Este contenido tiene más de 10 años
Ni George Orwell (1984) ni Aldous Huxley (Un mundo feliz) habrían imaginado como se han reinterpretado sus novelas en los inicios del siglo XXI. En las últimas semanas tengo la sensación que los dirigentes de nuestro país se consideran los grandes hermanos de todos los demás ciudadanos. Ejemplos los tenemos todos los días en las noticias. Repasemos algunos: Se quiere limitar el salario por la Ley de la llamada Economía Sostenible a los directivos de grandes empresas.
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar