El gráfico semanal: Snap o el valor de la buena gestión



Robinhood, nuestro valor del lunes pasado, ha seguido cayendo estos últimos días, bien es verdad que de forma moderada y sin los sobresaltos a los que nos tiene acostumbrados la cotización del valor desde su salida a Bolsa a fines del pasado julio. En general las tecnológicas han recortado y en la semana el Nasdaq Composite ha perdido un 1,6%, aunque en esta ocasión las caídas del Dow Jones y del S&P han sido algo superiores.

Tras esa ligera caída semanal, el Nasdaq todavía acumula una subida en el año del 17,3% que se suma a la subida del 44% que tuvo el pasado año. El comportamiento del Nasdaq es, sencillamente, impresionante y lo es porque entre sus miembros están algunas de las compañías más innovadoras del mundo, que están transformando la vida de todos y cada uno de nosotros.

Una de esas compañías es Snap, cuyo Gráfico desde que salió a Bolsa traemos hoy a nuestra sección, comparándolo con una de las "big five", la red social por excelencia, Facebook. Lo interesante del Gráfico es que muestra como su cotización fue capaz de remontar de forma espectacular en el 2020, después de pasarlo muy mal en el 2017, 2018 y 2019, periodo en el que llegó a perder más del 70% del valor que alcanzó el primer día de cotización en Bolsa.

Esta excepcional remontada tiene como causa principal la buena gestión y el genio emprendedor del fundador de Snap, Evan Spiegel, que ha sabido superar desafíos tan importantes como el que le planteó Facebook en el 2017, cuando integró en su filial Instagram la posibilidad de subir fotos que se destruyeran al poco tiempo, una característica que era precisamente la seña de identidad de Snap.

Tras ese contratiempo, Spiegel supo crear nuevos productos, aumentando las funcionalidades para sus clientes y adelantándose a la competencia en soluciones como las gafas inteligentes con cámara incorporada. Supo además desarrollar una fuerte presencia de Snap en países emergentes no atendidos por la competencia como India, Arabia Saudita, Filipinas, Egipto o Indonesia. Adicionalmente ha desarrollado una gama de acuerdos con empresas como Coca Cola o Gucci, entre otras muchas, para ofrecer experiencias interactivas que aprovechen su tecnología de realidad aumentada, uno de los focos en los que se ha centrado Snap.

Tras multiplicar su valor desde mínimos más de diez veces, y tras duplicarlo en los últimos doce meses, Snap cotiza a una valoración muy exigente, sobre todo teniendo en cuenta que todavía no gana dinero, aunque lo que la compañía llama "Ebitda ajustado" ha sido positivo en tres de los cuatro últimos trimestres.

En estos tiempos en los tanto que se discute sobre el "value" o el "growth", Snap es un ejemplo de como el espíritu emprendedor unido a una buena visión estratégica y a una gestión eficiente son las auténticas claves que llevan a crear valor para los accionistas. Pero esperaríamos para entrar en Snap a ver la evolución de las cuentas del tercer trimestre y a que haya alguna corrección en su cotización.
 
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar