Jornada de euforia

Fortísimas subidas de las bolsas europeas en la sesión de hoy, movilizadas por dos circunstancias con origen en EE. UU.

El nombramiento de Yellen como sucesora de Bernanke al frente de la FED debió descontarse el día en que Larry Summers renunció a postularse para ocupar el cargo. Pero no fue así.

La designación y el discurso posterior de Yellen proyectan  la idea de que los estímulos monetarios pueden mantenerse sin reducción alguna por más tiempo del inicialmente previsto.

En la anterior reunión de la FED en septiembre, existía la sensación de que el escenario más probable pasaba por el anuncio de una reducción del ritmo de compras. No fue así, y ahora el escenario es radicalmente opuesto.

Este escenario está alimentado también por el daño que el cierre de la Administración Federal podría estar causando a la economía americana. Sin ir más lejos, los datos de empleo semanales publicados hoy han quedado mucho peor de lo esperado.

El segundo motivo de alegría se halla en las negociaciones entre Demócratas y Republicanos para elevar el techo de la deuda. En las últimas horas, los mercados están cotizando la posibilidad de que asistamos a una elevación temporal del límite de endeudamiento, que permitiría conseguir otro mes para alargar las negociaciones y llegar a un acuerdo. 

Estas dos cuestiones, junto con la resolución positiva de la crisis en Italia, eran los principales catalizadores con que contaban las bolsas en el corto plazo. Y lo más probable es que, finalmente, los tres asuntos provean de fuerzas a las Bolsas.

Los activos españoles, muy favorecidos en este clima, tienen además otros motivos particulares.

La fortísima demanda del bono sindicado que el Tesoro emitió ayer ha jugado a favor del Ibex, que sigue teniendo a los bancos como motores principales. Santander, que había lastrado la cotización del sector en Bolsa, parece haber despertado. Sube cerca de un 20% en los últimos 30 días,  lo que está permitiendo que el Ibex sume nuevos puntos. Otras dos grandes compañías, como Inditex y Telefónica, también atraviesan un momento dulce, iniciado semanas atrás.

De esta forma, el clima general del mercado (con una disminución del riesgo percibido), las mejoras percibidas sobre la economía española, el apoyo de todo lo relativo al comportamiento de la deuda, y las cuestiones microeconómicas particulares (con los cuatro mayores valores del selectivo en pleno rally), juegan a favor del índice español.

 

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar