4.612.700 kilos de maquillaje

3


No nos vamos a engañar: da miedo, mucho miedo. Por mucho que ZP, el amigo de los indigentes, intente tranquilizarnos no hace falta tener un coeficiente intelectual de 150 para darse cuenta de que algo malo va a pasar. Si además eres andaluz, como un servidor, ya puedes ir tirándote por el balcón porque rozamos el 28%. Si eres de los que les gustan las tablitas deberías ojear este enlace (con datos un poco desfasados) y descubrir que el que dice ser tu presidente nos ha colado en el puesto 162 del ranking de países según su tasa de paro, justo al lado de nuestros amigos de Sudán, Mozambique o Sudáfrica. También resulta curioso saber que en Andalucía hay prácticamente el mismo paro que en Guinea, ¿a que sí? Eso sí, aquí follamos mejor.

Lo mejor de todo es que la cifra, aún siendo terrible, no recoge en torno a un millón de personas más que deberían engrosar aquel guarismo, y no lo hacen por trucos metodológicos o de otro orden. Me refiero a aquellos que durante la semana anterior a la realización de la Encuesta no pudieron demostrar haber hecho esfuerzos constatables para encontrar empleo (en torno al medio millón de personas), y a los empleados a tiempo parcial, contabilizados como parados antes del 2004 y que ahora no lo son (en torno a 600.000). Millón arriba o abajo, un país desarrollado cuya tasa de desempleo dobla la media de la UE y compite en un ranking con países africanos es un país enfermo, aquejado por graves problemas estructurales y obligado a movilizarse para hacer frente a una situación que cualquier sociedad libre y no alienada calificaría de emergencia nacional. Mientras tanto, ZParo y su séquito de ineptos se dedican a movilizar a sus coros y danzas para cargar contra el Tribunal Constitucional, el Supremo, y la Iglesia católica. Dedíquese a resolver los verdaderos problemas, presidente.

Y para terminar la faena nos encontramos con que S&P ya no se fía de nosotros... y el Ibex se hunde cinco minutos después. ¿Que si sigo pensando en el corralito me preguntaba alguien? Vamos a esperar a que se hunda Grecia y luego hablamos. Está claro que el batacazo nos lo tenemos que pegar antes o después. Ya dije una vez que 2010 sería el año de los síntomas y a partir de ahí veremos como se desarrolla la enfermedad. La época de las dos vacaciones al año con la abuela incluida y los caprichos por doquier, todo ello tirando del crédito barato, terminó hace tiempo. Ahora toca abrocharse el cinturón, y cuando llegue el día en que el que está en la Moncloa exclame: "Su puta madre, no podemos pagar la deuda", comenzará la debacle definitiva.
  1. #1
    Anonimo
    30/04/10 01:50

    Buena entrada, Rafael. Tu mensaje me ha recordado una anécdota en un bar hace unos meses. Estaba puesta la tele y dice Matías Prats: "La crisis asola EEUU, el número de parados ya supera el 6%". Acto seguido aparece Obama, con su talante, intentando tranquilizar a las masas. En esto que el camarero se rie y añade: "Qué tontos son estos americanos, se asustan por cualquier cosa".

  2. #2
    Anonimo
    29/04/10 13:02

    MÁS SOBRE LOS 4.612.700 PARADOS



    Rafael del Barco Carreras



    Y peor que la cifra, sus circunstancias. La forma en que se hace pública, la posibilidad de que sea peor, pues nadie puede asegurarnos que hasta la filtración no sea otro embuste.

    Hubo un tiempo que comentábamos que si la cifra de paro fuera real peligraban la Bastilla y el Palacio de Invierno. !Y no alcanzaba los dos millones! Hasta corría el chiste del parado al que le conceden un empleo y suelta lo de "que mala suerte con dos millones en el paro y me toca a mí". La economía sumergida se lo tragaba todo. Pero ya no hay chistes sobre el paro y menos sobre los de las colas, y el mercado negro traga poco, excepción del de la droga. Por no haber chistes, ni sobre la Ministra Salgado asegurando que nuestras estadísticas van a misa. Los griegos son unos mentirosos, aquí el Gobierno no miente. Ni menos Zapatero, el mismo día en el Congreso, ¡nuestra economía mejora!



    Recuerdo que pasado el tiempo la cifra 2.000.000 se convirtió en la del "paro técnico", es decir, normal en una economía de libre mercado. Hoy ignoro en que palabrejas pueden envolver los técnicos del PSOE, catedráticos o profesores de altas escuelas financieras, la cifra CINCO MILLONES. Los 4.612.700 más unos cientos de miles en cursos de informática o de cualquier especialidad.



    El chiste macabro pudiera ser que puesto que no se ha anunciado la cifra oficialmente… y por la Tele, NO EXISTE. Cabría que algún parado no lo estuviera por traspapelado en el limbo de la ADMINISTRACIÓN.

    Para mi blog LA GRAN CORRUPCIÓN no sé que es peor, si tomar conciencia (yo la tenía desde hace décadas) de vivir en un Sistema capaz del estropicio de tanto paro, o que LA GRAN CORRUPCIÓN abarque maquillar cifras y dictar a la Tele, todas, cuando y cómo se ha de comentar un hecho tan gravísimo. Y aun peor, achacar a INTERNET haber soltado la noticia partiendo de que un pirata informático, parecido a los hackers del Ayuntamiento de Barcelona boicoteando las elecciones o consulta popular por la Diagonal, se hayan metido donde no debían.



    !Qué irresponsabilidad! !Qué antidemócratas" !Enemigos de la patria! ¡A fusilarlos, o a controlar INTERNET! Un patriota debería callarse y borrar la cifra de su ordenador hasta que el Gobierno hubiera soltado la suya, la Oficial. Quizá en tres o cuatro días se iniciaban cursos para otros 500.000, o 100 o 200 mil parados entraban en una jubilación ¡anticipada! Pudieran anticipar la edad de jubilación para los que no tengan empleo y destinarles la pensión no contributiva de 201 euros mensuales como comenté y repito en www.lagrancorrupcion.blogspot.com el formulario de concesión.

  3. #3
    Anonimo
    29/04/10 02:51

    ¿Lo hueles? es DEFAULT!! jajaja Ahora en serio, vamos a morir todos, ¿no sería mejor que nos tirasen en helicóptero algo nuclear? Como los del tulipán pero con uranio empobrecido. Totá pa´lo que hay que vé....

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar