El Ibex desaprovecha a la Fed

El Ibex desaprovecha a la Fed

En el día de hoy, el Dax alemán ha superado en puntos la cotización del Ibex. Esta circunstancia sólo cuenta con dos precedentes, ambos asociados a los peores momentos del riesgo país periférico: el año pasado, entre finales de mayo y principios de junio, y entre mediados de julio y principios de agosto (las palabras de Draghi el 25 de julio revertieron la tendencia de aquel momento).

Sin embargo, el actual sorpasso se ha producido en un clima muy distinto: con una fase risk-on de fondo, favorecedora de los activos cíclicos y con subidas generalizadas que demuestran una escasa aversión al riesgo. El hecho de que el Dax haya superado sus anteriores máximos históricos ha acelerado las subidas en el índice alemán. Por otro lado, la evolución reciente en el Ibex demuestra que la bolsa española es totalmente dependiente del riesgo país, y en el momento en que la rentabilidad de la deuda ha dejado de mejorar, el selectivo se ha mostrado incapaz de seguir subiendo, comportándose, de manera sistemática, como  el peor índice europeo en la práctica totalidad de las sesiones durante las últimas semanas.

En ausencia de novedades importantes que dinamicen de nuevo la mejora de la deuda periférica, el Ibex seguirá en esta tónica durante las próximas semanas, cayendo más que el resto de plazas en los movimientos bajistas generalizados, y no ofreciendo compensación en los momentos alcistas.

A corto plazo, el mercado centra su atención en cualquier novedad relativa a las políticas monetarias de los Bancos Centrales. La confirmación por parte del Banco de Japón  de las inyecciones monetarias diseñadas recientemente ha sido bien recibida por los activos nipones. El Banco de Inglaterra (a través de la lectura de las actas de la última reunión) también la confirmado sus planes de estímulos en los mismos términos, pese a que un tercio de sus consejeros se ha mostrado favorable a ampliar el programa de compras. Pero sin duda, la FED supone el mayor catalizador a este respecto.

Durante las últimas semanas, varios miembros de la Institución, con sus declaraciones, habían generado la sensación de que existía una mayoría de voces favorables a una salida próxima y  paulatina de las inyecciones monetarias. Pese a que la inflación no supone ninguna amenaza, ni el ritmo de crecimiento de la economía americana esté superando claramente las expectativas, los principales temores de los miembros de la FED se fundamentan en el enorme tamaño que está adquiriendo el balance del Banco (lo que sin duda genera un riesgo financiero explícito), en la posible aparición de burbujas en el precio de algunos activos (ante la enorme liquidez con la que cuenta el sistema),  y en el riesgo de provocar grandes estragos en los mercados financieros si no se opta por una retirada lo suficientemente escalonada.

Sin embargo, en las últimas horas, han aparecido otras voces (Bullard y Dudley), que han matizado mucho esa sensación. Las palabras de Bernanke de hoy en el Congreso suponen una enmienda a los temores existentes, y ratifican la continuidad de las inyecciones al ritmo actual hasta que las cifras de empleo mejoren claramente.

Al margen de lo que muestren las actas de la última reunión de la FED que se publicarán esta tarde (y que posiblemente apunten hacia un incremento de la preocupación existente por la continuidad de las compras), las declaraciones de Bernanke alimentan la continuidad de la tendencia alcista que, como decimos, al Ibex le está costando aprovechar.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar