Yellen desata las subidas, que deben ser confirmadas el viernes

Yellen desata las subidas, que deben ser confirmadas el viernes

Fuertes subidas de las Bolsas europeas en el día de hoy, que tienen su origen en la comparecencia de ayer de Janet Yellen.

De forma sorprendente, la Presidenta de la FED modificó sustancialmente el discurso ambiguo que venía manteniendo, y dijo claramente que las circunstancias económicas y financieras son ahora peores que las que existían en el mes de diciembre, cuando la FED subió los tipos por primera vez. Este mensaje contraviene bastante a lo que manifestó en la última reunión de la FED, cuando dijo que básicamente no había grandes variaciones entre el escenario actual y el que había a finales del año pasado. Yellen deslizó también la idea de que la Autoridad Monetaria debe proceder con precaución por los riesgos existentes, pero negó ver una clara debilidad global, advirtiendo sobre los efectos potenciales de una desaceleración China y de la caída del petróleo.

Así, el mercado ha descartado que los tipos se vayan a subir en la próxima reunión de abril, cómo algunas voces de la FED empezaban a apuntar. El escenario central de dos subidas de tipos se mantiene, pero se retrasa la fecha señalada para acometerlo.

La reacción de los principales activos cotizados a estas palabras fue muy rotunda: el Dólar comenzó a caer, las materias primas y el petróleo, a subir; el precio de los bonos a elevarse, y Wall Street aceleró sus subidas, hasta cerrar en máximos anuales, que hoy vuelve a superar.

El DAX alemán ha conseguido cerrar hoy por primera vez por encima de la súper resistencia de los 10.000 puntos, tras más de seis intentos infructuosos en los últimos días.

El petróleo ha vuelto a ser un apoyo en el día de hoy, pero no así el Euro, que en su cruce frente al Dólar, ha vuelto a superar el nivel de 1,13. Sin embargo, hoy no ha tocado que los índices europeos reparen en ello, como sí lo ha hecho la Bolsa de Tokyo, castigada por la apreciación del Yen frente al billete verde.

En cualquier caso, parece razonable esperar al viernes para comprobar el cierre semanal, ya que será entonces cuando se publicará el dato de empleo de EE. UU. que tendrá un impacto frontal en el la divisa americana, y por ende, en la europea. Si al cierre del viernes, el DAX se mantiene por encima de los 10.000 puntos, los índices europeos contarían con un factor alcista decisivo en el corto plazo, de cara a las próximas semanas.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar