Subidas generalizadas en Europa

Subidas generalizadas en Europa

Subidas generales en las bolsas europeas en el día de hoy, con los índices periféricos liderando los ascensos, a través del sectorial financiero. La re-elección de Napolitano como Presidente de la República de Italia está encontrando una respuesta positiva en el mercado, que comienza a descontar que será posible formar un gobierno de coalición entre el centro izquierda (que ya no encabeza Bersani, tras su dimisión), y la derecha de Berlusconi. Esta opción de Gobierno no era la que más gustaba al mercado antes de conocerse el resultado de los comicios (la aversión a Berlusconi era total), pero, dadas las enormes complicaciones aparecidas durante las últimas semanas de negociaciones, que motivaron que se llegase a barajar con fuerza la posibilidad de convocatoria de nuevas elecciones, ahora se entiende como el menor de los males.

La rentabilidad de la deuda periférica continúa en su tendencia claramente bajista; y en el caso de la deuda española, supone un claro motor de impulso para el Ibex 35, que debería llegar a los 8.700 puntos para converger con el comportamiento de la deuda cotizada. Hoy hemos conocido también que Eurostat valida en esencia la cifra de déficit de 2012, en el entorno del 7% excluyendo las ayudas al sector financiero, y con la revisión del criterio contable de imputar las devoluciones de impuestos al año fiscal en que se demandan, y no cuando se abonan. Tras las palabras de Draghi en julio del año pasado, y la presentación del programa OMT, en esta cifra está el tercer factor de impulso de la fuerte mejora de la cotización de la deuda española.

Por otra parte, está prácticamente descontado que Bruselas otorgará otros dos años adicionales a España para alcanzar el objetivo de déficit del 3%, hasta 2016. Para entonces, la deuda española habrá pasado del 84% al cierre de 2012 al entorno del 100%, y la partida destinada a pagar los intereses de la deuda se acercará al 5% del PIB.

A este respecto, también ha sido revelador que de la cumbre del G20 no se haya desprendido la menor crítica al giro ultraexpansivo del Banco de Japón  tras su reunión del pasado 4 de abril, lo que supone un mensaje implícito de aprobación, frente a las políticas de austeridad europeas. La revelación de los errores en los cálculos de la obra de Rogoff y Reinhart han coincidido con esta corriente de opinión, que domina actualmente, y de manera abrumadora,  el debate económico. 

En el seno del BCE también se están produciendo movimientos. Si la semana pasada era el presidente del Bundesbank quien advertía de la posibilidad de una rebaja de tipos de interés si la situación económica lo demandaba, hoy han sido otros los miembros que apuntan en esa misma línea.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar