¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Las cosas de Adan Esmit

Lucubraciones de un ciudadano español, que no entiende de aficiones políticas. Sólo de hechos y resultados

El automóvil, la economía y la política

Allá por los años 60, el coche era un signo externo de “status”. El mítico Seat 600, era el sueño de muchas familias de la entonces clase media. Ya en los 70, se popularizó y su adquisición fue asequible para gran parte de la entonces población activa. A partir de entonces, pasó a convertirse en una necesidad más que en un gasto suntuario. Pero es realmente en la década de los ochenta, cuando tuvo el primer gran impulso. Así en 1982, de 296 vehículos por cada mil habitantes, pasamos a 404 en 1990. Desde entonces la cifra ha llegado a 673 a finales de 2009.

El sector de la automoción, es un sector importante dentro de la economía industrial en España, tanto por su nivel de producción, como por el volumen de empleo que genera así como de las exportaciones manufactureras españolas.

Ha sido un sector que se ha destacado por su I+D+I, ofreciendo siempre mejoras innovadoras y reduciendo el nivel de esfuerzo económico para acceder a sus productos. Pero ello no le ha servido para capear esta crisis financiera y real, que estamos pasando.
Si observamos el gráfico de matriculaciones, veremos que desde los máximos de 2007 (1.614.835 uds.) hemos caído casi un 40% en 2010. Este año, no se presenta mejor. El parque automovilístico envejece, causa alarma, pero no hay dinero. Ha sido víctima también de la “burbuja inmobiliaria”. Pero con la curiosidad, de que los llamados vehículos de lujo, si han crecido. Otra prueba más de que algo no funciona bien, en este querido país.
 
Si volvemos al gráfico, podemos analizar el comportamiento de nuestra economía, creo yo de una forma objetiva y muy aproximada a lo que de verdad es la economía doméstica. La que nos interesa, no otra.
 
Así, podemos distinguir 6 períodos:
Uno inicial, que coincide con la transición política, de lateralidad bajista, entre 1972 y 1984.
Un segundo período entre 1984 y 1989 de fuerte crecimiento, que coincide con la consolidación de nuestro régimen democrático recién estrenado.
El tercer período, que va desde 1989 a 1993, hay una primera y fuerte caída, que coincide con la 1ª crisis de nuestra democracia.
Entre 1993 y 1999 se produce un fuerte crecimiento, otra vez, que adelanta un período de crecimiento más moderado, pero constante hasta 2007.
En 2007, el año fatídico, que se produce una brusca caída hasta nuestros días, que de momento no ve final.
 
Corolario: Los gobiernos deberían de poner más atención a sectores de gran importancia económica, que lo han hecho muy bien y no estar tan pendientes de si quiebra o no una Caja de ahorros, que lo ha hecho muy mal y no merece su pervivencia, sino un castigo.
 
  1. #2

    broker 333

    Si tuvieran que ayudar a todos los sectores maduros, no habrían millones suficientes. Es el propio sector quien tiene que reinventarse


  2. #3

    Adan esmit

    en respuesta a broker 333
    Ver mensaje de broker 333

    Crear planes de estímulo a la compra y renovación del parque, como ya ha habido, es simplemente echar cuentas y decir gano 7 de 100 ó 4 de 200, con todo lo que conlleva. Pura arítmética, amigo Broker 333.

  3. #4

    Gaspar

    Exacto, deben inyectar dinero a los sectores que emplean a la gente y que producen bienes de valor agragado y no en los sectores que solo crean bienes artificiales. Las cajas y bancos son solo intermediarios para el crédito y al inyección de dinero. El Gobierno bien podría pasar por alto a estos intermediarios para que el flujo de dinero sea mas directo.

    Saludos

Autor del blog

  • Adan esmit

    Las Cosas de Adan Esmit "Lucubraciones de un ciudadano español, que no entiende de aficiones políticas. Sólo de hechos y resultados"

Envía tu consulta

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar