Las reglas de la economía han cambiado
Un debate abierto sobre la economía actual

¿No se vuelven a olvidar de algo las consultoras?

6
Publicado por Yo mismo el 21 de junio de 2012

 

Otra de las críticas a los anteriores test de estrés, (a todos), la expuse en un post que había titulado: ¿no se olvidan de algo antes de hacer los test de estrés?. Vamos a ver si lo explico un poco mejor, porque parece que no se ha entendido.

Pongamos que queremos saber la situación de la banca, o de cualquier empresa. Lo que tenemos que hacer es, en principio, coger los datos, comprobarlos y luego analizarlos. Es cierto que cada cual tiene sus propias metodologías, tanto para una cosa como para la otra, y esto implica que cada cual puede sacar distintas conclusiones, pero al final lo cierto es que las diferencias tendrían que ser cuestiones de matices si estamos hablando de personas con un mínimo de capacidad, (de las de curso de CEAC).

En la pura teoría, cualquier persona tiene acceso a los datos relevantes de las entidades de crédito. No tiene más que entrar en la página de la CNMV o bien en las páginas de las entidades, o en muchos otros lugares y obtendrá toda la información relevante de las entidades. Hágase notar que la definición de información relevante es toda aquella que permita conocer la realidad de las entidades. A partir de esta información todo el mundo podría llegar a conclusiones claras.

Por supuesto esto es la pura teoría, ya que evidentemente existe un claro problema de confianza y realmente nadie sabe ¡aún! la realidad de la banca. Se puede entender que nadie se atreve a dar una valoración, (con ánimo de acertar, claro), porque no hay personas capaces de leer información contable; pero esto no sería más que una enorme gilipollez. Absolutamente todo el mundo sabe que el problema no está en la metodología de cálculo y ni tan siquiera en las previsiones del futuro. El problema está en los datos, el problema está en la frase: “nadie sabe lo que esconde la banca”, y este es el grave problema de transparencia.

De un simple vistazo se puede comprobar que las cuentas de las entidades financieras son absolutamente increíbles, ya que al final nada está contabilizado al valor real. Resulta que los pisos están contabilizados sabe dios como, las participadas contabilizadas a un valor que resulta de una negociación con el Banco de España en un valor entre el valor de compra de las participadas, (en muchos casos a precios inflados a cambio de la deuda) y unos valores de mercado que con todas las manipulaciones que llevamos son absurdos y desde luego unos derivados que ya es completamente imposible determinar cuánto valen. Y aún por encima, a cuenta de  aquello de no estigmatizar y de incrementar la confianza, lo que se ha hecho es permitirles ocultar información relevante, hasta que de repente ocurre algo y tienen que ser intervenida.

Cada una de las entidades intervenidas han seguido el mismo proceso. Daban beneficios en trimestres o ejercicios con cuentas ya formuladas que fueron luego comprobadas y aparecieron desfases , agujeros o basura, da igual como se le quiera llamar. La realidad es que el problema de la confianza es, ha sido y será siempre el hecho de que no nos podemos fiar de los números que aparecen en los balances de las entidades financieras. Por tanto cualquier análisis que parte de estos datos es simplemente inútil y no se puede tomar de otra forma como un intento de darle cierta apariencia de certificado al engaño.

A pesar de que se ha usado el termino auditoría de la banca, y que se nos ha dicho que iban a mirar todos los préstamos de todas las entidades, nos cuentan que los datos de los que se han partido han sido los balances a 31 de diciembre de 2011. En ninguno de los informes aparece ninguna corrección, ni ninguna comprobación. No las hay porque estas consultoras no han comprobado la realidad de ningún dato.

El colmo del surrealismo nos lo encontramos en que parece que esta vez si que va a haber una auditoría de las carteras de préstamos, (otra vez tan sólo de los préstamos en lugar del total de activos y pasivos), pero que se va a entregar en septiembre, y que va a ser realizada por las mismas auditoras que llevan años auditando a las entidades y dando validez a unos balances que nadie cree.

Todo ello, mientras el Banco de España tiene cierta marejada interna porque los inspectores se quejan amargamente de que llevan alertando de los problemas desde el 2006, sin que absolutamente nadie les haga ni caso, porque directamente los directivos se han plegado a otros intereses, (supuestamente políticos, pero en realidad no es complicado entender que los bancos tienen un gran poder, tanto sobre el Banco de España directamente como de los políticos).

Era tan sencillo solucionar el problema de credibilidad, como dejar actuar a los inspectores del Banco de España, (sí, esos funcionarios tan denostados), con total libertad para sacar sus conclusiones, o bien llamarlos a declarar al parlamento sobre sus opiniones y no las de sus jefes; en defecto de algo que pueda parecer revolucionario, (por muy normal que sea), la otra opción hubiese sido hacer primero auditoria (de las de verdad y no de las acostumbradas) y luego hacer los cálculos con los datos.

Pero no, se ha optado por un churro de consultoras, basado en unos escenarios irreales, con olvidos increíbles, para después hacer una auditoria, de las mismas entidades que ya auditan ahora, mientras se lanzan mensajes y se calla a todo el que tiene algo que decir como los inspectores del Banco de España.

Y luego se extrañarán de la falta de transparencia.

Artículos relacionados con "¿No se vuelven a olvidar de algo las consultoras?"

Etiquetas: Stress Test · resultados pruebas banca · Oliver Wyman · Roland Berger



Añadir comentario
6
Comentarios
1 Feinmann
22 de junio de 2012 (00:33)

No estaría mal, me gusta esa idea de que el Parlamento llamase a los inspectores del BdE y se informase de primera mano y no a través del filtro de los politicos a los que pusieron en la dirección del BdE.

Me gusta
2 Ignacio b
Ignacio b  en respuesta a  Feinmann
22 de junio de 2012 (19:07)

Yo también apoyo la idea.
Menos política y más inspección.
Menos política y más inspección.
Menos política y más inspección.

Me gusta
3 carlos2011
carlos2011  en respuesta a  Ignacio b
22 de junio de 2012 (19:13)

Y menos politicos,y los que lo sean que sean inteligentes y honrados.

Me gusta
4 Unukalhai
22 de junio de 2012 (21:56)

Esto no es economía, esto es un CACHONDEO, si un cachondeo . La madre de todos los cahondeos!
O un tumor, también puede ser un tumor. Es otra posibilidad.

Me gusta
5 8........s
22 de junio de 2012 (23:16)

de cobrar...seguro que no se olvidan...al fin y al cabo....por un copy y paste...ya les vale....un abrazo.

Me gusta
6 gasconet
25 de junio de 2012 (11:25)

asi nos va , si no nos creemos ni nosotros los numeros , como vamos a hacer para que europa o de donde sea que tenga que venir la ayuda , se lo crean? es que somos un pais de conformados...
y encima nos venden que toda esta crisi es por culpa de la burbuja del ladrillo...pues nos vamos a caer de culo cuando salga (si es que alfinal sale) la burbuja politico-bancaria...las cifras de la burbuja inmobiliria van a ser de risa compara con el berenjenar que estos nos van a dejar

Me gusta

Recomendado por: 3 usuarios



Yo mismo

Yo mismo

Mi nombre es Tomás Iglesias, y como todo el mundo sabe, no es fácil describirse a uno mismo. En mi caso es muy sencillo. Soy una persona que ha tenido la oportunidad y la suerte de estudiar Económicas y acabar apasionandome por una disciplina que entiendo como algo que ha de servir para que mejoremos todos.




Twitter
RSS
e-Mail







Sitios que sigo



Este sitio web usa cookies propias o de terceros para analizar la navegación del usuario. En caso de seguir navegando se entiende que acepta la política de cookies.
Aceptar