La renuncia de Grecia a las quitas y el petróleo generan una semana positiva

La renuncia de Grecia a las quitas y el petróleo generan una semana positiva

La semana bursátil ha estado marcada por las dos mismas cuestiones que la semana anterior: las negociaciones entre Grecia y Europa, y la cotización del petróleo. Pero en la semana que hoy concluimos, estas dos cuestiones han tenido un efecto positivo, al contrario de lo ocurrido durante la semana pasada.

El crudo ha experimentado un fuerte rebote, que inició en la tarde del viernes pasado, y que ha llevado a subir al Brent cerca de 8$ desde entonces. El efecto que estas subidas han tenido sobre Wall Street es manifiesto: en los últimos 8 días, en 7 ocasiones, el S&P500 ha cerrado con el mismo signo que el crudo. Una dependencia total que va a continuar.

Sobre la cuestión griega, la semana nos deja dos cosas positivas: la renuncia aparente de Grecia a establecer quitas a las nominales de la deuda, y una menor permeabilidad de las Bolsas europeas hacia los vaivenes de la Bolsa griega. Tanto hoy como ayer, las fuertes caídas del índice de Atenas (especialmente de su sector bancario), han pasado bastante desapercibidas por el resto de índices europeos. Hoy, de hecho, los bancos españoles han tenido una muy buena sesión.

La próxima semana se celebrarán varias reuniones en Europa (Eurogrupo y cumbre de Jefes de Estado), que se antojan estratégicas para definir las distintas opciones que permitan llegar a un acuerdo que evite la quiebra de Grecia y su salida del Euro. Después de que Financial Times publicara los esbozos del plan del Primer Ministro heleno sobre la reestructuración de la deuda del país (en dos tramos, uno ligado al crecimiento nominal, y el otro, perpetuo), no hemos tenido valoraciones específicas sobre la cuestión.

La reunión de los ministros de finanzas griego y alemán en el día de ayer dejaron una única conclusión: las posturas siguen estando extremadamente alejadas. La no aceptación de los bonos griegos como colaterales en las operaciones de financiación del BCE anunciada el miércoles por la tarde, se produjo tras unas palabras ciertamente optimistas de Tsipras. 

Las últimas declaraciones parecen apuntar a que la voluntad de Grecia sería la de conseguir un crédito puente hasta mayo, y ganar tiempo para establecer un plan definitivo.

Con tantas opciones y declaraciones contradictorias, los mercados se están acostumbrando a convivir con la incertidumbre que destila la cuestión griega. La próxima semana, esta incertidumbre tendrá que reducirse necesariamente.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar