1
Este contenido tiene más de 10 años

Hoy, desde mi blog, quiero dedicar unas líneas a uno de los políticos más importantes que aún tenemos en España, que a punto de cumplir 89 años, sigue en la actividad política y diaria. Se trata de Don Manuel Fraga Iribarne.
Mis primeros recuerdos de él, datan de la mitad de los años 60 cuando era Ministro de Información y Turismo, durante el gobierno del general Franco. Su ley de prensa, su apuesta por el turismo y su crítica, aunque leal, al régimen franquista, llamaron entonces mi atención, siendo yo muy niño.
Su período de embajador en Londres enriqueció aún más si cabe, su visión de lo que debía ser una nación moderna y progresista.
A mediados de los años 70, fue nombrado Vicepresidente y Ministro de Gobernación, enfrentándose a una etapa convulsa con autoridad y criterio, que el tiempo ha demostrado fue necesario para progresar en la instauración del régimen de libertades, que hoy disfrutamos.
Poco más tarde creó Alianza Popular, germen del actual Partido Popular, como organización que quería aunar los intereses de una derecha moderada y moderna. Durante su mandato no consiguió, lo que para mi era su gran meta, la presidencia del gobierno. Pero después, más tarde, ejerció de presidente en su tierra natal, Galicia, durante muchos años, ganándose el reconocimiento y prestigio, que  le habían querido sustraer durante mucho tiempo por su pasado franquista.
Hoy, a pesar de su avanzada edad, con sus limitaciones físicas, sigue asistiendo a muchos de los actos y actividades políticas, que su cargo le requiere. Lo que viene a demostrar su entrega y sacrificio por los asuntos públicos. ¿Qué necesidad tiene, si no es su vocación?
Él, junto a otros políticos de igual y diferente ideología, supieron buscar un punto de acuerdo y equilibrio, para que en España disfrutáramos de un estado libre, democrático y social.
Desde aquí quiero enviarle un fuerte abrazo y mís deseos de pronta recuperación a Manuel Fraga Iribarne. Con su gran capacidad de trabajo, desde diferentes puestos, ha colaborado a que hoy España, sea una nación próspera y moderna . En todos sus empleos públicos ha demostrado su amor y devoción por el interés general y el servicio público. Su entrega sin contraprestaciones, su liderazgo, su honestidad, su intelectualidad, su extensa cultura y en ocasiones su autoritarismo, han sido decisivos para reconstruir esta nación del siglo XXI.
¡Muchas gracias Don Manuel. Que se recupere pronto y bien!

  1. #1
    10/04/11 17:38

    Es posible, que ahora se escriban libros de los progresos de antes de la democracia, en sí muchos españoles vivieron en aquella sociedad la cual recuerdan con nostalgia y cariño unos años felices y es posible días amargos, otros deseaban algo mas, quizás unas ideas nuevas,con una covertura de desarrollo con más capacidad de crecimiento, lo que me voy a quedar con dudas,es si serían las que vivimos hoy en día. Aquel período de los años 60 con perspectivas de un mañana más innovador con fe y progreso, posiblememente despreucupados se vivían situaciones de todo tipo, pero lo que no me cabe duda, que no se podrían ni imaginar algunos fundamentos e ideas que se ingenian en el siglo XXI.
    Saludos

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar