1
Tras las elecciones del pasado día 22 de Mayo, el mapa autonómico y local ha dado un gran vuelco. Queda menos de un año para la convocatoria de elecciones generales, si no se adelantan, y todos los partidos están ya más pensando en ello que en el trabajo diario. Mala cosa, tal y como está la situación. Pero es lo que tenemos.
En el PSOE, han dispuesto a su nuevo piloto: Alfredo Pérez Rubalcaba. Político con gran experiencia, astuto e inteligente, pero no lozano. Sale del mismo plantel que nos ha gobernado estos últimos años, por lo que no podemos esperar grandes cambios en la orientación de su política.
En el PP, continúa Mariano Rajoy, pese a todo. Es la tercera vez que se presenta para tal menester. Si algo hay que destacar de él, es su perseverancia y aguante a todo tipo de maniobras surgidas para apartarle. Dejar pasar el tiempo y no hacer nada, tan solo esperar, puede ser el catalizador que por fin le lleve a La Moncloa.
El resto de partidos, ejercen su labor de comparsas de este teatro de la democracia, en el que hemos convertido a nuestro país. Hoy tú, mañana yo y después tú. Con un acontecer político que carece de ideas y de innovación. Sometido a esos otros poderes fácticos, que son los que realmente marcan el camino a seguir, quedando para los poderes legítimos la tarea de dar cobertura legal a tales designios.
Parece mentira pero no lo es. Entre tantos millones de españoles, no surge ningún líder ni grupo nuevo, no hay nadie capaz de pronunciarse e inyectar nueva savia al árbol. No hay ideas ni objetivos nuevos, como si lo vivido en estos últimos años hubiera sido algo fructífero que hay que conservar. Que no necesita de reformas profundas.
Es “vox populi” que nuestro estado requiere de una profunda reestructuración de sus instituciones. Contaminadas por el sistema electoral de partidos y mayorías, que como una mancha de aceite llega a todas, convirtiéndolas en un fiel reflejo del reparto de escaños del Congreso y en consecuencia anulando su independencia y aportación a un equilibrio institucional necesario e imprescindible para un funcionamiento eficaz. Donde la justicia y el interés general, sean los referentes del progreso y la convivencia en paz de nuestra sociedad.
Por eso me pregunto: ¿no hay nadie más?
  1. #1
    05/06/11 19:57


    Entre los indignados españoles y el dispuesto piloto Alfredo Perez Rubalcaba, pienso que se ha desatado una batalla. Seguramente JLRZ ha pensado el día que se puso al mando, y lo que pensó el dia despues... por no decir años. Respeto todas las ideologías aunque hoy en día me tienen que abrir muy bien los ojos, no el corazón "con tanto engaño y manipulación". Muchos españoles no hemos estudiado política pero si debemos de afrontar día a día la fractura de una España con el enorme riesgo de que quebrantarse sino lo ha hecho ya.
    Sabes que hubieran hecho los pilotos socialistas con la Tasa de Paro y más aún tan cerca de las elecciones si gobernara el PP, te lo voy a decir una manifestación en compañias de sus partidos de Izquierdas sin olvidar los Sindicatos.
    Un saludo

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar