés en el mercado de divisas esta mañana. Después de alcanzar un máximo de 1,0560 ayer y mirando a primera vista, la presión de venta ya ha sido implacable, y en los mercados asiáticos a final  de sesión el  AUD cayó a un mínimo de 1,0420. Ni siquiera un informe del  RBA ligeramente alentador sobre la estabilidad financiera Down Under ha proporcionado ninguna ayuda. También vale la pena destacar las continuas pérdidas del australiano frente a otras monedas principales: EUR / AUD ha subido a 1,53 a partir de febrero estando varias décadas bajo el nivel de 1.4556 y el EUR / AUD está cerca de 1,28. Las acciones asiáticas fueron más débiles de la noche, con el índice Shanghai Composite de nuevo a la cabeza, cayendo hasta un 2%. El pobre rendimiento en relación tanto de la moneda australiana y el mercado de valores chino no son ajenos - los inversores y traders comparten la sospecha de que China está experimentando algo bastante más turbulento que un suave  aterrizaje. Este  mes, aparte de la BRL, el australiano tiene el peor desempeño de las principales monedas. Curiosamente, es la libra que encabeza la clasificación de rendimiento - estos son días raros de verdad!


Los precios del petróleo son ahora el quebradero de cabeza mundial

La advertencia de la semana pasada de la Agencia Internacional de Energía (AIE) de que el costo creciente del petróleo representa ahora un mayor riesgo para el crecimiento global de la deuda soberana europea y la crisis bancaria no generó la publicidad que se merecía. El Brent ha subido un 17% este año a US $ 126 el barril, que en esencia coincide con el mñaximo alcanzado hace un año, a mediados de 2008, en el que  Brent se disparó a un récord de 146 USD.

Según la AIE, Europa es especialmente vulnerable a este pico más reciente en el precio del petróleo. Se espera que la importación de crudo sea de 520 bln de euros este año, lo que representa el 2,8% del PIB. El precio promedio del petróleo este año en Europa es probable que sea mayor de lo que fue en 2008 cuando los costos de energía fueron una carga importante en la economía. Además, los hogares europeos se espera que gasten el 11% de su renta disponible este año en la calefacción, la iluminación, la cocina y el transporte de personas, por encima del 9% en 2011.


En Asia, países como China, Japón y la India también están siendo gravemente afectados por el precio del petróleo. Japón necesita de la quema de petróleo mucho para generar electricidad en estos días, con 52 de las 54 centrales nucleares cerradas a raíz de la catástrofe de Fukushima. China ha cortado recientemente el precio de la gasolina y el gasóleo de manera significativa, que aplasta el poder adquisitivo de los hogares. Las importaciones de crudo alcanzaron un récord el mes pasado, un 18,5% interanual. En la India, el creciente costo del combustible vuelve a complicar la tarea de la política monetaria del RBI, porque la inflación está subiendo una vez más.

El reconociendo de que los precios del petróleo en estos niveles elevados representa un grave riesgo económico y financiero, hace que  los principales jugadores estén respondiendo. Arabia Saudi se comprometió a aumentar la producción si es necesario, y ha descrito el precio actual del petróleo como excesivo, dadas las importantes existencias de petróleo y la debilidad de la demanda mundial. El mayor productor del mundo está bombeando casi 10 millones de barriles de oro negro por día, el más alto en décadas. En los EE.UU., el presidente Obama empieza por lo menos a pensar en la liberación de petróleo de las reservas estratégicas, y de repente están muy interesados en la ampliación de la infraestructura petrolera de EE.UU.

Está claro que hay una prima en los precios del petróleo de tal vez 15 a 20 USD, debido a las tensiones y las sanciones impuestas a Irán. Dicho esto, incluso si esta prima se ha retirado (lo cual parece muy poco probable en el corto plazo), el precio del petróleo seguiría siendo muy elevado y por lo tanto, representa una carga para el crecimiento global.

 

Oscuros días venideros para los holandeses

O bien: "Haz lo que yo digo, no lo que yo  hago"

Hace apenas seis meses, el primer ministro holandés Rutte, y el ministro de Finanzas de Jager se defienden de la necesidad de la exclusión de la zona del euro de los soberanos que se mofaban de las normas fiscales de Europa. Además, sostuvieron que los que sistemáticamente violan dichas normas deben enfrentar sanciones más duras y la posibilidad de perder algo de autonomía sobre la política fiscal, y que un comisionado independiente de la disciplina presupuestaria se establezca para este fin.

Por desgracia para el gobierno holandés, ahora resulta que ellos mismos son uno de los infractores fiscales. Según la Oficina Holandesa para Análisis de Política Económica, el déficit presupuestario en Holanda podría aumentar hasta el 4,6% del PIB este año, muy por encima del objetivo del 3% recogido en el nuevo pacto fiscal. Con el fin de reducir el déficit, el gobierno de Rutte tendrá que hacer recortes de más 9bln de eur (1,5% del PIB) en momentos en que la economía ya está en recesión. Algunos miembros del gobierno ya están rebelando en contra de esta idea, como el líder del Partido de la Libertad, Geert Wilders Gert. De hecho, Wilders ha comenzado una campaña para celebrar un referéndum sobre la adhesión de Holanda de la moneda única. Como tal, no es ninguna sorpresa ver a los diferenciales de los bonos holandeses ampliarse vs Federaciones en el último par de meses.

El mercado de bonos está empezando a pensar que la calificación AAA de Holanda ya no está justificada. Por lo tanto, un rendimiento más bajo no sería especialmente sorprendente.
 

El won se tambalea

El won coreano ha sido uno de los destacados en la sesión overnight, ganando más de 0,5% contra el dólar hasta 1134, justo después de USD/KRW tocara ayer un máximo de dos meses en 1141. Sin embargo, los comentarios de Bernanke no han mejorado el apetito por el riesgo; el won se apoya en un nuevo aumento de los datos de confianza de los consumidores. La confianza mostró un segundo incremento mensual consecutivo después de la ralentización vista a finales del pasado y a principios de este año.

Corea del Sur, más que la mayoría, se ha posicionado como uno de los principales beneficiarios del crecimiento en el área de Asia (excluido Japón), por lo que es, sin duda, más vulnerable a una posible desaceleración de la demanda en China. Entre 2006 y 2011, las exportaciones de esta zona aumentaron casi unos 40% en términos reales, comparadas con el 23% de las exportaciones de Japón con el resto de Asia. Por otra parte, las exportaciones totales de Corea del Sur representan ahora más del 50% del PIB, frente al 42% en 2007. Como tal, las renovadas preocupaciones sobre la desaceleración de China a principios de la semana pasada, han afectado al won coreano que ha sido una de las divisas  más afectadas durante la semana pasada. Esto también se explica por la sensibilidad del won a las buenas noticias en el frente interno, que, al menos, en cierta medida, reduce los temores a una desaceleración más sostenida. El crecimiento en el último trimestre del año pasado fue el más bajo desde hace dos años, mientras que la inflación se ha desplazado hacia el objetivo del 3% (de un máximo de 4,7% el año pasado), pero se presume que alcance un 3,2% en los datos de marzo de la próxima semana.


La depreciación del won de casi el 50% frente al yen desde mediados de 2007 y finales de 2008, una depreciación que no ha revertido desde entonces, ha servido para asegurar la posición competitiva de Corea del Sur en la región de Asia. Los temores de que un menor ritmo de crecimiento en China amenacen ésta son válidos hasta cierto punto, pero en general los logros alcanzados y la capacidad del país para hacer frente a la tercera divisa más volátil le sitúan en una buena posición. 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar