Subastas judiciales
Las subastas judiciales desde la mirada de un subastero

La intolerable incompetencia de algunos juzgados

32
Publicado por Tristán el subastero el 16 de noviembre de 2011

Hace exactamente dos meses me quejaba amargamente del error como constante de los juzgados españoles porque una empleada judicial había redactado el Decreto de Adjudicación (de un piso que ya tenía vendido) sin hacer mención expresa de las cantidades adeudadas y así lo había notificado al demandado junto con la tasación de costas y la nueva secretaria se había plantado y había dejado claro que había que redactarlo de nuevo y que se tenía que volver a notificar; pero que no te preocupes porque vamos a tener en cuenta el perjuicio causado y lo vamos a hacer a toda leche y blablablá.

Ya entonces la vivienda estaba vendida y afianzada y solo faltaba escriturarla para dejar cerrado el negocio. Pues han tenido que pasar exactamente dos meses desde que tuve aquella conversación en el juzgado y hacer varias visitas más, incluso poniéndome bastante desagradable en la última de ellas para que hoy, por fin, me hayan dado el Decreto y los Mandamientos y los haya podido llevar al Registro de la Propiedad previa visita a la oficina liquidadora, que Hacienda somos todos.

Desde entonces pasó de todo. Al principio me distraje y dejé pasar cuatro semanas sin dar la lata en el juzgado y cuando volví me encontré con que la subnormal (sí, he escrito subnormal) de la empleada judicial, en vez de enviar al demandado el decreto indicado le había enviado el decreto de la subasta de otro procedimiento. No se qué tendrá que decir Feinman a esto, seguramente responderá con estadísticas que evidencien que la culpa no es de los funcionarios judiciales (perezosos, desidiosos, desinteresados, holgazanes, apoltronados, haraganes y camastrones) sino que más bien responde a que están mal gestionados, que también.

Ante la enormidad del nuevo error y habiendo pasado un mes desde la fecha en la que se suponía que me iban a entregar originariamente el decreto, me he saltado a la funcionaria y he entrado a hablar con la secretaria judicial, por una parte para quejarme de que la empleada estaba cometiendo un error tras otro y por otro lado para convencerla de que no era necesario hacer un nuevo decreto y notificarlo sino que como el primer Decreto de Adjudicación y las Costas ya estaban notificados y eran firmes y no podían recurrirse, bastaría con hacer una adición en la que constasen las cantidades adeudadas y santas pascuas. 

Al principio me dijo que no, ya os podéis suponer lo difícil que es que convencer de nada a semejantes Miuras, pero finalmente me dijo que lo meditaría leyendo la L.E.C. y a los dos días la funcionaria me confirmó que había recibido instrucciones en ese sentido. Y desde entonces la he visitado todas las semanas y siempre, por un motivo o por otro, resulta que la muy holgazana no había encontrado el momento para ponerse con ello. Por lo visto siempre se había colado delante algún asunto prioritario. ¿Qué puede ser más prioritario que terminar la redacción de un decreto de adjudicación de una subasta celebrada a finales de abril?

Para los que no lo sepáis os diré que estamos hablando de un sencillo "copia y pega" que no puede ocupar más de diez minutos.

Finalmente, la semana pasada tuve que volver a entrar al despacho de la secretaria y... la verdad es que me puse francamente desagradable. Por lo general soy una persona muy cortés, me educaron los hermanos Menesianos de Madrid y no he olvidado nada de lo que aprendí con ellos, pero lo cortés no tiene por qué quitar lo valiente, así que le largué un par de verdades y una amenaza relacionada con el Consejo General del Poder Judicial. 

Conclusión, que no se si ha sido por las amenazas o por vergüenza torera de la secretaria, pero el caso es que esta mañana me han entregado los documentos y ya están en el Registro. La buena noticia es que por el poco movimiento que hay no van a tardar nada en inscribirme el título y la mala noticia es que hace quince días tuve que devolverle la fianza al cardiaco del comprador, que ya estaba atacado. En medio del disgusto por la pérdida de la venta tuve la suerte de que al tipo se le olvidó que me podía haber reclamado el doble en concepto de indemnización y naturalmente yo no se lo recordé.

 

 

Etiquetas: critica · errores · negligencias · funcionarios



Añadir comentario
32
Comentarios (mostrando del 22 al 33)
22 Feinmann
Feinmann  en respuesta a  Tristán el subastero
17 de noviembre de 2011 (23:08)

Los que lo son han superado unas pruebas que los demás no. Alguna diferencia habrá entre unos y otros, como alguna diferencia hay entre las narajas de un calibre y otro, porque han pasado por cribas distintas.

Hay diferencias que pueden no ser fácilmente apreciables, por ejemplo, entre uno que tenga una tasa de errores de un 10%, otro de un 5% y otro de un 1%, pero la cuestión es que uno se equivoca en 1 de cada 10 asuntos, el otro en 1 de cada 20 y el otro en 1 de cada 100. Diferencias que por un lado parecen sutiles, pero por otro pueden ser enormes. Para ti, ha sido del 100% y tienes toda la razón del mundo de cabrearte.

El mito ese de que los nuevos trabajan tanto y los viejos les corrigen, te voy a contar otra versión del asunto. En una oficina provincial de donde trabaja mi mujer tenian un apreton tremendo, no te doy mas detalles porque no te los ibas a creer, pero que te dejarían pasmado. Bueno, pues mueven allí unas plazas de interinos y piden al INEM que les envie 8 personas con el perfil que necesitan. Se las envian y según llegan comienzan a hacer lo que suponían que hacen los funcionarios, rascarse la barriga. Las llama la jefa de la oficina para ponerles las pilas, que allí todos están trabajando y ellas no van a ser menos que los demás. Parece que comienzan a trabajar algo, pero luego dejan de hacerlo, así que nueva reunión en el despacho de la jefa, con el mismo motivo. Pues le dicen que para lo que pagan no compensa trabajar, que si no les conviene que den como que no ha pasado el periodo de prueba y vuelven a cobrar el paro, que les conviene más que trabajar. Y no ha pasado una ni dos veces. Solo cuando les mandaron gente que no estaba cobrando el paro encontraron gente dispuesta a trabajar y ganarse el sueldo.

Me gusta (1)
23 barricadas
barricadas  en respuesta a  Tristán el subastero
18 de noviembre de 2011 (01:00)

Que si que sí, que las collejas te vinieron bien, pero ahora son ilegales y no te digo los reglazos.

Tu podrás alegar lo que quieras, pero lo cierto es que vendiste algo antes de tenerlo y eso es tan cierto como que el vendedor te metía caña porque dejó de confiar en tí y que tus quejas hacia la secretaria judicial son porque eso de vender sin poseer es un buen truco para ahorrarte impuestos y ahora te tocará pagarlos a ti. Que de trucos sabemos todos.

Y tanto si viene en tus arras como si no te lo podría haber reclamado y a pagar doble.

Dilo venga, que estabas asustadito y soltaste la pasta de las arras para quitarte el muerto de encima. Si algo sé de negocios es que cuando tienes el dinero sólo se suelta para evitar un mal mayor por lo que estoy seguro que te amenazó con denunciarte y soltaste la pasta porque sabías que si lo hacía te la cargabas con todo el equipo y descargas tu ira con la secretaria judicial porque te ha fastidiado un negocio que parecía genial y te acabas de mamar un inmueble que has tenido que pagar tú y veremos cuando lo vendes, amén de que ahora añades los gastos de registro y otros.

Sé sincero y dilo todo.

Me gusta
24 Fcalvo
Fcalvo  en respuesta a  barricadas
18 de noviembre de 2011 (17:09)

Barricadas, eres nuevo en este blog y nuevo en los negocios inmobiliarios que generan las subastas. Deberías saber que no es posible ceder el remate en las subastas, salvo las de la seguridad social y tan solo tienes 5 días. Esto significa que no te ahorras ni impuestos de transmisiones, ni registro, ni Ibi, ni gastos de comunidad, ni.............. nada.

Hay que asegurarse antes. En este blog intervienen personas muy sabias y uno debe enterarse antes si no quiere meter la patilla.

De todas formas bienvenido y esperamos leerte asiduamente.

Me gusta (1)
25 Tristán el subastero
Tristán el subastero  en respuesta a  barricadas
18 de noviembre de 2011 (17:19)

Me voy a conformar con el pescozón que te ha dado Fcalvo y no voy a reclamar mi parte de carne, pero te lo tendrías bien merecido.

Me gusta
26 Feinmann
18 de noviembre de 2011 (20:45)

Me gusta
27 Feinmann
18 de noviembre de 2011 (20:48)

¿nos vamos al café y luego seguimos?

Me gusta
28 Feinmann
18 de noviembre de 2011 (20:50)

Bueno, yo me voy que ya he cumplido el horario

Me gusta
29 Feinmann
18 de noviembre de 2011 (20:54)

Me gusta
30 Feinmann
18 de noviembre de 2011 (21:09)

Me gusta
31 Pascroj
Pascroj  en respuesta a  Tristán el subastero
20 de noviembre de 2011 (23:12)

Como funcionario que soy reconozco que me molesta que se tome la torpeza de algunos o muchos trabajadores de la administracion, que los hay ampliamente, por una constante, dado que si los hay torpes, perezosos ect tambien los hay eficientes y capaces. Posiblemente habria que plantearse el funcionamiento de esta organizacion y la manera de premiar y castigar equitativamente, cosa que actualmente creo es practicamente nula. Dicho eso, entiendo que esa trabajadora una vez cometido el error inicial, cosa que aunque indeseable es desgraciadamente humana y natural, si debia poner un empeño adicional en la subsanacion de los errores cometidos y no mostrar la lentitud y torpeza que se describe en el post.
Por otro lado y para el resto de trabajadores de "la privada" les dire que personalmente he llegado a requerir a una empresa 5 veces el mismo sencillo documento y han sido capaces ha entregarmelo 5 veces erroneo (esto supongo supera al de vuestra funcionaria) sin embargo no se me ocurre decir los de la privada son..., ni siquira los de la empresa son..., me limito a pensar en el elemento que habra elaborado lo que le requeria y a lo mas que llego es a imaginar como sera la empresa donde trabaja dado que esa empresa si debe tener la capacidad de realizar una seleccion continua de su personal. Y como ese otros muchos casos. Concluyendo a esa trabajadora no creo se la deba defender, pero no es correcto estigmatizar a todo el colectivo.

Me gusta
32 Tristán el subastero
Tristán el subastero  en respuesta a  Pascroj
21 de noviembre de 2011 (09:22)

Ni se me pasa por la cabeza estigmatizar a todo el colectivo en empleados judiciales. Claro que hay empleados magníficos. Lo malo es que los que lo son son motivo de admiración entre los usuarios, cuando debería ser lo normal y nada reseñable.

Me gusta
33 Feinmann
Feinmann  en respuesta a  Tristán el subastero
22 de noviembre de 2011 (01:10)

Los porqués de Mou: ¿Por qué hay tantas colas en los bancos como en la Administración Pública?

En realidad, la pregunta pertinente sería más bien la referida al porqué de la atribución en exclusiva a la Administración Pública de defectos que comparte con el sector privado. La ineficacia y la lentitud, por ejemplo, ejemplificadas normalmente con las colas ante los mostradores.

Y, sin embargo, muchas empresas del sector privado presentan el mismo problema. Los bancos, por ejemplo, donde lo habitual es encontrarse con una buena cola. De hecho, siempre tomo la precaución de llevarme lectura en mis gestiones bancarias para hacer más entretenida la espera.

Pero a los bancos, a los que se acusa de muchas cosas, una buena parte de ellas injustamente, es cierto, no se les acusa de lentitud o ineficacia. Lo que demuestra que también en este terreno funcionan los estereotipos. Como el estereotipo de la lenta Administración Pública, que es lenta, sí, pero no más que una buena parte de los negocios privados, y que le exige explicaciones constantes mientras exime a otros de tener que darlas,

A los funcionarios se les tiene puesto el listón bastante mas alto.

Respecto a las colas, son necesarias por eficiencias del sistema, pues si no hubiese colas en los momentos de alta afluencia significaria que se están dedicando a esta labor recursos excesivos, que quedarán ociosos en los momentos de baja afluencia.

Ejemplo: pasé hace unos meses a hacer una gestión en el Ayto. de Madrid y vi varios funcionarios (o lo que fuesen) atendiendo unas ventanillas en el que la cola era de cero personas, no estaban atendiendo a nadie porque no habia demanda, pero allí estaban ellos, mas aburridos que una ostra. Uno con un MP3 (o la radio) otro con el Marca. ¿se les puede criticar por ello? en tanto atendiesen diligentemente a quien llegase, no se puede criticar, a quien habria de criticar es a quien ha sobredimensionado ese servicio, o al jefe que los tenga ahí ociosos, si es que hay trabajo para darles. En otras ocasiones de vencimiento de algún plazo he visto que todas las ventanillas estaban a tope y el trabajo no cesaba. Si en ese caso se pensase en reducir las colas, cuando llegase el momento de falta de demanda la cantidad de funcionarios mano sobre mano sería incluso mayor.

El cálculo del número óptimo de funcionarios atendiendo a las ventanillas se puede hacer, pero como los que hacen eso en la administración no suelen ser técnicos sino gestores, pues no lo saben hacer, y seguramente no saben que existe una cosa en matemáticas que se llama teoría de colas, que estudia esto, con lo que no le van a pedir a alguien que sepa que les haga los cálculos, pues ni se imaginan que eso pueda existir.

Me gusta

Tristán el subastero

Tristán el subastero

Información y opiniones sobre el mundo de las Subastas Judiciales desde la mirada de un subastero.




Twitter
RSS
e-Mail
Facebook







Sitios que sigo



Este sitio web usa cookies propias o de terceros para analizar la navegación del usuario. En caso de seguir navegando se entiende que acepta la política de cookies.
Aceptar