Este contenido tiene más de 10 años
Planificar es hacer un plan o proyecto de una acción. Es poner en marcha un programa de acciones claro y organizado para alcanzar un objetivo. La Planificación Financiera Patrimonial o planificar nuestras finanzas es el proceso de identificación de metas para manejar los flujos activos y pasivos de dinero actual y su proyección a medio y largo plazo, y la implementación de los pasos adecuados para lograrlas, con el debido asesoramiento financiero de un  profesional. Simplificando, partimos de evaluar dónde estamos hoy (económicamente hablando, patrimonio, deudas, ingresos y gastos), hacia dónde vamos, y lo que es más importante, hacia dónde queremos llegar y cómo lo lograremos. En la Planificación Financiera Patrimonial, todo gira alrededor de la persona y su entorno más cercano, su familia. De cómo cumplir sus deseos y necesidades,  cómo planificar la jubilación,  la edad a la que poder realizarla y cómo reducir los factores de riesgo que todos tenemos en nuestro entorno. Es un proceso “vivo” que se desarrolla a lo largo del tiempo, con las correspondientes modificaciones o rectificaciones conforme van cambiando las condiciones. Para el asesor financiero profesional da una visión objetiva y externa del desarrollo del plan, aporta su experiencia y conocimiento del mercado privilegiando siempre el interés del cliente sobre el propio. El aporte profesional es muy importante, teniendo en cuenta que el dinero trae aparejadas muchas emociones, que desvían nuestra atención y que pueden afectar de forma negativa al logro de los objetivos. Hoy podemos decir que todas las personas y familias, cualquiera sea su nivel socio económico, necesitan de un Plan Financiero. La movilidad social y laboral es mucho mayor, que el mundo en el que vivieron nuestros padres, una persona a lo largo de su vida puede cambiar varias veces de trabajo, o incluso de carrera. También es posible que quien hoy es dueño de un negocio, en algún momento futuro deba buscar un trabajo en relación de dependencia, y quizás alguna vez volver a ser independiente. Los sistemas de seguridad social hoy están colapsados, lo que hace que cada uno deba proveer a sus necesidades para el retiro, período éste que se está ampliando dada la mayor expectativa de vida. Para plantearnos un Plan Financiero, hemos de evaluar en un primer momento, nuestro estado patrimonial actual y en función de los flujos de ingresos y gastos previstos, planificar los ritmos de ahorro futuros, la realización de sueños, planificar los impuestos, la educación de nuestros hijos, nuestros riesgos vitales y de salud de nuestra familia y nuestra jubilación e incluso herencia, en función del momento vital en el que nos sentemos a realizar el estudio.

“Un sueño es un sueño.

Un proyecto es un sueño con un plan y una fecha límite.”

Harvey Mackay

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar