Este contenido tiene más de 10 años
Islandia lo tiene claro. No acepta asumir los riesgos en los que incurrieron sus bancos e Inglaterra amenaza con demandar al país. Se abre la puerta por la que los ciudadanos de a pie se niegan a cargar con los excesos de unos pocos. Los banqueros pasan al punto de mira. Algo que no había pasado en ningún momento de la crisis que nos afecta. Si la postura de Islandia arraiga, el sistema financiero puede volver a verse amenazado.  
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar