¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.

Ciclos y mercados

Aplicación del análisis cíclico a las acciones

Configuración cíclica del S&P 500

A medio plazo, el aspecto del S&P 500 es formidable. El ciclo de 40 semanas se encuentra firmemente aferrado a la fase ascendente, y aunque el Techo Teórico (TT) del ciclo se ha cumplido esta semana y el oscilador de confirmación presenta una divergencia bajista, se me antoja probable que asistamos a una extensión de la campaña alcista.  

Por otro lado, la Línea Avance-Descenso del NYSE carece de divergencias bajistas, una garantía de que las compras volverán a imponerse en el S&P 500.

En clave económica, la tendencia de fondo de las ventas al por menor reales sigue siendo firme, adicta a la constitución de nuevos máximos.

Esto es decisivo para los mercados de renta variable, dado que el crecimiento macroeconómico impulsa los ingresos corporativos, la expansión de los beneficios y los niveles de valoración de las acciones. Según reza un conocido dicho, “el mercado de valores no es la economía”. Esta afirmación es cierta en el día a día e incluso mes a mes, pero con el tiempo las dos variables (mercado de valores y economía) se mueven de forma conjunta.   Leer más

Euro Stoxx 50, Ibex 35, BBVA y Santander: excelentes señales alcistas

Con la ayuda de los gráficos, muestro cómo han actuado el Eurostoxx, el Ibex 35, el BBVA y el Santander después de haber roto al alza las respectivas líneas horizontales. Todas las señales han rendido frutos.

Eurostoxx

Ibex 35

BBVA

Santander

  Leer más

S&P 500: nueva señal alcista

El 30 de noviembre, el S&P 500 se mantenía en el soporte comprendido entre 2.251,24 y 2.234,23. Entretanto, el ST del ciclo de 40 días iba a cumplirse en la siguiente sesión, lo cual invitaba a pensar en la cercanía del suelo cíclico.

No menos concluyente resultaba el oscilador de confirmación, que presentaba una potencial divergencia inversa alcista (líneas azules).

Por añadidura, disponíamos de la línea horizontal situada en 2.254,51, cuya rotura al alza activaría la señal de posible conclusión de la fase descendente.

Desde el frente de los indicadores de profundidad, nos llegaban dos divergencias alcistas. Una era de la Línea del Volumen Alcista-Bajista del NYSE (LVAB); la otra, del McClellan Oscillator.

Con este contexto propicio a un cambio de tornas, era lógico que en la sesión del martes el S&P 500 optase por romper al alza la línea horizontal situada en 2.254,51, movimiento que trajo aparejada la ratificación de que el ciclo ya se encontraba en su fase ascendente.   Leer más

S&P 500: señal alcista exitosa

Al cierre del viernes pasado, la situación técnica del S&P 500 se presentaba como sigue: el ciclo de 40 días se encontraba en su fase descendente; la cotización había aterrizado en el primer soporte (2.194,41-2.180,30); el suelo teórico (ST) previsto por la onda sinusoidal iba a cumplirse este lunes; y mi indicador de volumen había detectado actividad de los profesionales, que estaban acumulando largos antes de que se desplegase una nueva onda alcista.

Además, disponíamos de la línea horizontal situada en 2.202,60, cuya rotura al alza activaría la señal de posible conclusión de la fase descendente.

Por añadidura, tanto el Ciclo Metónico como el Modelo de Bradley preveían un giro del mercado entre el 5 y el 6 de diciembre.

Y por si esto no fuera suficiente, el patrón de diciembre establecía que los primeros días de negociación del mes debían ser alcistas.    Leer más

Euro Stoxx 50, Ibex 35 y DAX: excelentes señales alcistas

Al cierre del viernes pasado, la situación técnica de los tres índices se presentaba como sigue: los ciclos de 40 días se encontraban en sus fases descendentes; las cotizaciones habían aterrizado en los primeros soportes; y los suelos teóricos (STs) previstos por las respectivas ondas sinusoidales iban a cumplirse este lunes.

Por último, disponíamos de las líneas horizontales, cuyas roturas al alza activarían las señales de posible conclusión de las fases descendentes.

En la jornada siguiente, envalentonados por los STs, los tres selectivos rompieron al alza las líneas horizontales y los osciladores de confirmación superaron el nivel cero, certificando de ese modo que los suelos cíclicos ya se habían constituido. 

Ayer la presión compradora se mantuvo intacta (presión que propició el ajuste a la derecha de las ondas sinusoidales), y hoy está sucediendo lo mismo, lo cual permite que las señales alcistas generadas el lunes estén rindiendo generosos frutos.   Leer más

S&P 500: excelente señal alcista semanal

Hace cuatro semanas, el S&P 500 se encontraba en la fase descendente de su ciclo de 40 semanas y había rozado el objetivo de caída que se acomodaba entre 2.081,37 y 2.047,34. Por añadidura, el Suelo Teórico (ST) del ciclo se preveía una semana después.

Además, contábamos con la línea horizontal situada en 2.154,79, cuya rotura al alza activaría una señal de la posible conclusión de la fase descendente del ciclo.

Durante la siguiente semana, justo en la que figuraba el ST, el índice norteamericano acabó rompiendo al alza la referida línea horizontal, hito técnico que sirvió para confirmar que el control del ciclo estaba en manos de los alcistas. Enseguida calculamos dos objetivos de subida, al tiempo que la onda sinusoidal pronosticaba la fecha del Techo Teórico (TT).

Transcurridas dos semanas desde entonces, el S&P 500 amenaza con romper definitivamente el primer objetivo de subida (2.177,82-2.211,86).   Leer más

Euro Stoxx 50, Ibex 35, DAX, BBVA, Santander y Telefónica: excelentes señales alcistas

A modo de plano secuencia, voy a mostrar cómo la rotura al alza de las respectivas líneas horizontales ha permitido que se generen magníficas señales alcistas en el Euro Stoxx 50, Ibex 35, DAX, BBVA, Santander y Telefónica. Por cierto, los suelos cíclicos de varios de estos activos fueron anticipados mediante divergencias alcistas de los osciladores de confirmación.

Sea como fuere, cada activo ha ido por libre. El Ibex 35, que está exhibiendo mayor fortaleza, desencadenó su señal antes que el Euro Stoxx 50 y el DAX. En cuanto a los valores, el más tempranero en generar una señal fue el BBVA, y como su tendencia alcista ha terminado acelerándose, la onda sinusoidal no tuvo más remedio que ajustarse a la derecha para ofrecernos un nuevo techo teórico (TT).

Por cierto, ahora que se han cumplido los TTs de los seis activos, lo verosímil sería que las cotizaciones se tomasen un respiro. No obstante, se me antoja descabellado hacer caso omiso a la posibilidad de que las fases ascendentes prolonguen su duración.   Leer más

S&P 500: suelo pronosticado con varias herramientas

El 7 de septiembre, el S&P 500 transitaba por la fase ascendente de su ciclo de 40 días, y la onda sinusoidal pronosticaba el techo teórico (TT) para el día siguiente. Por tanto, mis herramientas de análisis preveían que el ciclo estaba a punto de formar su cresta. Para confirmarlo, el índice norteamericano debía romper a la baja la línea horizontal situada en 2.173,59.

Dos días después, el S&P 500 perforó con violencia la referida línea horizontal, y merced a ello la fase descendente se hizo con el timón del ciclo. Todo esto sucedió en una sesión que cursó con un volumen bajista climático, prueba de que los vendedores estaban pasándose de frenada. En otras palabras, el grueso de la caída debía quedar a nuestras espaldas.

En verdad, el desenlace bajista era previsible al decir del patrón de los años electorales (línea azul del siguiente gráfico), que auguraba un techo significativo a principios de septiembre.   Leer más

Petróleo, oro y plata: señales alcistas

A modo de plano secuencia, muestro cómo mis herramientas de análisis han monitorizado la reciente evolución del ciclo de 40 días del petróleo (crude oil) y de los futuros del oro y la plata. Los suelos teóricos (STs) o se habían formado o iban a hacerlo enseguida.

La rotura al alza de las líneas horizontales desencadenó una señal alcista en los tres activos, corroborando que el ciclo de 40 días había formado suelo en todos ellos. Como cabía esperar, la escalada de las cotizaciones continúa hoy.

Petróleo

Oro

Plata

  Leer más

S&P 500: ciclo Metónico 2016

Como una imagen vale más que mil palabras, quisiera que observen la evolución del S&P 500 durante este año comparada con el pronóstico del Ciclo Metónico. El S&P 500 ha seguido con bastante fidelidad las oscilaciones de esta herramienta cíclica, reaccionando a cada uno de los giros diseminados a lo largo del año (y conocidos todos ellos desde el 1 de enero). 

El ciclo Metónico es un excelente instrumento para conocer de antemano cuándo es probable que el S&P 500 cambie la dirección de su tendencia más reciente. Si nuestro sistema de especulación genera una señal cerca de uno de las fechas proporcionadas por el ciclo Metónico, la fiabilidad de la señal aumentará de forma significativa.

Los giros augurados hasta final de año no figuran en el gráfico, pero podemos dar por seguro que serán tan eficaces como los que sí aparecen.   Leer más

Autor del blog



Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar