Alemania debe repensar la situación

La posición de Alemania en el aumento de la capacidad de rescate de la zona del euro se está convirtiendo en otra colección de contradicciones que a menudo lleva a su enfoque hacia la gestión de la crisis. Esto se hace aún más pertinente después de que el rechazo (no ha sido inesperado) por los ministros de Finanzas del G20 y los jefes de los bancos centrales, durante  el fin de semana acerca de las demandas que para ayudar a la zona del euro. Hay dos líneas de pensamiento acerca del aumento. Algunos lo ven como proporcionar un respaldo más creíble para impedir el contagio a otros países, sobre todo si Grecia necesita más apoyo u otra reestructuración (forzada). Otros consideran que la construcción de un firewall hará que a la vez se tiente a los mercados para probarlo, además de que también se reduzca el incentivo para que los países periféricos lleven a cabo las reformas necesarias y medidas de austeridad fiscal necesarias para asegurarse de que, o bien se mantienen acceso a los mercados (Italia y España) o el cumplimiento de con los actuales programas de préstamo (Portugal e Irlanda).

En nuestra opinión, sin embargo, este período de disminución de rendimientos de los bonos periféricos (España e Italia) ofrece la mejor oportunidad para impulsar los vehículos de rescate, porque si esperáramos a la próxima crisis (y sus riesgos) poco se podría hacer o ya sería demasiado tarde. Además, la posición del BCE como acreedor privilegiado de deuda periférica hace que su compra de bonos del programa sea menos eficaz para mantener bajos los rendimientos, debido a que a mayor incremento del BCE (en proporción a la del sector privado), mayor es el riesgo que los titulares restantes del sector privado sean apaleados en cualquier eventual reestructuración (a pesar de las garantías). El mejor resultado de la cumbre de esta semana de los líderes de la UE sería un ablandamiento de la postura de Alemania y la elaboración de una hoja de ruta para la fusión de la EFSF (aproximadamente EUR 250bln restante) en el mecanismo permanente de estabilidad europea (500bln euros de capacidad). Por supuesto, esto no sería suficiente para respaldar a España e Italia, pero sería un paso en la dirección correcta y sería forzado por los mercados.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar