Aprendiendo a invertir

Value investing, emprendimiento y filosofía financiera

Derivados para dummies, ¿qué son, cómo funcionan y qué tipos existen?

La regla número en temas de dinero debería ser: nunca comprar productos que no entendemos. No importa qué tan amable sea la chica del banco, ese youtuber joven que te habla de CFDs o tu asesor financiero al venderte fondos y certificados.  

Los derivados financieros o instrumentos derivados comprenden varios de esos productos que deberíamos entender antes de comprar. En realidad su funcionamiento es mucho más sencillo de lo que se cree.  

Su nombre ya nos da un indicio: se trata de productos financieros cuyo valor "deriva" del precio de otro activo (denominado activo subyacente). Por ejemplo, un futuro del oro depende, obviamente, del precio del oro. Prácticamente pueden crearse instrumentos derivados para cualquier tipo de activo subyacente. Los hay para índices bursátiles, acciones, materias primas, tipos de interés, etc.    Leer más

La fórmula mágica para hacerse rico (VIDEO): valorando empresas con el método de Greenblatt

El título de este artículo es algo sensacionalista, lo sé. De hecho, es el mismo título usado en "Libertad Digital" en 2007 por uno de los economistas más reconocidos de España. Uno de los muchos artículos que hablan de Joel Greenblatt.

Las referencias a Greenblatt sobran. Existen pocos inversores privados o profesionales que no lo hayan citado por lo menos una vez. Sobre todo cuando se trata de su libro más conocido „El pequeño libro que vence al mercado“. Franscisco García Paramés lo menciona en su lista de libros recomendados y Juan Ramón Rallo le llama una "excepción" entre los "vende humo" que dicen saber cómo "convertirse en multimillonario". Eso sólo por nombrar dos ejemplos.

El sólo digitar el nombre „Joel Greenblatt“ en el buscador de Rankia arroja más de 230 resultados. Entonces, ¿por qué escribir nuevamente sobre Greenblatt y su formula?   Leer más

La especulación, ¿es buena o mala?

"La culpa la tienen los especuladores"

se decían los pequeños y grandes productores de cebolla en los años 50 en los Estados Unidos de América. Fue por eso que impulsaron el así llamado Onion Futures Act que prohíbe comprar y vender contratos de futuros de cebolla como los que eran comerciados en el CME (Chicago Mercantile Exchange). La medida fue implementada en 1958 con la ayuda del entonces congresista Gerald Ford. Sí, el mismo que años más tarde llegaría a ser presidente. Eso bastaría para proteger a los productores de los especuladores. Por lo menos en la teoría.

También hoy en día la especulación sigue siendo el chivo expiatorio de todo lo que va mal en el mundo. Los especuladores son los malos de la historia, los causantes de la alta volatilidad en los mercados. Para ser justos, casi todos somos especuladores desde el momento en que compramos acciones o cualquier otro tipo valor con fines de inversión. Aún cuando invirtamos a largo plazo, especulamos que el precio de dichos valores subirá con el paso del tiempo.   Leer más

Autor del blog

  • James Arias

    James Arias

    Soy inversor privado en valores y apasionado por las finanzas. Vivo en Alemania y soy el creador de Bolsa para principiantes. Tengo la firme convicción de que la bolsa de valores es un lugar para todos.

Envía tu consulta

Conoce la otra comunidad del grupo Emergia.

Verema: Vinos, Restaurantes, Enoturismo y Club de Vinos

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar