¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Análisis fundamental de empresas cotizadas
Mercados financieros al día con Probuen

AIR CANADA: Cómo salir de la bancarrota dos veces

AIR CANADA es la mayor aerolínea canadiense, con vuelos a los cinco continentes, en más de 100 aeropuertos, con más de 41 millones de clientes y perteneciente a la STAR ALLIANZA NETWORK, junto a sus socios UNITED AIRLINES, LUFHANSA, SCANDINAVIAN AIRLINES y THAI AIRWAYS. Cuenta con un total de 390 aviones, de diferentes marcas como BOEING, AIRBUS, EMBRAER Y BOMBARDIER, según el destino final de vuelo.

Sus títulos en el último ejercicio han tenido una revalorización bursátil del 88,5%, llegando a tener una capitalización de 6.761 millones de dólares canadienses. En el año 2017, la compañía presentó unos resultados cerrados con un beneficio de 2 mil millones.

Pero no todos los tiempos de AIR CANADA, fueron tan felices. Privatizada en el año 1988, fue sacada por el Gobierno de Canadá al mercado bursátil, acudiendo a la misma una cantidad enorme de empleados, confiando en su salud financiera y en la confianza en sus propios empleos. Esta situación le permitió adquirir en 2001 a su competidor CANADIAN AIRLINES, lo que le situaba como duodécima compañía más grande del mundo.

Los problemas llegaron en el año 2003, por causas tanto internas como externas al negocio. El elevado endeudamiento condicionaba su viabilidad. Esta cifra de 8 mil millones de dólares venía condicionada por el alto precio pagado por CANADIAN AIRLINES y por otro lado, el recuerdo de los atentados de NUEVA YORK, la incertidumbre sobre la Guerra de Iraq y los efectos causados por la neumonía asiática, tuvieron como consecuencia la cancelación de muchos vuelos y la pérdida de clientes, debido a la cautela a viajar.

La compañía acabó en bancarrota y pidió ayuda al Estado. La base laboral bajó en un 37% y los pilotos tuvieron que aceptar bajadas salariales en una banda entre el 15 y el 30%. Se cambió el modelo de negocio, con una apuesta por vuelos de más corto espacio. DEUTSCHE BANK apostó por la supervivencia de la compañía y con la ayuda de GE CAPITAL, principal acreedor, al plan de negocio, logró que el negocio se salvara.

Siete años más tarde volvieron las dificultades y en el año 2010 volvieron a solicitar la protección de la ley de quiebras. No se había tenido en cuenta el fondo de jubilación con derechos para los empleados por mil millones de dólares. Se suprimieron 9 mil empleos de los 39 mil existentes y se solicitaron ayudas por una cantidad entre 2 y 3 mil millones de dólares. El grupo ACE AVIATION HOLDING se hizo con el control del 75% del capital en pública subasta, con el compromiso de dar viabilidad a la compañía nuevamente y cumplir obligatoriamente con los acreedores.

Desde el año 2012, la compañía ha vuelto a la rentabilidad, volviendo a presentar resultados positivos, cumpliendo todos sus compromisos y aumentando en sus principales cifras. Hoy en día cotiza cerca de seis veces el valor de sus fondos públicos.

La compañía ha sabido dar valor a su posición de puerta de entrada a Canadá en momentos donde el turismo está en aumento. Las alianzas con sus socios le permiten excelentes conexiones, con slots muy cortos de espera. La inversión realizada en los aviones y el trato dado a los clientes, lograron el nombramiento de AIR CANADA como mejor línea aérea de América del Norte, en una encuesta independiente entre los viajeros.

Un posible nubarrón futuro es la subida tan rápida en el precio del petróleo, que puede perjudicar sus resultados en 2.018.

En el lado económico  AIR CANADA, ha conseguido el año pasado una reducción en su endeudamiento de 1.151  millones de dólares canadienses. Esto le llevó al cierre del ejercicio con un ratio de su deuda neta con respecto al EBITDAR del 2,1, frente al 2,6 precedente.

La compañía ha realizado un plan de viabilidad, bajo ciertas premisas, como el comportamiento del dólar canadiense frente al norteamericano, inflación y precio del petróleo, para los próximos 3 años.

Incrementar el margen anual del EBITDAR entre un 17 y un 20% y subidas en el ROIC del 13 al 16%. Todo ello traería consigo una bajada importante en la deuda y una vuelta al reparto de dividendos.

Dos conclusiones sacamos de la historia de AIR CANADA. Ha sido capaz de levantarse dos veces cuando se encontraba en pésimas condiciones. No es por ejemplo el caso de España, con el cierre de SPANAIR.

La última, que siguiendo el valor oportunamente, ya no es momento de grandes revalorizaciones, pero si cumple sus objetivos, difíciles por el actual precio del petróleo, puede ser una acción para formar parte de una cartera a largo plazo.

Autor del blog

  • Antonio Gimeno B

    CEO en Probuen Advisory, con 35 años de experiencia en Real Estate y Servicios. Intento plasmar el “know how” a nivel estratégico, operativo y de transacciones en el marco corporativo. En ocasiones, aportar un punto de vista diferente puede suponer la diferencia entre resolver o no la problemática que se vive en las organizaciones.

Envía tu consulta

banner probuen


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar