Trucos para ahorrar dinero público

8

Todos sabemos que Zapatero es uno de esos tipos que, a pesar de la dificultad del hecho en sí, miente mas que habla. Hace poco se paseó por Europa prometiendo rebajar el déficit público para luego volver a España y anunciar en el Congreso justo lo contrario. Cosas de políticos, no le demos más importancia. Aunque sí deberíamos recordar nuestra obligación de bajar dicho déficit al 3%. Para ello, propongo varias medidas:

1. Suprimir la asignación millonaria a la Monarquía. Vale que el Rey nos parezca un tipo majo y más aún cuando se trata de poner orden, pero de ahí a tener que pagarle sus viajes a la final de la Champions League hay un trecho.

2. Suprimir la asignación millonaria la Iglesia. Que levante la mano el que no haya puesto el grito en el cielo al comprobar en su borrador del IRPF que le debe dinero a los curas.

3. Controlar la corrupción y el mangoneo que rodea al PER y, en general, a todas las subvenciones. Del desempleo y el "apúntame unos días" en Andalucía ya ni hablamos.

4. Combatir la economía sumergida, que representa el 20% del PIB. Podríamos llamar a Ramoncín y su tropa de la SGAE para que nos echaran una mano.

5. Reducir el funcionariado. Es insostenible que un 20% de los currantes españoles sean funcionarios (¡3 millones!). Y digo yo, ¿para qué? En el colegio donde yo trabajo (privado) somos 14 profesores para 300 alumnos y ninguno sufrimos ansiedad. En el instituto (público) tres calles mas abajo trabajan 63 profesores y no llegan a 800 alumnos. A hacer matemáticas.

6. Moderar la corrupción política. Y digo moderar porque combatirla es imposible. Aquí sí que haría falta un cirujano con mano de hierro que pusiese contra las cuerdas a esta panda sinvergüenzas.

7. Subirle los impuestos a las SICAV. Ya está bien de tocarle los huevos al españolito con subidas de IVA y putear al empresario con uno de los impuestos de sociedades más altos de Europa. Y mientras tanto unos pocos paseándose en yates con putas y tirando botellas de champán de 3000 euros a la piscina.

Y solo cuando comprobemos que todas estas medidas son insuficientes (cosa que dudo) deberíamos plantearnos aumentar la edad de jubilación a los 67, abaratar el despido, reducir salarios, aumentar impuestos y, en general, darnos motivos para emigrar a otro país.
  1. #1
    Anonimo
    22/05/10 11:48

    spain is different, pero no distinta, la corrupción es humana, hay que controlar el dinero de todos, y ni en china se libran de la corrupción

  2. #2
    Anonimo
    15/02/10 21:30

    Mi vecino no para de decir que la solución de España pasa porque nos caiga "algo nuclear". Un crack el tío.

  3. #3
    Anonimo
    15/02/10 17:55

    Y en caso de que se pongan chulos que el magnífico invento del DR. Guillotine hable.

  4. #4
    Anonimo
    15/02/10 16:10

    Es imposible acabar con la corrupción política. Estamos hablando de una red que nace en los ay-untamientos y se extiende a través de empresas y medios de comunicación. ¿Qué se puede hacer ante este percal?

  5. #5
    Anonimo
    15/02/10 09:22

    Hola

    Encuentro derrotista tu planteamiento de "combatir la corrupción porque combatirla es imposible".
    Opino que la corrupción hay que combatirla siempre...
    Es como aquella coletilla de cierta pareja cómica que decía "bueno, si hay que ir se va, pero ir para nada...."

  6. #6
    Anonimo
    15/02/10 00:43

    tres años en política? ahora empiezo a entender algunas de tus opiniones radicales. Podrías haber empezado contando eso en el blog. Como se que no vas a publicar este comentario aprovecho para decirte que tu odio a zp no solucionará tus problemas. Se necesitan menos críticas y mas manos alzadas para ayudar. Un saludo.

  7. #7
    Anonimo
    15/02/10 00:18

    Lo has clavao. Por muchas vueltas que le demos es técnicamente imposible resolver el problema económico de Egspañistán. Hemos sido, somos y seguiremos siendo el país del paro, de la subvención y de la cervecita con tapa. El problema es social y está en la cultura que mamamos desde pequeños. Sin ir más lejos, tengo una amiga desempleada a la que le ofrecieron hace poco trabajo en un restaurante y no lo aceptó porque "si lo cojo pierdo los 4 meses de paro que me quedan". Después de escuchar eso casi me dan tembleques.

    Mientras tanto, la casta parasitaria que hereda el poder generación tras generación no hace sino lo que le han enseñado hacer: barrer pa´dentro. A mí me han bastado 3 años en política para darme cuenta de que esto no tiene solución. Empezando por los bastardos de la oposición, los chupópteros de Diputación de Málaga, la mafia de la Junta y el desgobierno central, los quemaba a todos.

    Un abrazo.

  8. #8
    Anonimo
    14/02/10 12:38

    Buenos días, Primacho. Cuánta razón tienen tus palabras. Pero las medidas que sugieres son, en parte, utópicas. ¿O crees (creemos) que van a bajarle el sueldo a sus majestades, a sus altezas reales y a la pléyade de adláteres que giran en torno suyo?; ¿sería posible reducir sobremanera la corrupción político-empresarial en España?; ¿estaría mal que se suprimiese el sueldo vitalicio a los ministros?; ¿y si dejaran de darse las subvenciones por doquier que se otorgan a instituciones tales como "Colectivo de Gays y Lesbianas de Zimbawe", etc.
    Por eso digo que todo lo anterior sería lo ideal a la vez que necesario, más explícito, una utopía. Eso, en España, nunca se podría conseguir. Desde principios del s. XVII hemos sido desgobernados por una panda de inútiles (salvo raras excepciones) que se han encargado de vaciar las arcas nacionales para llenar las suyas. Y lo peor es que España está esquilmada, ya no hay nada en las arcas, ya no hay nada donde rascar. Estamos a un paso de la revolución, pero mientras al españolito de a pie sigan prorrogándole los 426 del paro, entre otras cosas, aquí nadie moverá un dedo. Mientras tanto seguiremos siendo la vergüenza de Europa y el comodín de Estados Unidos.
    Un saludo.

    PS: muy bueno lo de los enlaces.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar