Europa sube al calor de los máximos históricos del Dow Jones

Europa sube al calor de los máximos históricos del Dow Jones

Fuertes ascensos en los índices europeos que, en ausencia de motivos domésticos (tan sólo unos datos de PMI de Servicios ligeramente por encima de lo esperado), han encontrado en las bolsas forasteras las fuerzas para subir.

De un lado, una muy buena sesión en Asia, especialmente en China, donde el Gobierno ha mantenimiento los objetivos de crecimiento económico para 2013. Con las últimas medidas destinadas a frenar el precio de los activos inmobiliarios en el gigante asiático, se temía una disminución en estos objetivos.

Pero, principalmente, la determinación de Wall Street a no poner fin a su tendencia alcista explica el 70% de la recuperación de las bolsas europeas desde la pequeña corrección sufrida entre finales de enero y principios de febrero.

De esta forma, el Dow Jones de Industriales alcanza hoy un máximo histórico, superando los niveles de octubre de 2007.

El último tramo de subidas en el selectivo se explica con la mera confirmación de la continuidad de las políticas monetarias expansivas de la FED por parte de varios de sus miembros (primero Bullard, luego Bernanke, ayer Yellen, vicepresidenta de la institución y posible sustituta de Bernake), después de que éstas se pusieran en duda tras conocerse las actas de la última reunión del Banco Central el pasado 20 de febrero.

Resulta sorprendente que la simple ratificación del escenario que tenía descontado el mercado cuando el Dow Jones cotizaba por debajo de los 14.000 puntos (sin que ningún nuevo anuncio se haya producido), haya sido suficiente para eclipsar las consecuencias del secuestro presupuestario (que restará entre un 0,5-1% del crecimiento de la economía americana en los próximos 18 meses), la proximidad del techo de deuda (que hará necesarias nuevas y duras negociaciones entre Demócratas y Republicanos), las enormes dificultades para formar gobierno en Italia (con la posibilidad de convocatoria de nuevos comicios cotizando al alza), y la enorme sobrecompra arrastrada (con ausencia total de corrección en los últimos 7 meses).

Y es ahí donde se encuentra el verdadero motivo de  que el Dow Jones alcance nuevos máximos históricos, cuando el Ibex 35 tendría que subir un 90% para alcanzar los suyos: las bolsas americanas se han vuelto completamente adictas a las rondas de estímulos monetarios, siendo el principal catalizador de sus cotizaciones las expectativas sobre la continuidad de los mismos.

Desde el comienzo de la crisis, la FED  ha inyectado cerca de 2,5 billones de dólares en la economía americana. Esa enorme cantidad de dinero  ha comprado varios miles de puntos de cotización del Dow Jones desde marzo de 2009. Se estima que el desempleo en EE. UU. se situará por debajo del 6,5% en el verano de 2014. Hasta esa fecha, la FED inyectará otros 1,3 billones de Dólares, lo que contribuirá a que las bolsas americanas sigan pareciendo invulnerables.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar