Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
2 recomendaciones
Contrarian Investing

Contrarian Investing - Capitulo 5: El operador Vs. El rebaño.

La incertidumbre, y su compañera la volatilidad son la norma de los mercados de hoy en día como resultado de la fuerte tensión producida por la divergencia de opiniones entre alcistas y bajistas. 

Ir "largo" de una acción, es comprar una acción con la esperanza de una revalorización que permita un beneficio. Eres alcista. Ir "corto" de una acción es venderla para recomprarla más tarde y obtener un beneficio por la diferencia de precios. En ese caso eres bajista. 

En la vida, lo prudente es comprarse a "largo" a uno mismo y vender a "corto" a los demás, a la muchedumbre.

 



Venderse a "corto" uno mismo significaría que uno tiene bajas expectativas del propio potencial y desarrollo. Y es justo al revés, debes tener unas altas expectativas de ti mismo y una baja expectativa de lo que los demás puedan hacer. Esto no significa querer triunfar y esperar que los demás fracasen. Lo que en verdad quiere decir es que uno ha de posicionarse de la mejor manera para alcanzar el triunfo, con poca dependencia del éxito o fracaso que puedan tener los demás. 

Tú eres tu mejor activo y tu eres tu mejor y más importante inversión de largo plazo. Por lo dicho hasta ahora, sería prudente tener una filosofía financiera de acuerdo a esto:

El rebaño no está en lo cierto.

Si el índice SP500 (el rebaño) está cayendo a nuevos mínimos,¿ significa que tus inversiones también lo están haciendo? Si la economía mundial está en decline, ¿significa que tu patrimonio también? Si la respuesta es SI a ambas preguntas significa que te estás vendiendo a ti mismo a "corto" o demasiado a "largo" en la muchedumbre, o ambas cosas. 

Sé y compra tu propia acción. 

Seas tu jefe o no, deberías ver tus acciones como una representación de "TU S.L." Cuando tomes una decisión, preguntate si tu acción tienen potencial de aumentar tu valor, de incrementar el precio de la acción "TU S.L." Esto no es sólo ya una teoría financiera, sino absoluta. En tus relaciones personales todo lo que dices o haces afecta a tu valor. Todo lo que haces es un depósito o un retiro. Para recibir, haz de dar. Si quieres incrementar tu propio valor tienes que crear valor para los demás. 

Piensa en tus actos, los pequeños y los grandes, como pasos para aumentar el valor de tu compañía "TU SL". Sé un perpetuo inversor de largo plazo en tu propia compañía y compra tu propia acción. La compra de acciones por los administradores de una sociedad atrae la compra externa. 

¿Cuando estamos vendiéndonos nosotros mismos a "corto" y a lo demás comprándolos a "largo"?

Cuando hacemos caso de los gurús de moda:

 

Cuando creemos lo que dicen los medios de comunicación:

 

Cuando usamos un indicador creado por otro o aceptamos como correcto las ideas convencionales del AT:

 

Cuando seguimos las recomendaciones de un analista:

Cuando escuchamos el ruido del mercado muy de cerca:

 

 

 

La psicología del operador es sencilla. Si tiene un buen sistema y una buena gestión de riesgos, tendrá confianza suficiente para llevarla a cabo. No hay más. El trader miedoso o dubitativo será el que no está seguro de su sistema o de su riesgo. 

Para favorecer la psicología propia, uno ha de ejercitarse cada día contra toda esa masa y ruido que nos llena la cabeza de ideas de equivocadas. Cada día hay que reafirmarse y pensar por uno mismo, confiar en el propio olfato, tal y como Michael Corleone lo hizo para llegar a la conclusión de que no era bueno invertir en Cuba. 

 

La psicología no solo se basa en la confianza, en creer en uno mismo, apartarse del ruido del mundo. Hay un componente biológico. Uno de los grandes males de los operadores es su sobrepeso, falta de ejercicio físico y mala alimentación. 

El sobrepeso es un síntoma de la falta de ejercicio físico y por tanto el cerebro no está bien irrigado por el torrente sanguíneo, llevándonos a tomar peores decisiones. 

La mala alimentación afecta a nuestro segundo cerebro, el aparato digestivo. Es más importante mantener en forma el sustrato biológico de nuestra psicología, es decir, mantener sano nuestro aparato digestivo con una adecuada alimentación y ejercicio físico que tener una buena idea pero que no podemos llevar a cabo porque "nos tiembla el estómago". 

 

"Era ya ya cerrando el 2008. Por entonces había una larga y creciente lista de expertos que aclamaban haber predicho la catástrofe, pero en realidad solo lo hicieron una pequeña cantidad de ellos. De esos, incluso menos tuvieron el coraje de apostar por su visión. No es fácil estar aparte de la histeria de las masas, creer que casi todo lo que aparece en los medios está equivocado, creer que los financieros más importantes están mintiendo o están siendo engañados, no es fácil oponerse a todo y no volverse loco" 
(The Big Short: Inside the Doomsday Machine - Michael Lewis)

 

* Parte inicial del artículo incluye fragmentos traducidos/inspirados del post "Long you, short the crowd" del blog Financial Philosopher

  1. #1
    Degg0

    Exacto. Hay que usar la razón, que previamente debemos cultivar.
    Por otro lado: podemos hacer caso a los medios, gurus, analistas... siempre que haya una base sólida. Sería prácticamente imposible realizar cualquier transacción si no existe un mínimo de confianza en los demás.
    Ejemplo: ¿como sé que las cuentas anuales están bien redactadas? Confío en que así sea, también confío en las noticias objetivas (ej. X a vendido tanto a Y) porque si no es imposible saber si de verdad ha ocurrido (la empresa no nos informará de todo)....

    PD: In god we trust. La sociedad se basa en la confianza: sé que un billete no vale lo que compro-vendo, pero todos confiamos en su aceptación.


2 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar