Cambiando el mundo
Discusión de problemas y soluciones de actualidad económica mundial

Derivados y ¿desempleo futuro para los financieros?

7
Publicado por Comstar el 18 de diciembre de 2011

La existencia de los derivados presenta un cierto peligro sistémico, pero sobre todo una amenaza relativamente inmediata para otros tipos de empleo de los países desarollados/financierizados, un peligro que nadie está viendo, debido a que nadie quiere ver porque están haciendo mucho dinero al voltear a ver hacia otro lado.  ¿Exuberancia irracional?  Para comprender cómo funciona este problema, hay que explicar unas cuantas cosas.

Las apuestas de las carreras de caballos

Imagina que empiezas un negocio de apuestas de carreras de caballos.  Tu eres el corredor de apuestas y los demás son los apostadores.  Como es un negocio que no produce nada, si quisieras dar sostenibilidad real a tu negocio tendrías que tratar de que mucha gente apueste y muy pocos ganen, porque si no, tendrías muchos líos.

En este esquema de apuesta de caballos, se establecen ciertas condiciones para que el apostador gane, y evidentemente las probabilidades van en contra del apostador.  Si el apostador gana, tu contraes una deuda para con el apostador, y si ganas tu, el apostador pierde su dinero.  Aquí más que nunca, te interesa que el apostador pierda tanto como sea posible, porque si no lo que obtienes es una gran deuda.

Lo interesante es que aunque sabemos que las deudas no son algo bueno en las apuestas, financieramente hablando son activos, de modo que se alardea de aumento de activos, cuando en realidad puede ser un aumento de deudas, porque sabemos que la riqueza y la deuda no son lo mismo (mira mi post La confusión entre riqueza y deuda (y las aberraciones conceptuales derivadas)), aunque los financieros tratan de confundirnos.

Los derivados funcionan de manera muy similar a las apuestas de caballos, pues sólo hay dos posibilidades: El apostador pierde o el banco se llena de deudas.  Evidentemente, como los bancos que son los corredores de apuestas, nunca pierden excepto en algunas contadas ocasiones, y el apostador debe perder.  Este es el caso de Grecia, que apostó con Goldman Sachs y perdió.  Los inversionistas sofisticados de los CDO sintéticos apostaron a la recuperación de los créditos subprime en EUA y perdieron.  En los 1990 Long Term Capital Management no hizo bien su trabajo como corredor de apuestas y se llenó de deudas impagables, causando la famosa crisis asiática de derivados.

Un peligro sistémico

¿Cómo hacen los bancos para no perder?  Los bancos necesitan estimar las probabilidades de que el caballo al que apuestan gane, necesita fijar un precio para la apuesta y la ganancia del apostador, y sobre todo necesitan fijar las condiciones contractuales del juego donde se hace la apuesta.  Para ello los bancos reunen muchos datos y contratan a genios matemáticos para que elaboren complicados modelos que les permitan estimar condiciones para los derivados para sacar ganancia.  A ello se suman abogados que arman un contrato que el inversionista firma.

Aunque los derivados se muestran como algo para sacar ganancia, en realidad son apuestas.  Si los genios matemáticos del banco no son suficientemente ágiles para estimar probabilidades, o para predecir el futuro, perderán dinero y se llenarán de deudas que no podrían pagar (activos tóxicos).  Si quieres entender que son los activos tóxicos lee mi post ¿Qué son activos tóxicos y qué es un rescate a los bancos? Esto le pasó a Long Term Capital Management y llevó a una crisis de derivados en Asia en los 1990 cuando el mercado de derivados era aún muy pequeño.

¿Cuál es el peligro sistémico de que se llenen de activos tóxicos?  Resulta que en 2006 el tamaño del mercado de derivados era 10 veces el tamaño del PIB de todo el planeta, lo que significa que cuando mucho un 10% del dinero apostado podría recuperarse aunque todos los gobiernos del mundo regalaran su PIB completo para rescatar (regalar dinero a) bancos.

Para que esto no ocurra, lo que tiene que suceder es que los apostadores pierdan y el banco gane, lo cual significa que los apostadores deben tener mucho cuidado a la hora de apostar.  La razón por la cual es conveniente para los bancos que las noticias financieras sean desinformativas y que se pinte un escenario que no es, es para que la gente apueste a lo que no es para que los apostadores pierdan.

Los "seguros" y los riesgos morales

Los derivados suelen ser vendidos a la gente como si fueran un seguro.  Como sabes, si compras un seguro de accidente de tránsito, si te ocurre algo, la aseguradora te paga el dinero y de esa manera te cubres contra una desgracia.  Lo que pasa es que con los derivados no necesitas que el seguro te cubra a ti, sino que podrías comprar un seguro contra accidentes de tu vecino (si tal derivado llegara a existir) de modo que te pagan si le ocurre un accidente a tu vecino.  Entonces, si no te afecta a tí, no es un seguro, sino una apuesta.  En lugar de comprar un seguro, apuestas a que el vecino va a tener un accidente, y ganas si lo tiene.  Se diría que "te estás poniendo corto hacia tu vecino".

Esto lo que implica es que a tí te convendría que al vecino le ocurriera un accidente, y si estuviera en tus manos y quisieras más al dinero que al vecino, tratarías de sabotearle el carro.  De hecho, cuando los bancos estadounidenses se presentaron ante el Congreso de EUA en virtud de la crisis subprime, apuntaron que el riesgo moral allí era que los bancos sabían que los créditos subprime se iban a derrumbar y aún así vendieron derivados donde el inversionista apostaba a que se podían cobrar los préstamos subprime.  En el congreso se indicó que era como si el banco vendiera un coche en mal estado y luego apostara a que iba a tener un accidente.

Así los derivados pueden terminar trasladando pérdidas a quienes no ocasionaron los problemas, que es lo que en finanzas se conoce como riesgo moral, que consiste en el cambio de conducta que se tiene cuando no se debe afrontar las consecuencias de las propias acciones.  De hecho los derivados fueron los responsables de que una pequeña crisis subprime se comvirtiera en crisis mundial, fueron el mecanismo de propagación de crisis.  Así los españoles pueden agradecer una buena parte del paro al sistema de los derivados.

Es que entre los apostadores en la crisis subprime estaban otros bancos, fondos de pensiones, aseguradoras, reaseguradoras, etc, y al perder la apuesta se llenaban de pérdidas.  ¿Y por qué los apostadores apostaron tan mal?  Porque las agencias calificadoras habían dado rating AAA a los créditos subprime.  Las agencias calificadoras no dicen verdades, sino que dan opiniones de acuerdo con quienes les paguen, algo que expliqué en mi post PIIGS, EUA y las opiniones crediticias de las agencias calificadoras.  Estos apostadores tuvieron que ser rescatados por los contribuyentes, quienes sabemos que no recibieron absolutamente nada.

Los defensores del sistema de derivados nos vienen a contar la historia de cómo los derivados permiten a muchos protegerse contra desgracias (¡¡vaya cosa buena que son los derivados!!), pero sabemos que la mayoría de los apostadores no apuestan para protegerse sino que apuestan simplemente a eventos que no les afectan, algo que presenta muchos peligros, porque puede generar un incentivo para apostar a la destrucción y a la ruina de alguien o a aprovechar la ruina de alguien para ganar dinero.

Por ejemplo, los bancos (apostadores) apostaron ante AIG (corredor de apuestas) a que sus créditos subprime se caerían.  Esto por supuesto se disfraza de un "seguro" en caso de no poder cobrar esos créditos subprime con calificación AAA.  ¿El resultado?  Estos son los montos pagados por los contribuyentes americanos para rescatar a AIG frente a la crisis de derivados que casi destruye a AIG en 2008.

Goldman Sachs $13 billion
Merryl Lynch $7 billion
Bank of America $5 billion

Bancos de
Reino Unido $13 billion
Alemania $17 billion
Francia $19 billion
Suiza $5 billion

Total que fue a bancos en EUA $44 billion
Total que fue a bancos fuera de EUA $62 billion

Los defensores de los derivados dicen que "se usaron mal los derivados".  Lo cierto es que en el mundo de las apuestas o gana el apostador o gana el correedor de apuestas.  ¿Qué es "usar mal una apuesta"?  ¿Acaso existe tal cosa?  No, existen apuestas, se ganan o se pierden.  Si fuera que sólo apostadores y corredores fueran afectados, pues vale, pero en este casino los empleos y ahorros de la gente están en juego.  Los derivados contienen peligros, algo que George Soros y Warren Buffet habían anotado en el pasado.

Warren Buffet calls credit derivatives “financial weapons of mass destruction.” (...) Why worry about credit derivatives? One reason is that the “notional value” of the most important credit derivatives, credit default swaps, or CDS, is now $62 trillion. That’s trillion, with a “‘T,” and it is more than the whole world’s gross domestic product. Numbers that big automatically make people nervous, especially when they see the canniest investors like Buffet taking losses.

Fuente: Financial Weapons of Mass Destruction

The primary purpose of the transaction was to generate fees and commissions. This is a clear demonstration of how derivatives and synthetic securities have been used to create imaginary value out of thin air. (...) Derivatives can serve many useful purposes, but they also contain hidden dangers. For instance, they can pile up hidden imbalances in supply or demand which may suddenly be revealed when a threshold is breached. This is true of so-called knockout options, used in currency hedging. It was also true of the portfolio insurance programs that caused the New York Stock Exchange’s Black Monday in October 1987. The subsequent introduction of circuit breakers tacitly acknowledged that derivatives can cause discontinuities, but the proper conclusions were not drawn. Credit default swaps are particularly suspect. They are supposed to provide insurance against default to bondholders. But because they are freely tradable, they can be used to mount bear raids; in addition to insurance they also provide a license to kill. Their use ought to be confined to those who have a insurable interest in the bonds of a country or company.

George Soros: America must face up to the dangers of derivatives

El sistema de derivados presenta peligros para todos nosotros, simples mortales, porque es un mecanismo de propagación de crisis, donde los que causan los problemas no sufren las consecuencias de sus actos, y por ende prevalece el riesgo moral que destruye la regla del capitalismo que dice "si lo rompes, lo pagas".

Banca de depósitos y banca de inversión

Pero no sólo los contribuyentes pagaron.  También los ahorrantes.  Al abolirse la ley Glass-Steagall, los bancos de depósitos podían convertirse en bancos de inversión, lo cual agrega otro riesgo sistémico.

Cuando estos roles estaban separados en virtud de la ley Glass-Steagall, el banco de depósitos tendría que tener mucho cuidado a la hora de invertir su dinero para no recibir pérdidas, lo que hacía que el mismo banco fuera vigilante de la calidad de sus inversiones.  El banco de inversión por el contrario, lo que quería era vender para maximizar sus ingresos.  Al romperse esta división, los roles contrapuestos se rompen, y si el banco de inversion vendió mal, los ahorrantes terminan quedándose sin sus ahorros.  De esta manera, los bancos estarían apostando el dinero de sus ahorrantes en negocios riesgosos.

Los derivados son apuestas.  Si fueras un banquero a la antigua y te dicen que apuestes el dinero de los ahorrantes, que si ganas obtienes una tajada, pero si pierdes tu respondes ante los ahorrantes con tu puesto y tu reputación y posiblemente una causa penal ante un proceso de bancarrota con reestructuración, seguramente odiarías apostar.  Lo que pasa es que hoy el casino bursátil tiene reglas distintas, pues es como si le dijeran al banquero, "puedes apostar libremente el dinero de los ahorrantes e inversionistas, si ganas obtendrás una tajada y si pierdes los contribuyentes y los ahorrantes pagan y no te pasa absolutamente nada".  Esto empuja a que el peligro se vea como oportunidad y que se pierda cuidado, porque no se sufre las consecuencias de los propios actos.

Felix Salmon de Reuters apunta que se ha contratado en banca a tomadores de riesgos.

In fact, investment bankers by nature have huge appetites for risk, and most of them take pride in being able to sleep at night even when their bets are going the wrong way.

Fuente: When investment banks hire risk-takers

Si sumas el hábito de tomar riesgos y la impunidad absoluta cuando hay problemas, no es difícil adivinar el resultado.  Hay premio y nunca hay castigo, como había en el capitalismo, donde se arriesga y se gana, pero también hay riesgo de perder.  Esto empuja a mucha gente a inclnarse por las finanzas y no las ciencias.

La deformación de razones para rescatar bancos

Al inicio el TARP (Troubled Assets Relief Program) que era el rescate americano a los bancos, tenía como propósito dar dinero a los bancos que habían dejado de prestar dinero, para que prestaran ese dinero.  En lugar de ello lo que ocurrió fue que usaron ese dinero para cubrir sus activos tóxicos, y así reportaron ganancias asombrosas, que eran artificiales.

Se justificó el rescate como "un préstamo" del gobierno hacia los bancos, pero la tasa de interés del préstamo era ridícula, pues en términos netos ha sido inferior a la tasa de interés que ofrecen los bonos americanos, de modo que sólo bastaría comprar bonos americanos para cubrir los intereses y encima se saca ganancia.

Al recibir el dinero del rescate, ahora los bancos ya estaban fuertes y podrían especular y arriesgar y producir muchos más activos tóxicos.  Y como a más dinero producirán más activos tóxicos, en cierto tiempo ocuparán otro rescate para cubrir sus activos tóxicos.  Y es así que los rescates dejaron de ser una medida para reactivar el crédito, y pasan a ser una medida para evitar que los banqueros que crean activos tóxicos a propósito, se vayan a la bancarrota, y así se les premia su mala gestión.

En mi post anterior EUA: Del capitalismo al dadivoso rescate financiero hablo del libro "Bailout Nation: How Greed and Easy Money Corrupted Wall Street and Shook the World Economy" que explica cómo EUA evolucionó hasta ser una nación cuyo sistema funciona hoy en función de rescatar a los bancos

El incentivo para crear activos tóxicos

Como sabemos, los activos tóxicos es dinero falso creado en libros contables, deudas impagables, que se arreglan con una inyección de capital (dinero real) y sabemos también que el sistema de reserva fraccional permite a los bancos crear activos tóxicos a partir de dinero real.

En este mecanismo falta ver la motivación del banquero.  ¿Este sistema favorece que el banquero produzca o deje de producir activos tóxicos?  Como las deudas son activos, al banquero le conviene crear activos tóxicos, porque a sabiendas de que será rescatado a una tasa de interés ridícula y ruinosa para los contribuyentes, querrá aumentar sus activos.  Es en esencia un fraude de Ponzi subsidiado por los contribuyentes, donde hay ganancias pero nunca hay pérdidas para el banquero.

Lo interesante es que no sólo se puede crear activos tóxicos con los depósitos de los ahorrantes, sino también los depósitos de los inversionistas, de modo que las inversiones también ayudan a que haya activos tóxicos que los contribuyentes pagarán.  De esta manera, cada rescate hoy contribuye a que se diga mañana que los bancos están mal, y se pone a correr a los gobiernos para que les llenen los bolsillos con dinero.

Regulación

Como sabemos, los bancos se han opuesto a la regulación, porque ello significaría poner sus carteras y cuentas bajo vigilancia.  Y en materia de derivados los bancos no quieren esa vigilancia.  Y sabemos que actualmente el esquema es un fraude de Ponzi interminable donde los bancos se hacen rescatar una y otra vez para hacer crecer sus abultados activos a base de subsidio de contribuyentes.

Así es cómo los mecanismos que causaron la crisis siguen en pie, tan radiantemente presentes como en 2008.  Y los rescates dejaron de ser una medida equivocada para reactivar el crédito y parece haberse convertido en un derecho de los banqueros, de modo que si lo hacen mal, recibirán el premio del gobierno.

Los nombres que reciben los rescates son muy variados.  Rescates, QE, TARP, recapitalizaciones, inyección de capital, etc.  De esta manera los gobiernos siguen rescatando a los bancos y hundiendo a los ciudadanos.  Así, cuando ves que una caja o un banco está mal o le han bajado el rating, sabes que si rescatas a ese banco, es como darle una golosina a un niño malcriado para que haga silencio.  Sabes que tras comerse la golosina gritará más duro y pedirá más golosinas que antes.

La historia en detalle está narrada en detalle y de forma excelente en Sold Out. How Wall Street Betrayed America. Consumer education foundation.  Es un documento PDF que recomiendo leer y que no tiene desperdicio.

Más empleos se irán o desaparecerán

Hemos visto que los derivados son un mecanismo de propagación de crisis, que bancos apuestan el dinero de los ahorrantes, que los bancos crean activos tóxicos con dinero de ahorrantes e inversionistas, y que existe un incentivo para crear activos tóxicos y crisis, y los bancos no quieren regulación y cada vez imponen condiciones más abusivas a la gente y el riesgo moral persiste, lo que esencialmente significa que la crisis está lejos de terminar.  Pero esto es meramente corto plazo.

Lo que pareciera lógico en este entorno es meterse a estudiar y trabajar en finanzas para estar lejos de la crisis, ganando salario de banco y evitando estar en el papel de los que son despellejados por los abusos bancarios. 

Con base en lo que he visto, la situación a mediano plazo pinta un poco distinta.  Un banco es un ente que tiene 3 áreas básicas: Contratos, cobros y manejo de información.  En contratos hay unos pocos abogados y muchos vendedores mal pagados.  En cobros hay trabajadores mal pagados también.  Y en manejo de información es donde están los que mejor ganan, pero esos están siendo gradualmente recortados por las mejoras informáticas y automatización que los bancos están efectuando en sus sistemas.  A futuro ¿podemos esperar desempleo en la banca?  Estos son algunos ejemplos recientes de recortes.

Los indicios señalan que las cosas no pintarán muy bien para los que trabajan en banca en un futuro cercano.

Bankers, enduring rounds of deep job cuts, face the grim prospect of having nowhere to turn to for immediate employment in the industry, as nearly all branches of finance have pulled back on hiring.  Unlike 2009, when the industry was split between banks recovering and banks expanding, this time around, the economic climate has forced a broad retreat across the entire sector.(...) These days, a bank employee looking around for options at various firms is seeing very little, if anything at all. One of the factors holding back commercial banks from hiring, in addition to the poor market conditions, is looming cost-control pressures.

Fuente: Laid-Off Bankers Face Tough Job Market With Many Companies Not Hiring

De aquí en adelante, cuando hablo sobre el futuro y no sobre el presente, donde no hay herramientas fiables, ni profecías confiables, sino simplemente opiniones, lo único que se puede dar será una opinión, y ese futuro que veo tiene que ver con tendencias que he estado observando.

¿La solución a la crisis está en la tecnología?

Para algunos,  "la solución a la crisis está en la tecnología" (wow, como si fuera así de simple).  Cabe preguntarse ¿solución para quién?  La tecnología como "solución" es lo que empujan los seguidores del movimiento Zeitgeist.  Aunque suena simple, las cosas no pintan halagüeñas para los países desarrollados.  Ya había señalado en el pasado que en los países financierizados, la gente tiene la idea feudal de que la cúspide del éxito es ganar dinero sin trabajar (mira mi post ¿Modelo parasitario chino o modelo feudal parasitario americano-europeo? ), ha empujado un sistema donde irónicamente el desempleo (ausencia de trabajo) se ha vuelto importante.  Y he analizado también cómo es que la financierización de un país hace que los empleos se vayan a otros países productores y no tan financierizados (véase mi post El horrible dilema: Inflación o desempleo).

Los genios matemáticos en países financierizados buscan dedicarse a las finanzas, que es donde se ocupan para manejar derivados, y han dejado de dedicarse a las ciencias, y por eso es que en EUA hay muchos financieros y muy pocos astrofísicos.  Es decir, los genios matemáticos hoy prefieren un casino bursátil por amor al dinero, que trabajar por amor a la ciencia.  Esa bursatilización de las preferencias de carrera tiene un precio.  Para los banqueros la "educación financiera" y apuntalar la idea de que las apuestas bursátiles son cosa buena, le favorecen, pero no al resto de la gente.

Esto está empujando a que los empleos del sector aeroespacial se empiecen a mover también hacia países productores, no sólo porque los trabajadores de países productores son más baratos, sino porque los genios de esos países productores están dispuestos a irse al lado de las ciencias, porque los empleos aeroespaciales pagan muy bien pero hay que trabajar y sudar la gota gorda al trabajar sobre cosas del mundo real en una industria donde no hay oportunidad para errores, en lugar de hacer como los financieros que ganan dinero simplemente moviendo dinero de un lado a otro en la comodidad del casino, o diseñando condiciones para hacer perder las apuestas a otros.

Lo que el ojo no ve

Con los recortes en la NASA muchos creen que se acabó la era espacial.  Resulta que aparte de la NASA están las agencias coreana, india, china, rusa, la ESA y muchas otras.  Y aunque todas las agencias del mundo cerraran, las oportunidades en materia espacial son amplias.  Cada vez que usas tu teléfono celular, miras TV por cable, envías datos por internet, usas un GPS, ves las noticias del clima, posiblemente estas usando servicios donde interviene al menos un satélite.  Y como sabes, esas ramas de negocios están lejos de desaparecer.  Eso no te lo dicen en las noticias, porque lo único que ves en los medios es "CRISIS, CRISIS" como si no existiera nada más en el mundo.

Bancos apuestan a automatización

Puede ser que desaparezcan los empleos de la industria aeroespacial de países desarrollados, porque en esos países altamente financierizados, los genios prefieren dedicarse a la finanzas y no a lo aeroespacial, creyendo que su talento servirá para los derivados, o para cumplir el sueño feudal de vivir sin trabajar, sin saber que los bancos hoy mismo están trabajando sobre maneras de recortar empleos y deshacerse de tantas personas como puedan, para maximizar su ganancia.  Te sorprendedía saber el intensivo trabajo de automatización que están llevando a cabo los bancos en este momento para deshacerse de su gente.  Con el auge de las finanzas, la gente menosprecia lo aeroespacial, porque piensan que es un sector venido a menos, en virtud de los recortes de la NASA y el fin de la era del transbordador espacial, y la gran presencia mediática de la crisis respecto de las noticias en lo aeroespacial.

Tecnología en fuga

Pero no sólo lo aeroespacial puede irse.  Todo lo que sea tecnología está teniendo un gran auge en los países productores, y las multinacionales ya tienen laboratorios en esos países de genios inventores que no se van a las finanzas, sino que se quedan en la ingeniería inventando aparatos.   Cuando oyes los nombres de I+D de multinacionales, escuchas nombres de la India o de China.

Con escasez de trabajadores en ramas tecnológicas en países desarrollados/financierizados, que encima son caros y con la cada vez mayor abundancia de trabajadores en tecnología en países baratos, esos empleos pueden acelerar su tasa de salida.  China e India están produciendo ingenieros y genios científicos en forma masiva.  En setiembre de 2010 una noticia de Japan Today llamó mucho mi atención.  Parece que Japán Today suele retirar las noticias viejas de la web, así que en esta ocasión no me queda más que transcribir sin poner la fuente, porque la noticia ya no está en el enlace original.

Japan slips in global university rankings, overtaken by China

Thursday 16th September, 10:45 AM JST

LONDON — Japan has slipped in an annual table of world university rankings and been overtaken by China for the first time, according to survey results released Thursday.  The number of Japanese institutions among the world’s top 200 universities has fallen from 11 to five, the Times Higher Education magazine rankings showed.

The British magazine teamed up with Thomson Reuters to assess universities largely based on their teaching and research capacity. The teams also judged institutions’ international mix of staff and students and each university’s ability to transfer research into commercial gains.

The only Japanese institution to be placed in the top 50 is the University of Tokyo. The other four among the top 200 are Kyoto University (57th), Tokyo Institute of Technology (112th), Osaka University (130th) and Tohoku University (132nd).  By contrast, China has six universities in the top 200—more than any country in Asia—‘‘in what many of Japan’s institutions will see as very disappointing results,’’ according to a statement from the magazine. Peking University is the highest-ranked Chinese institution at 37th.  ‘‘Recent cuts in higher education funding, and a new more detailed methodology for the rankings, have exposed serious weaknesses in the performance of Japan’s leading institutions on a global stage,’’ says the commentary.

In a change of methodology this year, assessors placed less importance on reputation and heritage and more emphasis on teaching, research and knowledge transfer.  U.S. universities dominate the top of the rankings with Harvard in first place. Oxford and Cambridge universities took joint sixth position.  On the country ranking table, the United States was in first place, with China at eighth and Japan 10th.  Ann Mroz, editor of the Times Higher Education, said, ‘‘They (the rankings) clearly show that investment in higher education does produce world-class universities, and those institutions that have performed well should be congratulated.’‘

‘‘Higher education funding is currently a matter of worldwide debate, and we urge those discussing the issue to remember the importance of a strong university system for excellence in research and teaching, and as a driver of the knowledge economy.’’

Aunque los gobiernos de países desarrollados y financierizado han estado abriendo opciones para que la gente estudie ciencias y tecnología, lo cierto es que resulta más atractivo y seguro estudiar finanzas.  Una mayor abundancia de trabajadores en el sector financiero empujará eventualmente en el mercado laboral una bajada de salarios.  Una mayor abundancia de trabajadores calificados ya empuja los salarios de estos trabajadores hacia abajo en países desarrollados y la fuga de empleos, incluso en ramas tecnológicas.

Aprovechen su auge

Los que hoy están en laborando en finanzas, pues que aprovechen su auge, antes de los bancos les recorten con procesos automatizados que empujen los salarios hacia abajo también.  En los bancos hay muy pocos empleos que son realmente de diseño, y hay mucha cosa operativa, de modo que por más financiero o economista que sea, en los bancos muchos corren el riesgo a mediano o largo plazo de perder sus empleos en cualquier momento, cuando se pase a producción un nuevo sistema.  Ya estoy empezando a ver americanos inmigrantes en Latinoamérica que van en busca de empleos en ramas tecnológicas.  Sólo es cuestión de tiempo para que haya inmigrantes europeos en países que otrora enviaban inmigrantes a Europa.  Y ya se ven recortes en bancos.  Si buscaban una salida a la crisis en la tecnología, parece que por allí no está la salida.  A largo plazo el precio de la financierización será el logro del sueño feudal, vivir sin trabajar, es decir, un país sin empleos.  Y cuando sea urgente, será demasiado tarde.  

Puede ser que el futuro sea distinto, porque el futuro es el resultado de acciones humanas, pero actualmente parece que hay una cierta tendencia a la inercia, el futuro que visualizo es este.  Es el precio de la financierización sobre el empleo.

Etiquetas: Derivados · empleo · Crisis · paro



Añadir comentario
7
Comentarios
2 nationwww
18 de diciembre de 2011 (18:32)

Está claro que si el ajuste ya se ha producido en los grandes sectores industriales, construcción, servicios...ahora toca al sector financiero.

Me gusta
3 joseperno
18 de diciembre de 2011 (21:29)

Excelente articulo. Ojala la UE logre regular los mercados de derivados. ¿Que hace un gran banco comprando futuros del trigo? Este es un mercado pensado para que los agricultores aseguren la cosecha. Un gran banco o una aseguradora no tienen un interes legitimo en el trigo o el cobre. El resultado es un caos en las commodities. Suben y bajan de manera catastrofica para los que sí tienen ese interes legítimo. Crean hambrunas y revoluciones políticas (primavera arabe). Entre la hiperregulacion ineficiente y la NO regulacion en absoluto ha de haber un racional termino medio.

Me gusta
4 1755
1755  en respuesta a  joseperno
18 de diciembre de 2011 (23:29)

Interesante como siempre Comstar.

Miraré de imprimirme el PDF que recomiendas, que en el peor de los caos me valdrá para mejorar el inglés.

El problema no son los derivados sino los contratos OTC, que son derivados que no estan regulados. Esos sí que son los que hacen pupa.

Los derivados son una invención necesaria. Lo que es peligroso es que no estén regulados ni que el supervisor bancario, la FED, no obligue a las partes a provisionarlos, como se hace con un activo vulgaris.

Al respecto, hay una iniciativa legislativa para que los contratos OTC, que como muy bien dices, su volumen se estima en al menos 10 veces el de las bolsa de acciones, sean registrados y liquidados en una CCM, al menso en europa.
Si eso progresa BME se va a hacer de oro.

En cuanto al tema de la banca, es como dices: los bancarios son meros vendedores de productos. No se busca asesorar al cliente sino colocarle el producto de la campaña de turno, conseguir los objetivos marcados y aire.

Una de las ratios usa habitualmente la banca es la eficiencia, que es un cociente entre ingresos y gastos. Es decir, mide por cada euro ingresado, cuánto se va en gastos y cuánto se queda como beneficio.

En la partida de gastos están los gastos de personal. Al respecto, me he quedado parado con el caso de la Caixa: resulta que tiene una red de 5.000 oficinas de las cuales casi no gana dinero. Sin embargo La Caixa obtuvo un beneficio de 1.200 M€ el pasado año, casi todo ellos procedentes de su cartera de acciones: Telefónica, Repsol, Gas Natural, Abertis, etc.

Bueno, La Caixa se supone que no tiene accionistas y que sus beneficios pasan a su Obra Social y también a los empleados. Ocurre que hace unos 3 años, cuando iba a sus oficinas, había al meno 5/7 personas trabajando. Hoy en día la media es de 3.

En la Caixa, todas las operaciones de dinero debes hacerlas vía cajero; esas operaciones no deben ir vía ventanilla. Ocure que los cajeros te dejan ingresar, pero no te no te dejan transferir eldienro ingresado.
Viva las menes pensantes de La Caixa.

Para colmo la Caixa se va deshaciendo de las pocas empresas españolas que quedan.
En fin, así nos va.

Me gusta
5 Alejperez
Alejperez  en respuesta a  joseperno
19 de diciembre de 2011 (09:34)

Veo que realmente lo crítico no es el derivado en sí, sino el "apalancamiento", ¿no?

Por cierto, si un banco no puede comprar un futuro de Trigo, ¿a quién va a venderlo el agricultor? ¿Habría que exigir compañías "tipo de seguros" para ello?

Saludos.

Me gusta
6 joseperno
joseperno  en respuesta a  Alejperez
19 de diciembre de 2011 (11:18)

Entiendo que en un mercado regulado correctamente el futuro del trigo lo compra una empresa que produce pan (interes legítimo).

http://www.iecah.org/web/index.php?option=com_content&view=article&id=1527:la-desregularizacion-financiera-y-el-juego-especulativo-en-la-nueva-crisis-alimentaria-
Los llamados hedgers son aquellos actores que compran y venden los llamados contratos de futuros (contratos que implican la entrega de un bien específico por parte de un vendedor a un comprador a un precio acordado en un momento fijado en el futuro) para compensar los riesgos del curso normal de los negocios. El mercado de futuros de trigo, por ejemplo, permite al productor agropecuario vender trigo en un futuro a un precio acordado con anterioridad y así eliminar un elemento importante de riesgo de su negocio: la incertidumbre sobre el precio de venta. El productor agropecuario vende una cantidad de trigo que todavía no cultivó y el comprador, por ejemplo una industria alimentaria, compra el trigo que todavía no le fue entregado. El primero limita su riesgo, ya que anula la posibilidad de obtener pocas ganancias con una mala cosecha. El segundo también, porque elimina la posibilidad de que los precios de mercado del trigo puedan subir más adelante, en el momento de la compra. En resumen, la actividad de ambos actores sirve para reducir la volatilidad del mercado y para limitar los riesgos inherentes a su negocio.

Por el contrario, en el juego especulativo, intervienen actores que compran y venden a futuro basándose en sus expectativas sobre el precio y que tienen como objetivo el beneficio económico en un lapso breve, sin utilizar ni poseer en ningún momento el producto en cuestión. Dependiendo de sus previsiones, compran o venden a futuro y si el precio de mercado es distinto al de futuro y su pronóstico fue el adecuado, el especulador habrá hecho una importante ganancia de corto plazo. Siguiendo con el ejemplo, el especulador compra trigo a futuro y, sin que éste cambie de manos en ningún momento, lo vende de nuevo a futuro con el fin de obtener una ganancia.

Me gusta
7 1755
1755  en respuesta a  joseperno
19 de diciembre de 2011 (14:24)

Los mercados de Futuros, opciones, warrants ETFs, etc. no son el problema porque se trata de derivados que se negocian en Mercados Regulados, con fuertes requerimientos de solvenncia tanto para el comprador como para el vendedor.

El problema son los derivados negociados en mercados no regulados, donde no hay requerimiento alguno ni para el emisor ni para el comprador. Es decir, son acuerdos entre dos partes.

Me gusta
8 Comstar
Comstar  en respuesta a  Alejperez
19 de diciembre de 2011 (15:23)

El asunto del apalancamiento es que se convierte en problema o no en virtud de lo que suceda en el futuro, es decir, el riesgo sistémico está en la predicción del futuro. Como sabemos, los modelos proféticos de los numerólogos financieros no predijeron la crisis de 2008. Incluso las universidades de Yale y Harvard, que enseñan economía al mundo, tuvieron pérdidas.

Entonces el problema deja de ser el apalancamiento, y se encuentra en el diseño de los derivados, que es esencialmente una apuesta al futuro, donde se corre el riesgo sistémico de repetir a nivel global la crisis de Long Term Capital Management y propagar la crisis a quienes no la causaron. A ello se suma el hecho de que los banqueros quieren mostrar los mejores números y ocultar los problemas. A como está diseñado el sistema, son los derivados, y no el apalancamiento, lo que presenta riesgo sistémico, porque permite apuestas en corto, y favorece e incentiva el sabotaje económico para hacer que los cortos se materialicen. O dicho de otra forma para los que no manejan temas de finanzas, es como apostar a que alguien va a caer, y luego ponerle las cosas para que se tropiece. Así, en lugar de proteger contra desgracias, el derivado se vuelve un incentivo para causar desgracias.

En los seguros la cosa es distinta, porque la desgracia le ocurre al beneficiario, lo que desestimula que el apostador materialice la desgracia.

Incluso en los seguros podría ocurrir. Por ejemplo, si se asegura el 100% del valor de un vehículo, y el dueño quiere cambiar de auto, lo único que debe hacer es chocarlo para tener el dinero para un carro nuevo, y esta es la razón por la cual nunca se asegura nada por el 100% del valor, para evitar el riesgo moral.

En el caso de los casinos, evitan el apalancamiento al poner dealers que saben repartir las cartas para regular las posibilidades de victoria, y sacan al que cuente cartas. Esto supone una asimetría entre el casino y el apostador. El problema sistémico que existe en el tema de derivados es el mismo que el del casino: Si el banco no controla quién gana, hay un problema sistémico de apalancamiento, y si lo controla, el banco hace trampa porque controla el mercado.

El asunto es que aquí la avaricia juega en contra. Para evitar el problema de apalancamiento ocupa muchos datos y supergenios, y los supergenios son caros. Como el dinero es más importante que los seres humanos en la banca, incluso los supergenios son prescindibles (ya empezamos a ver que están tratando de reemplazar a las personas con computadoras). Y al sentirse prescindibles, no contarán al banquero todo lo que saben. Y cuando sea urgente, será demasiado tarde.

Me gusta

Recomendado por: 1 usuario



Guardado por: 2 usuarios




RSS
e-Mail









Este sitio web usa cookies propias o de terceros para analizar la navegación del usuario. En caso de seguir navegando se entiende que acepta la política de cookies.
Aceptar