Grecia vuelve a los mercados, pero las bolsas caen

Grecia vuelve a los mercados, pero las bolsas caen

En el día de hoy, Grecia ha vuelto a subastar deuda con vencimiento a 5 años en los mercados, 4 años después de hacerlo por última vez en un plazo semejante.

La subasta ha quedado mejor de lo que se esperaba en todos los sentidos: el Tesoro heleno ha colocado más papel del previsto (3.000 millones, cuando se barajaba un rango máximo de 2.500), con una altísima demanda (de hasta 20.000 millones), y con un tipo de colocación del 4,95%, cuando se anticipaba un tipo en el entorno de 5,25%.

De esta forma, el país que provocó que la crisis financiera mutara hacia una crisis de deuda soberana en Europa en primer lugar, y hacia una crisis de la Unión Monetaria en segundo término, vuelve a la normalidad que ofrece la financiación en los mercados financieros antes de lo que cabía prever.

Este hecho adquiere un gran simbolismo, pues a efectos prácticos supone el fin de la necesidad de los programas de rescate de la Unión Europea, y pone de manifiesto el máximo interés existente en adquirir deuda de los países periféricos.

Este interés  se ha visto reforzado por una combinación de factores, como el descenso del riesgo asociado a la deuda periférica, la atracción de capitales provenientes de otras regiones (como las economías emergentes) en un entorno de máxima liquidez, el menor interés suscitado por otras deudas más seguras y menos rentables, y la inflación negativa que están registrando las economías de la Europa Periférica. Los riesgos han descendido en una proporción mucho mayor que la rentabilidad de doble dígito que pagaban los bonos griegos a juicio del mercado, y ese nuevo ratio riesgo/beneficio ha hecho posible esta subasta.

Sin embargo, el muy buen resultado de la subasta griega no ha tenido ninguna repercusión en las bolsas europeas en el día de hoy, algo que no era muy previsible. El Ibex 35 ha sido el peor selectivo del continente, lastrado principalmente por BBVA e Iberdrola, tras la desinversión de Bankia a un precio inferior al de mercado, algo completamente normal en las desinversiones institucionales, y que se zanja con una bajada puntual y que en nada afecta al atractivo de la acción en cuestión en el medio plazo.

Ayer, las bolsas americanas reaccionaron al alza tras conocerse la lectura de las actas de la última reunión de la FED, al no observarse ninguna mención al plazo de seis meses que la Presidente de la FED deslizó como referencia para comenzar a subir los tipos de interés una vez finalizados los programas de estímulos.

Así pues, las caídas de hoy no responden a ningún factor determinado. Esta mañana, tras la publicación de datos de producción industrial peor de lo esperado en Italia y Francia, se han registrado grandes ventas en algunos selectivos de referencia europeos. Por la tarde, ha sido el Nasdaq el índice que ha comenzado a lastrar a las bolsas americanas. El clima de incertidumbre que sigue generando el conflicto entre Rusia y Ucrania está favoreciendo estas caídas repentinas.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar