Rankia España
Acceder
blog Mejores cuentas
Las mejores cuentas de ahorro, nómina y corrientes del momento

Qué características debe tener la mejor cuenta para empresas y autónomos

Una cuenta para empresas es un producto financiero muy concreto. Por otro lado, también vas a poder conocerla por otras denominaciones, como cuenta para autónomos o cuenta para negocios. En todo caso, es un producto bancario especial para quienes trabajan por cuenta propia, ya sea como empresarios, autónomos o freelancers. ¿Qué distingue a estos productos financieros de otros que, como las cuentas nómina, puedan parecerte similares? A continuación repasamos contigo sus claves. Toma nota de ellas. 

Qué características debe tener la mejor cuenta para empresas y autónomos

 

 

Características de las mejores cuentas para empresas y autónomos

Una de las primeras cosas que deberías tener en cuenta a la hora de escoger una cuenta bancaria para tu empresa es que ofrezca unas condiciones similares a las que puedas disfrutar en tu cuenta corriente personal, por ejemplo, algunas de estas características serían:

  • Una cuenta que no tenga comisiones ni de administración ni de mantenimiento
  • Que tenga tarjetas de débito, crédito o ambas gratuitas
  • Que permita hacer transferencias gratuitas a España y al extranjero

Un ejemplo de cuenta para empresas sería le Cuenta Negocios de BBVA, que cumple con todas estas características y, además ofrece TPV con las dos primeras cuotas gratuitas y después, tarifa plana de 10€ mensuales. Otra de las características que podemos encontrar en esta cuenta es que te permitirá acceder a financiación con condiciones especiales.

C.Apertura 0 €
C.Mantenimiento 0 €
Tarjeta Gratis
Crédito y débito
Transferencias Gratis

¿Por qué tener una cuenta para empresas y autónomos?

Es la primera pregunta que has de plantearte antes de decantarte por una cuenta bancaria para empresas. La justificación es evidente. Interesa tener una cuenta mediante la que puedas separar los movimientos económicos relacionados con tu negocio de los que llevas a cabo en tu día a día fuera de este ámbito. En resumidas cuentas, se trata de separar las operaciones de la vida laboral de las domésticas. En esta cuenta podrás tener organizados los movimientos bancarios, como los ingresos y las transferencias, propios de tu negocio. Esta separación te permitirá comprobar de una forma más sencilla el estado económico de tu empresa, puesto que las operaciones no se mezclarán con las de tus movimientos corrientes. Así tendrás claro si tu negocio está dando beneficios o pérdidas.

Ventajas de tener una cuenta para empresas y autónomos

Si optas por la que consideras que es la mejor cuenta para empresas, que dependerá de la adaptación de las condiciones a las características de tu negocio que podrás leer en el próximo apartado, vas a disfrutar de determinados beneficios. En las siguientes líneas repasamos algunos de ellos. Presta atención:

  • Los gastos profesionales, como los que abonas a los proveedores y a la Seguridad Social, no se mezclarán con los personales
  • Si es más fácil comprobar cuánto dinero estás ganando, te resultará también más sencillo saber cuál es tu sueldo como autónomo
  • Como podrás justificar de una manera más clara tus gastos, también va a ser menos complicado efectuar su desgravación
  • La elaboración y gestión de tu declaración de la renta se convertirán en trámites menos pesados


  • No gastarás los fondos de tu empresa en desembolsos que nada tienen que ver con ella
  • Cuando hayas de abonar el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) podrás calcular con mayor comodidad los ingresos totales
  • Si recibes una inspección de Hacienda, podrás mostrar tus operaciones con una gran transparencia

Condiciones para abrir una cuenta para empresas y autónomos

Por último, aunque estos cambian según las entidades bancarias que ofrecen las cuentas, siempre habrás de cumplir algunos requisitos para poder abrirlas. Apunta los siguientes:

  • Tener unos ingresos periódicos, los cuales se pueden constatar mensual o trimestralmente. 


  • El mantenimiento de un saldo medio. Su importe será determinado por cada banco. 
  • La domiciliación de algunos pagos como:
    • Pago de Seguros Sociales
    • Pago de impuestos (IVA/Impuesto de Actividades Económicas/IRPF/Impuesto de Sociedades)
    • Pago de nóminas
  • Finalmente, has de tener en cuenta que hay entidades que pueden vincular la apertura y el mantenimiento de estas cuentas a la realización de un mínimo de transacciones o compras con la tarjeta.



En definitiva, una cuenta para empresas aportará organización y agilidad operativa a tu negocio

¿Cuál es mi cuenta ideal?

Comprueba cuál es la cuenta bancaria que se adapta mejor a tu perfil. En función de unas breves preguntas para saber qué tipo de cuenta necesitas. Te ofreceremos una serie de resultados para que decidas cuál es la cuenta que más te interesa. El estudio es gratuito y sin compromiso.


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar