¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Bursaliagestión

La importancia de la rama emocional aplicada al trading

El trading es un campo que requiere muchísima perseverancia y conocimiento interior de uno mismo. Supongo que muchos de los que lean este artículo se sientan identificados. Cuando comenzamos en esta profesión (preciosa e interesante por cierto) normalmente muchos acaban en esto bien, por necesidad (como fue mi caso) o bien por haber escuchado algo en algún medio o recomendación de un amigo. Creemos que abrir una cuenta con CFD’s o Opciones Binarias es la solución y que esos resultados aparecerán de la noche a la mañana, pero cuando vemos la realidad, es otra muy diferente. Vemos que no solo es abrir una cuenta o hacer un curso (al principio los buscamos económicos o del primer libro que leemos) creyendo que nos servirá, pero luego nos damos cuenta que estudiando trading en un fin de semana no se puede aprender trading. Conforme avanzamos el nivel, con los meses nos damos cuenta de una cosa: las emociones. 

Nos damos cuenta que aquí todo puede influir. Desde un mal día, a una discusión con la pareja, el llegar tarde al ordenador, el no tener ganas, el estar cansado… Imaginemos que comenzamos el día con las pilas al 100% y a lo largo de éste día, van ocurriendo ciertas cosas (factores) que podrán afectar a nuestra operativa, ello, nos va descargando esa pila que antes estaba al 100% y debemos de ser consecuentes y evaluar los pros y contras de operar en condiciones adversas.

Son muchos factores a reconocer en poco tiempo: pantallas, ambiente, conexiones, mercados, tiempo, análisis, relajación, estado emocional, concentración… En mi caso, evalúo unos 30 minutos como me encuentro. Si deseo o no operar. De ser así, paso al siguiente nivel: abrir el ordenador y cargar todo. Realizo los análisis, y una vez los tengo, me hago un mapa/esquema mental de cómo irá la operativa, que pasará si se gira, si estoy dentro de mis pérdidas y puedo asumirlas, como deberé actuar, que haré si se me traba la conexión o se me apaga el equipo, como saldré y que haré a continuación si deseo seguir dentro… Todo ello en cuestión de segundos y en ningún momento se deben de perder los estribos. 

 

¿Lo más importante? Conocerse a sí mismo y operar como si estuvieses tomándote un café (estado emocional de relajación)

Mis primeras operaciones fueron con 500€ que perdí al instante en acciones de Apple, no sentí nada, ni nervios ni nada parecido (no sabía como actuaba ni que tenía que hacer) al cabo de un tiempo, comenzar con futuros al contado del S&P500 me daba cuenta que la cosa iba enserio. Debía de ser cauto y preciso en mis operaciones, sin necesidad de volverme loco o liarla. Estar tranquilo y ser consecuente. Pero seré realista, la sensación de ‘tensión’ no se va nunca. Se está cómodo, pero en constante tensión. No es lo mismo al comienzo operar con 2 contratos, que operar de 20 a 40 contratos diarios haciendo prácticamente lo mismo que al principio, operando de forma consecuente, correcta y como no, lo más importante: paciencia. 

Desde aquí animo a todos que sigan en esto, pero no vayan nunca a lo barato, ni a ‘racanear’ un stop por 0.50 de diferencia. Esto es un negocio, una profesión. Hay que tomárselo enserio y ser perseverante, de lo contrario, jamás vendrán los resultados. 

Autor del blog

  • Bursaliagestion

    Trader experto en futuros del Mini S&P500. Formación, coaching y gestión de patrimonios. También me gusta escribir artículos en mis ratos libres en mi propia web.

Envía tu consulta

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar