Diferencias entre fondo de emergencia y fondo de contingencia

Diferencias entre fondo de emergencia y fondo de contingencia

En la vida se pueden producir situaciones que requieran de echar mano a nuestros ahorros. Para evitar esto, existe la opción de crear un fondo de emergencia o un fondo de contingencia o, por qué no, ambos. En este artículo te contaré en que consiste cada uno de estos tipos de fondos y en qué se diferencian.

Diferencias Fondo de emergencia y Fondo de contingencia

 

 

 

Tener ahorros a los que poder acceder en determinado momento es muy importante. Puede ser que sin previo aviso se te rompa el coche, te quedes sin trabajo, se rompa la lavadora... Cualquiera de estas situaciones no es agradable, por lo que tener un dinero  apartado para dichos casos puede ser interesante. En este artículo vamos a ver cuáles son las diferencias entre un fondo de emergencia y un fondo de contingencia. 

Fondo de emergencia y fondo de contingencia, ¿qué son?

Para entender mejor las diferencias entre fondo de emergencia y fondo de contingencia lo primero que tendremos que definir será en qué consisten estos dos tipos de ahorro y para qué sirve cada uno:

Qué es un fondo de emergencia

Un fondo de emergencia es un ahorro que te dará seguridad en caso de que se produzca alguna situación inesperada que pueda prolongarse en el tiempo.

Evidentemente, la cantidad de este ahorro dependerá de si vives solo, en pareja, en familia... y de los ingresos que entren en el hogar. Ten en cuenta que un fondo de emergencia deberá cubrir, al menos, tres meses de gastos, por lo que deberás hacer cálculos para saber cuáles son los gastos fijos y variables mensuales y así poder establecer un objetivo realista.

Cuando hablamos de "situación inesperada" y que justificará el uso del fondo de emergencia son situaciones como la pérdida de empleo, una enfermedad, la disminución o pérdida de los ingresos mensuales... Solo en alguno de estos casos estaría justificado el uso de ese dinero. 

La idea de "crear" un fondo de emergencia sirve no solo para afrontar los gastos inesperados con mayor tranquilidad, sino que también protegerá tu bienestar físico y mental y el de tu familia, ya que estar pensando en la falta de dinero o que no llegamos a fin de mes... es duro. Además, también evitará que te endeudes en caso de que surjan este tipo de situaciones ya sea con préstamos o agotando tus tarjetas de crédito.

Qué es un fondo de contingencia 

Por su parte, un fondo de contingencia sirve para hacer frente a un gasto puntual que no se prolongará en el tiempo. Para hacer un cálculo superficial, el fondo de contingencia debería cubrir un mínimo dos meses de gastos, o bien oscilar entre los 500€ y 2000€, dependiendo de la situación personal de cada persona. Por ejemplo, si de repente se nos avería el coche y tenemos que hacer frente a la reparación pero ese mes no nos viene bien. Con el fondo de contingencia podríamos resolver el problema sin echar mano de los ahorros para el futuro.

Diferencias entre fondo de emergencia y fondo de contingencia

Una vez tenemos claras las definiciones de fondo de contingencia y fondo de emergencia, es momento de que veamos una tabla comparativa con las diferencias entre uno y otro.

Fondo de emergencia

Fondo de contingencia

Se destina para situaciones importantes en las que se deberán cubrir los gastos del hogar por al menos tres meses

Se destina a situaciones menores y puntuales que se podrán solventar en un solo gasto o unos pocos

Las emergencias implican situaciones que pueden extenderse por un período de tiempo como la pérdida del empleo, una enfermedad o la disminución en los ingresos

Las contingencias implican situaciones que no se extienden en el tiempo como la compra o reparación de un electrodoméstico o máquina, pagar una factura que no estaba en el presupuesto, etc

El fondo de emergencia debe ser lo suficiente para cubrir los gastos del hogar como hipoteca, pago de servicios, comida, deudas, etc.

El fondo de contingencia dependerá del estilo de vida y situación familiar de cada uno, de manera que cada quien puede establecer una cantidad referencial entre 500€ y 2000€

Por qué es importante tener un fondo de emergencia y un fondo de contingencia

Dependiendo de la situación de cada uno, los gastos que implica tener una situación de emergencia o contingencia no siempre entrarán en nuestro presupuesto normal, por lo que afrontarlos de golpe puede desestabilizar nuestras finanzas hasta el punto de limitar el dinero para las necesidades básicas propias y de la familia, poniendo en riesgo la estabilidad física y emocional de todos.

Muchas personas incluso deben recurrir a préstamos bancarios o recurrir a sus tarjetas de crédito para solucionar de manera inmediata la situación lo que, a futuro, puede generar deudas y dificultar la vuelta a la normalidad financiera.

Cómo crear un fondo de emergencia y un fondo de contingencia

Lo primero que debes de tener en cuenta es que el dinero que acumules deberá ser depositado en algún sitio que tenga fácil acceso y de donde puedas sacarlo en cualquier momento, por ejemplo un banco digital, una cuenta de ahorro... Eso sí, este dinero deberá estar a parte de tu cuenta del día a día, ya que sino puedes tener tentaciones.

Existen algunas cuentas que ofrecen la posibilidad de crear subcuentas o Espacios en los que poder ir ahorrando periódicamente para determinado fin, por ejemplo: un coche, un viaje, un fondo de emergencia y otro de contingencia... Por ejemplo, la Cuenta N26 permite esta funcionalidad. Ofrece hasta 10 subcuentas con sus respectivos Espacios en los que podrás ir ahorrando e ir analizando cuánto te falta para llegar al objetivo que te hayas propuesto.

Comisiones Sin comisiones Mantenimiento y administración
Tarjetas Débito 
Mastercard Gratuita
Transferencias Gratuitas
Recibos del hogar
Sacar dinero Gratis en cualquier cajero
5 veces al mes

¿Ya tienes un fondo de contingencia y uno de emergencia?

 

¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar