¿Qué ha causado la crisis en españa? (2ª parte)

Este contenido tiene casi 12 años
En el anterior artículo, analizábamos cuándo, por qué y cómo se germinó la burbuja inmobiliaria. Concluíamos que esta burbuja ha provocado un sobreendeudamiento de las economías familiares por encima de los límites racionales y con una seria amenaza futura, ante una posible subida de tipos de interés, más que probable.
 
Como todos sabéis, en Mayo de este año, España fue muy cuestionada en cuanto a la solvencia de su deuda soberana. Los tipos de interés de la deuda española, se dispararon muy por encima respecto del bono alemán, patrón de referencia en los mercados internacionales. A partir de ese momento, el gobierno tuvo que tomar una serie de medidas, para recobrar la credibilidad de los inversores.
¿Por qué ha ocurrido esto? ¿Es el gobierno actual culpable de habernos endeudado por encima de criterios aceptables?
Si observamos el gráfico de la deuda del Estado, podemos observar, que entre 1996 y 2004, está crece de una forma progresiva, pasando de 260.560 MM de euros, a 319.154 MM de euros, reduciéndose hasta 307.168 MM de euros a finales de 2007. Momento a partir del cual se dispara hasta 475.402 MM de euros a finales de 2009. Por lo que se deduce, que este sobreendeudamiento que se produce en los dos últimos años, no puede obedecer más que a necesidades o compromisos ya adquiridos anteriormente. Y a la necesidad de mantener estos compromisos o necesidades, a pesar de la fuerte caída de los ingresos del Estado y el aumento de los gastos. Cierto es, que también hay una intención política del gobierno en negar la crisis que era evidente, que incluso lleva a realizar una serie de incremento en gastos sociales y/o propagandísticos, para “mantener vivas las expectativas de los ciudadanos”. Craso error, pero su cuantía no es determinante para los grandes números que manejamos.
Como vivimos en lo que se ha venido a llamar, Estado de las Autonomías, con una serie de competencias de gobierno, determinadas por nuestro ordenamiento jurídico. Así, existen en España 19 regimenes autonómicos con capacidad de endeudarse y gobernados por diferentes partidos y consecuentemente, diferentes modos de gestión. Si analizamos la deuda de estas administraciones, podemos también observar, la diferente evolución de las deudas en los últimos años. Así por ejemplo, Madrid y Valencia, por citar dos CC.AA. gobernadas por el PP, desde 1995 hasta 2004, incrementaron su deuda, un 220% y un 298%, respectivamente. A finales de 2009, se había incrementado hasta un 313% y un 421%. Chocan estos datos, con otras comunidades autónomas, como Navarra o el País Vasco. O incluso del propio Estado, cuya deuda en esos mismos períodos, supuso un incremento del 39% y 107%.
 
Ya para terminar, si nos fijamos ahora en el cuadro adjunto, en el que se reflejan las participaciones del Estado, de los bancos y de las empresas no financieras en la bolsa de valores española, observamos que entre 1998 y 2001, las empresas no financieras – léase: ACS, IBERDROLA, TELEFONICA, REPSOL, GAS NATURAL, SACYR, etc.– aumentan su participación del 5,5% al 21,7%. Curiosamente, entre 1996 y 1999, las AA.PP. desinvierten su participación del 10,9 al 0,3%. Algo parecido ocurre con los bancos y cajas, que desde 1994 hasta el año 2000, su participación pasa de un 15,1 % hasta un 7,3%. Por lo que podemos concluir, que la disminución de las participaciones de las AA.PP. y de los bancos, en las empresas españolas, se corresponde con el aumento de las participaciones de estas, ya sea por adquisición de otras, fusión o creación de grupos empresariales más grandes. Transacciones todas, que se realizan vía endeudamiento.

No es necesario, creo yo, profundizar mucho más en el análisis, para situar en tiempo y lugar, quienes, como y por qué, fraguaron la crisis económica que padecemos, basada en un crecimiento artificial y en el endeudamiento irracional.

Por último, insistir, que nuestra perdida de competitividad y productividad, tiene que ver más con la codicia y la corrupción, que con la capacidad y disposición de los trabajadores. ¡No lo olvidemos!

 
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar