1

 

 El lunes vimos tantos factores afectando a la moneda única que se hacía difícil analizar la situación. Para los bajistas en euros, fue la revelación de la financiación del BCE a los bancos italianos, que llegó a 210bln de euros (desde 57bn en Noviembre), la noticia de que la producción industrial se desplomó en Grecia un 8% interanual en noviembre, algunas especulaciones de que el BCE recortará los tipos en 25 puntos básicos el jueves y el anuncio de que los traders están dispuestos a pagar al gobierno alemán  sus propias letras del Tesoro. Para los alcistas, los signos de que el pacto fiscal comienza a funcionar después de reprender  la UE a Bélgica ha sido útil, al igual que las últimas cifras sobre las exportaciones alemanas (un 2,5% en noviembre) y las exportaciones francesas. Algunos fondos de cobertura ayudaron a los alcistas antes de la reunión más reciente “Merkozy”. Técnicamente, el euro se ve muy sobrevendido y después de caer a 1,2666 ayer, un mínimo de 17 meses, el euro ha ido escalando el muro de sus lamentaciones y actualmente se encuentra encaramado no muy por debajo de 1,28. En este momento, la visión de la inmensa mayoría de los participantes del mercado es que el euro va a bajar más. De igual modo, podríamos ver un alza sorpresa del euro en un primer momento.

Problemas frescos en la libra. Con la atención en gran medida ceñida al  euro en los últimos meses, la libra ha estado bajo el radar también desde hace algún tiempo. Ya que en silencio ha alcanzado un nuevo máximo de 16 meses en contra de la moneda única ayer, además de  que ha atraído a capitales del continente y la propiedad de los inversores de Londres están dispuestos a reducir la exposición al euro con no pocos problemas, y a veces incluso se ha hablado de una caja fuerte que sirva como refugio. A pesar de la  terrible situación fiscal del país, en el Reino Unido el rendimiento de sus bonos a 10YR  es ahora del 2,0%. La libra ha devuelto algunas de sus recientes ganancias contra el euro ayer, que no es sorprendente dada la cantidad de noticias negativas. Según Visa, el gasto de los consumidores del Reino Unido cayó 1,0% intermensual en diciembre, y en un 0,8% interanual. Deloitte informó que hubo un aumento del 11% en el número de minoristas que entraron en la administración el año pasado, con un aumento más que probable en el actual trimestre, después de que las condiciones de negociación hayan sido muy difíciles en los meses finales del año pasado. Los consumidores del Reino Unido siguen manteniendo sus carteras  cerradas completamente. Sin embargo, el hecho más preocupante para la moneda fue ayer un informe en el Financial Times sugiriendo que el primer ministro podría sopesar  la idea de aumentar la contribución del Reino Unido al FMI (que finalmente se destinarán a salvar a Europa). Según el artículo, la cuestión de las mayores contribuciones al  FMI es probable que surjan en la reunión del G-20. El Reino Unido ya ha declarado durante condiciones antes de comprometer fondos adicionales para el FMI como parte del compromiso de la UE el mes pasado para enviar 150 millones de euros a Washington. Los euroescépticos en el Partido Conservador se horrorizaron sobre ese dinero extra que se exige en un momento en el país está tratando desesperadamente de poner remedio a las finanzas del Estado. Si hay algún indicio de que el Primer Ministro está dispuesto a escribir un cheque mayor  para el FMI, entonces definitivamente le hará daño a la moneda. Es muy sencillo, cuanto mayor sea el control, más grande es el daño para la libra.

El Gobernador del SNB dimite. A pesar de haber sido liberado de culpa, Hildebrand presentó su dimisión ayer en respuesta a las críticas por las actividades de su mujer. El franco suizo inicialmente subió con las noticias, EUR/CHF ahora cerca de 1.21 y el Swissie cayendo por debajo de 0.95. Una cuestión crítica tanto para inversores como para Traders es ver si la renuncia de Hildebrand impactará en la determinación del SNB de fijar un techo en el 1.20 EUR/CHF. Afortunadamente el SNB dispone de un número de oficiales senior bien preparados para suplir la pérdida. Por tanto entendemos poco probable un cambio en la política derivado de la renuncia de Hildebrand.

  1. #2
    10/01/12 12:55

    He leído en internet que la política monetaria del BNS no va a cambiar pero no me lo creo del todo. Hildebrand tenía muchos problemas con Cristop Blocher, es decir, con el presidente de extrema derecha y éste ha sido el que ha sacado toda esta información. De hecho, una persona del banco violo el secreto bancario suizo y saco la información del banco sobre la compra de los 500.000 dólares. El empleado del banco le dio la información a Cristop Blocher y luego éste saco a la luz para forzar la dimisión de Hildebrand.

    Cristop Blocher es presidente de UDC y fue el partido más votado en las últimas elecciones. También he leído en internet que este político esta a favor de hacer un referéndum para restablecer el patrón oro en Suiza. Creo que entre Cristop Blocher y Hildebrand tenían diferentes puntos de vista sobre la política monetaria del Banco central de Suiza y aunque no estoy seguro del todo me da que Blocher esta en contra de establecer un suelo al cruce de EURCHF

    Comento todo esto por que tengo posiciones largas compradas en el 1,2145 EURCHF y me da miedo que la política monetaria del BNS cambie, bajando el suelo por debajo del 1,20 EURCHF. ¿Crees que bajarán el suelo del 1,20 EURCHF?

    Saludos

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar