Desde que hace unos años que los EEUU declararon la guerra al fraude empresarial y proclamaron a los cuatro vientos la política de law enforcement contra el crimen corporativo, todo hace pensar que esta vez va en serio. Y es que está en juego ni más ni menos que la confianza en un mercado global en el que compiten empresas de todo el mundo, que vienen de países con culturas corporativas e incluso idiosincrasias nacionales muy distintas, en las que se hace necesario tener un “pasaporte” global de buena ciudadanía corporativa, misión que, para bien o para mal, se ha encomendado a la función de  compliance.

Hace unos días fue publicado en la web de Michael Volkov, uno de los más reputados expertos del mundo en la especialidad, un artículo muy interesante, primero de una serie de dos, en el que analizaba las tendencias para 2015 en compliance (http://ow.ly/HZVdv). En el presente intentaremos, siempre desde la debida humildad hacia el maestro, aportar nuevos enfoques a los ya apuntados por el original resumiendo el contenido del mismo como punto de partida. Antes de empezar hay que decir, para quienes sean mal pensados, que tengo autorización expresa del autor  para la reproducción, traducción o glosa de sus artículos y publicaciones.

Con el nuevo año entrante y el balance de la evolución global de compliance en 2014 pueden extraerse ciertas conclusiones sobre el estado del arte actual y las tendencias tanto a medio plazo para 2015 como las que se vislumbran que en adelante marcarán el camino a seguir.

Volkov en su artículo analiza someramente la situación, para luego centrarse en 4 tendencias marcadas muy observables en el entorno actual del mercado de la función de compliance que se esperan en 2015, a saber; aumento del interés en compliance en las Pymes más allá de las multinacionales que ya están al tanto, definición de misión, puesto y responsabilidades del compliance officer, profesionalización de la función de compliance hasta ahora reconvertida de áreas conexas a la misma, e integración de compliance con la tecnología.

Siendo obvias las tendencias que se apuntan, y siempre con ánimo de sumar nunca de contradecir a una eminencia internacional en la materia como mi estimado Michael Volkov, entiendo que pueden extraerse las siguientes conclusiones sobre por dónde irán los tiros en una materia tan importante como misteriosa.

En los años venideros, por tanto, me atrevo a vaticinar, sin ánimo de exhaustividad y a “bote pronto” sin el tiempo para el análisis riguroso que merecería el vaticinio, que se observarán, como digo entre otras, las siguientes tendencias en compliance:

1. Enfoque holístico. La principal tendencia observable es la de intentar integrar la estrategia de compliance en la general de la empresa, tanto a fin de evitar inconsistencias en el modelo de compliance como de dar coherencia interna a todo el proyecto empresarial.

2. Compliance como vector del modelo de calidad total/excelencia (TQMM/EFQM). Dedicaremos un post específico a este tema, muy interesante, aquí avanzamos la tendencia a que compliance arrastre a la implementación de modelos de gestión de la calidad y toma de decisiones en las organizaciones. De poco sirve que se respete la norma de calidad en compliance (ISO 19600 CMS de reciente publicación) si es la única norma de calidad que se respeta …

3. Compliance a dos velocidades; diferencias regionales y sectoriales. Las diferencias en la propia idiosincrasia y tradición legal y política de los países hace que a nivel global los desarrollos en la materia sean más que dispares, se prevé convergencia de criterios para los años venideros, tanto a golpe de leyes extraterritoriales de las potencias comerciales globales (FCPA, UK Antibribery Act, FATCA, etc), como por medio de la presión de los organismos supranacionales legislando mediante directivas y recomendaciones. En este punto se hace patente una vez más el dicho del profesor Tamames, tan citado en este blog; el inglés hace listo al tonto y tonto al listo. Pues en compliance la verdadera brecha se abre entre los países anglosajones y el resto del mundo, están a años luz en materia de autorregulación.

El doble rasero de medir se hace más patente, si cabe, entre el sector público y el sector privado. En este punto me remito al post de mi blog personal, que encontráis en el lateral de este artículo, sobre la Directiva de contratación pública.

4. Gatopardismo en compliance. Muchas personas con las que me entrevisto me transmiten la sensación que les da de que todo esto no es más que un lavado de cara superficial al sistema, haciendo parecer que se cambia algo para que todo siga como está, porque interesa. Y no voy a negar que algo de esto hay.

Decía el profesor Sampedro, en la última entrevista que concedió al Follonero que el sistema es listo, se depura internamente para perpetuarse.

Compliance en este sentido está llamada a ser la disciplina que lidere el nuevo paradigma en los negocios, será una especie de pasaporte global corporativo, más vale que no esté falsificado.

5. Efecto justos por pecadores. Muy en relación con el punto anterior, está la creencia popular que viene haciendo eco del temor de que acaben sancionando a empresas indefensas por nimiedades mientras el gran festín de la corrupción político-empresarial continúa. Pues un poco lo que ocurre con Hacienda.

6. Efecto disruptivo, I+D en compliance. Compliance es una materia innovadora en sí misma, y tanto por ello, como por su estrecha interrelación con muchos ámbitos del conocimiento, como por la propia dificultad de controlar un sistema complejo como es una empresa en actividad; no es extraño que sucumba a las ventajas de la tecnología en términos tanto de eficiencia como de eficacia.

La disrupción en compliance proviene, por tanto, de la intersección con otras áreas de conocimiento y de la aplicación de las nuevas tecnologías al control de riesgos legales, modelos de reporte de información, y gestión del modelo de compliance. Y será una tendencia en los próximos años para ir perfeccionando el estado del arte y sumar valor al modelo.

Dejamos para una siguiente entrega las tendencias negativas que se observan y deberían cambiarse en beneficio de todos.

¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar