Blog de Francisco Llinares Coloma

El operador y sus defectos: una familia bien avenida

45
Publicado por Francisco Llinares el 30 de agosto de 2010

Es improbable que un operador reúna las virtudes necesarias para alcanzar el éxito en su profesión haciendo lo que se considera por la mayoría “políticamente correcto”. Llenar su panza con los tópicos típicos sin haberlos digerido es el camino más seguro hacia la anulación de su criterio.

A la gente se le adiestra para acumular conocimientos. Ellos sirven como evasión del vacío interior, de la misma manera que una borrachera sirve para olvidar las penas; pero, si no hay un conocimiento propio, esos dogmas impuestos y no digeridos les explotan en la cara.

Acumular conocimientos no libra a nadie de ser un ignorante. Lo que realmente importa no es lo que se sabe, sino qué se hace con lo que se sabe. Un buen conocimiento de un método, mezclado con un defecto personal, puede ser extremadamente peligroso: conocer un buen sistema puede provocar a un operador temerario afrontar un peligro que sin ese conocimiento hubiera considerado suicida. Por tanto, un operador con defectos que adquiere conocimientos es mucho más peligroso que un novato que empezó ayer.

El novato está protegido por su propio miedo a perder. El miedo del que cree que sabe queda encubierto por la euforia que produce el conocimiento, pero bajo ese manto siguen agazapados y burbujeantes todos los defectos del operador, que saltarán e impondrán su capricho desactivando las ventajas del método operativo en el momento más inoportuno.

Ni me gusta ni creo en la disciplina ni en el control. Sólo hay una manera de librarse de las tretas de la propia mente, que son la causa de la mayoría de los fracasos en los mercados: la comprensión.

La disciplina y el autocontrol castran la creatividad, embotan la mente, bloquean la inspiración. La disciplina es el cultivo de la resistencia, y donde hay resistencia no hay comprensión. Estas cosas pueden ser útiles para enderezar los pasos de un niño que todavía no razona, pero no para que un adulto acceda al estado de Unitotalidad: estado indivisible en el que los conocimientos y los defectos se funden en el crisol de la comprensión y destilan una operativa que no se contradice a sí misma ni produce fricción con la personalidad del operador.

A ese estado de Unitotalidad se le ha etiquetado con varios nombre a lo largo de la historia: Estado de gracia, Bienaventuranza atemporal, Iluminación, Tao, Samadi, Comunión con el todo, Muerte del Yo, etc. La mayoría creen que a ese estado se llega con una vida monacal de aislamiento y meditación, pero por ese camino sólo se consigue un burdo sucedáneo.

El estado de Unitotalidad original adviene cuando hay autoconocimiento; cuando alguien es capaz de reconocer y comprender imparcialmente su mezcla de virtudes, defectos y conocimientos como un conjunto indivisible e inseparable; cuando acepta LO QUE ES, sin juzgar ni comparar; cuando sabe que la realidad es inmutable y nunca cambiará aunque intente engañarse a sí mismo, y que su única posibilidad es aceptarla como es, con todas sus consecuencias; cuando la vivencia del proceso unitario total libera la mente de su fragmentación y del conflicto entre las partes; cuando el proceso integral de la mente es vivenciado y comprendido, no por segmentos, sino en su totalidad.

Como se ha dicho antes, la meditación no sirve para conocerse a sí mismo: no se puede comprender totalmente la ira sentado apaciblemente en la posición del loto. Para comprender de verdad la ira con su extraña desesperación y el poso de resentimiento que deja cuando se decanta por el tiempo, debe vivirse en silenciosa y alerta percepción. No puede ser eliminada por la voluntad, pues la voluntad es parte de ella misma.

La mayoría no se protege de su propia ira, sólo la justifica, pues el infantil placer del desahogo necesita justificación.

Lo único importante para el tema que nos ocupa es el reconocimiento de los propios defectos. Saber que están ahí y que no se pueden disciplinar o controlar. Cuando se intenta imponer disciplina a un defecto, en vez de erradicar dicho defecto, lo único que se hace es aumentar los defectos con uno más: la indisciplina.

El miedo no se erradica gritando bravuconadas o haciéndose el chulo. El miedo se disipa conociendo todas las causas que provocan el temor y aplicando una estrategia que evite dichos peligros. A  partir de ese momento ya no se tiene miedo; pero, no por valentía, sino por la convicción profunda de que no hay el más mínimo riesgo. A la oscuridad no se la puede matar con un hacha, hay que encender la luz para librarse de ella.
 
Una vez que el operador conoce y comprende sus defectos y sabe con total seguridad que nunca podrá quitárselos de encima, ya tiene la batalla ganada. No tiene que malgastar energía luchando contra ellos, ni aplicando disciplina, ni tratando de controlarlos (algo que se controla obliga a ser controlado siempre; algo que se comprende, ya no puede hacer daño). Solo tiene que prestar una atención global sin concentrarse en nada concreto. La concentración enfoca un punto desatendiendo el resto, la atención visualiza el conjunto y sus interrelaciones.

Cuando el operador reconoce todos sus defectos, sabiendo que lo van a acompañar toda su vida y que no puede luchar contra ellos, lo mejor que puede hacer es llevarse bien con ellos. Hay que tener una relación afectuosa pero firme. Tratarlos como si fueran de la familia, pero sin consentirles caprichos. Lo ideal para que  haya una relación fluida es que, a medida que se conozcan, se les ponga un nombre cariñoso.

Ejemplos de nombres:

Al orgullo se le puede llamar Orgullito, como si fuera un niño travieso con el que hay que convivir, pero que, sabiéndolo llevar, no trae problemas.

A la impaciencia Paz o Pacita.

A la cabezonería Tozudito.

Al grave defecto de creerse lo que digan las autoridades de cualquier índole se le puede llamar Borreguito (en los últimos meses tenemos un ejemplo curioso con la pseudocampaña “Ponle freno”. Aparentando buscar el bien común, te dejan caer unos estudios que recomiendan chutarse con “Caca Loca” antes de conducir, aconsejando una dosis de recuerdo cada dos horas con una desfachatez de campeonato. El hecho de que ningún medio de incomunicación denuncie esa actitud desvergonzada, habla por sí solo).

A la manía de hacer la misma operación que hacen todos, al mismo tiempo que ellos, le iría bien el nombre de Pardillo.

Dificultad para la puesta en práctica.

La mayor dificultad estriba en que cualquier cosa que se le ocurra a alguien, aunque la ocurrencia sea producida por un defecto, como parece que se le ha ocurrido al sujeto y él se considera a sí mismo inteligente, la da por buena sin cuestionarla. De lo cual se deduce que la falta de atención y los mismos defectos no reconocidos se encargan de llevar al huerto al operador.

EJEMPLO PRÁCTICO

Vamos a escenificar un caso concreto, con diálogo interior incluido, para que los aspirantes al estado de Unitotalidad sepan cómo pararles los pies a los niños revoltosos llamados defectos, bautizados con  nombres cariñosos.

En enero del 2008 el Banco de Santander entra en tendencia primaria bajista sin ninguna clase de duda.

Se levanta el telón
 
Paz o Pacita: hay que abrir posiciones cortas en el Santander ya. Si vamos a estar varios años bajistas, cuando antes nos pongamos cortos mejor.

Operador: tranquila Pacita. Tienes razón cariño, pero piensa lo siguiente: si hay miles de valores en primaria bajista, ¿no habrá treinta de ellos que tengan un rebote que se acerque mucho al máximo anterior?  ¿por qué asumir un riesgo alto? Seguro que el mercado nos ofrecerá mejores oportunidades.

Pacita: si, pero, ¿y si se escapa?

Operador: venga niña, no te pongas pesada, dentro de un rato nos vamos a tomar una horchata.

Orgullito: a ver si entre unas tonterías y otras vamos a terminar el año sin ganar un duro, mientras los novatos que no tienen ni idea se están forrando.

Operador: Orgullito ¿quieres venir tú también con nosotros a dar una vuelta? Hace un día espléndido.

Pasan unos meses...

Segundo acto.

Pacita: lo que yo te dije, pasa el tiempo y no ganamos un duro.

Operador: voy a poner una orden de venta del Santander limitada a un euro de distancia del máximo anterior.

Borreguito: vas a meter la pata, porque el Santander este año ganará 10.000 millones de euros, paga un dividendo fabuloso y en esas condiciones no puede bajar.

Operador: hola borreguito, que alegría escucharte. Todo lo que dices es verdad, pero como yo me gano la vida operando por análisis técnico y la probabilidad de que la tendencia primaria siga bajista es mucho mayor que la de que cambie, sintiéndolo mucho no te voy a hacer caso, más que nada por seguir comiendo. De todas formas, agradezco tus consejos y los valoro como se merecen.

Ahora cuando entre la orden vamos a jugar al dominó. Tú y yo contra Pacita y Orgullito. Me gusta jugar contra Orgullito porque cuando pierde coge unos cabreos de campeonato.

Borreguito: bueno, vale, pero que conste que todos los científicos están de acuerdo en que las personas inteligentes juegan al ajedrez y no al dominó.

Operador: ya lo sé Borreguito, pero al ajedrez no podemos jugar los cuatro. Además, la cara de Orgullito cuando le ahogas el seis doble es un poema.

Baja el telón

Como se ha podido comprobar, sin berrinches ni violencia, sin esfuerzo ni disciplina, y con los más exquisitos modales, se puede vivir muy bien, y a pesar de estar cargado de defectos, ser un operador de éxito.

Si vas al psiquiatra y le cuentas cómo ha transcurrido la operación, te freirá a medicamentos; pero, si no vas ¿quién se va a enterar?

Etiquetas: defectos que condicionan la operativa



Añadir comentario
45
Comentarios (mostrando del 21 al 40)
21 El Zorro Tfe
El Zorro Tfe  en respuesta a  Ananda
31 de agosto de 2010 (00:51)

No has pensado que fuera alergia al papel de la foto.

Me gusta
22 Bgs 79
Bgs 79  en respuesta a  El Zorro Tfe
31 de agosto de 2010 (01:02)

.....O papel de cebolla

Me gusta
23 Josea3
Josea3  en respuesta a  Francisco Llinares
31 de agosto de 2010 (01:06)

¿Para alguien que no haya leido ninguna obra de Krishnamurti, sería conveniente iniciarse siguiendo algún tipo de orden en sus obras?

Gracias.

Me gusta
24 Rezongon
Rezongon  en respuesta a  Francisco Llinares
31 de agosto de 2010 (01:25)

La meditación sí puede ser un camino conocido.Hay técnicas reconocidas para eso.Pero la soledad...
es un camino que puede ser iniciático o absolutamente desastroso,es enfrentarte a lo más desconocido de ti mismo,es descubrir que eres el presente de un inconsciente colectivo,que a la vez tambien es "pasado".
Absolutamente de acuerdo en que ningun camino conocido lleva a lo desconocido.
Mejor que nosotros lo dijo
San Juan de la Cruz:
"Entreme donde no supe y quedeme no sabiendo toda ciencia trascendiendo.
Yo no supe donde entraba,pero cuando allí me vi,
sin saber donde me estaba,grandes cosas entendí.
No diré lo que sentí,
que me quedé no sabiendo toda ciencia trascendiendo"
Por último decir que yo huyo de quienes buscan a Dios.A Dios,como al Maestro,no se le busca,se le encuentra,llegado el momento.Y huyo aún más de quienes lo han encontrado y te lo hacen saber.
Sigo el viejo proverbio oriental:"si encuentras a Buda a mitad de tu camino,mátalo" o no intentes mostrarlo a quien todavía no está preparado para verlo,añadiría yo.
Por un momento olvidé que estoy en una página de economía.Mis disculpas
Un placer y un saludo

Me gusta
25 Josecarlos5025
Josecarlos5025  en respuesta a  Ananda
31 de agosto de 2010 (02:00)

Gracias por compartirlo.

Me gusta
26 Antonio10
31 de agosto de 2010 (10:31)

Muy bueno, muchisimas gracias.

Me gusta
27 Francisco Llinares
Francisco Llinares  en respuesta a  Josea3
31 de agosto de 2010 (13:22)

K. no ha escrito esos libros, son recopilaciones de sus charlas y coloquios con la gente. Por tanto, los temas no siguen ningún orden determinado. Se habla a medida que van surgiendo las cosas.

Además, el dice que no hay un proceso para comprender las cosas, que el primer paso es el último. No hay un comprender la ira paulatinamente, o la has comprendido o no.

Es como estar embarazada: no se puede estar un poco embarazada. O se está o no se está, sin medias tintas.

O estás embarazado por la comprensión de la ira o sigues haciendo el tonto. Sólo hay esas dos posibilidades.

Me gusta
28 Ramon13
31 de agosto de 2010 (13:27)

Sobre la recesión de balance muy interesante este art. de Gerald O'Driscoll en el WSJ (saldrá traducido en LD en breves): http://www.facebook.com/l/e7465;www.cato.org/pub_display.php?pub_id=12061
Los agentes deben reestructurar sus malogradas (por el boom) posiciones financieras (balances), y para ello tienen que ahorrar, pagar deudas... Esto implica un periodo doloroso e inevitable, del que se saldrá cuando este proceso de depuración y ajuste acabe...

Algunos analistas en vez de ver el problema en la falta de acceso al crédito, lo ven en la incertidumbre generada artificialmente por las políticas y retórica gubernamentales: http://www.facebook.com/l/e7465;www.libertaddigital.com/economia/los-analistas-culpan-a-obama-de-prolongar-la-crisis-en-eeuu-1276399925/

via Angel M.

Me gusta
29 Ramon13
Ramon13  en respuesta a  Ramon13
31 de agosto de 2010 (13:28)

William McChesney Martin, presidente de la Fed entre 1951 y 1970:
...un buen banco central previene el exceso especulativo retirando las bebidas alcohólicas antes de que la fiesta se anime demasiado…

...El gobernador del Banco Central de India, a través del Fondo Monetario Internacional (FMI) nos da su análisis de la actuación de los bancos centrales antes de la crisis y concluye que los bancos centrales han sido parte del problema y, también, que son parte de la solución.
Analiza brevemente tres cuestiones que el llama grandes, que son las siguientes:
1. ¿Deben los bancos centrales continuar con la fijación de metas de inflación?
2. ¿Cuál es el papel de los bancos centrales en la prevención de burbujas de los precios de activos.
3. ¿Deben los bancos centrales también participar en la regulación y la supervisión de las entidades financieras.
Por lo menos reconoce que los reguladores han sido parte del problema, eso ya es algo. Es bueno que analicen todo lo que hicieron y no hicieron

Me gusta
30 Francisco Llinares
Francisco Llinares  en respuesta a  Ramon13
31 de agosto de 2010 (13:35)

Los bancos centrales no están reconociendo sus errores porque no los han tenido.

Han hecho la política de siempre y les ha salido bien: obedecer a sus amos, que han robado más dinero que existe en el planeta.

Lo que dicen ahora es echar balones fuera intentando disimular.

Tenemos la corrupción que nos merecemos, puesto que no movemos un dedo para impedirla.

Me gusta (2)
31 Ramon13
Ramon13  en respuesta a  Francisco Llinares
31 de agosto de 2010 (13:47)

Francisco....de tanto en tanto les sale un contestatario....El presidente de la Reserva Federal de Kansas , Thomas Hoenig, han advertido que una política monetaria demasiado laxa amenaza con inflar nuevas burbujas.

al contrario de lo que dice Bernake.."aun tenemos muncion para quemar"

..Creo que es el juego de la emision de falsas señales (que estudio el p.n.Spencer)

En todo caso siempre me extraño que "en sus bases" no hubiese personas con vision humanista que denuniaran sus abusos internos para conseguir un mundo mas equitativo.

No creo en las conspiraciones, ni en la mala fe per se, creo que se entra en una dinamica o en una espiral negativa, y cuando se quiere salir ya es tarde....y entonces si vienen las malas acciones para evitar lo peor y salvarse.

Me gusta
32 Francisco Llinares
Francisco Llinares  en respuesta a  Ramon13
31 de agosto de 2010 (14:11)

O sea, que tu no crees en la mala fe a priori, pero sí a posteriori. Si hay mala fe en cualquier momento, no creo que la disculpe cuándo se produce.

Haces bien en no creer en las conspiraciones, así dormirás mejor. Le puede costar la vida a alguien de tu familia, pero dormirás mejor.

Las conspiraciones para robar cantidades impensables de dinero son las menos peligrosas. Ya me gustaría a mi que todas fueran para eso. Al fin y al cabo, el dinero no tiene ningún valor.

El problema es cuando los efectos secundarios de las acciones de los amos del mundo cuestan la vida a mucha gente, incluidos miles de niños.

Repito: tenemos la corrupción y la esclavitud que nos merecemos.

Me gusta (2)
33 Ramon13
Ramon13  en respuesta a  Francisco Llinares
31 de agosto de 2010 (15:11)

No pretendo disculpar a nadie.
En la historia economica hay muchas claves de la situación actual, la historia no se repite igual pero rima.
Mi enfoque es humanista, y esta claro que defiendo otro modelo economico, otra arquitectura financiera. Esta claro que con otro modelo no habria dichos efectos secundarios, como la crisis alimentaria y no actuar en las prioridades minimas humanas (sanidad y educación)
Esta claro se deben de debatir otros enfoques,el econ. Sachs nos indica infraestructuras en el mundo en desarrollo, el econ.Hugh nos indica un plan marshal para los paises en desarrollo.
.-.-.
Nos merecemos lo que tenemos porque no han sabido educar a todos en un principios minimos de economia, de como funcionan realmente las finanzas, de sociologia, de filosofia, de no lograr una sintesis de las teorias economicas - Por no enfocar mas el asunto en una vertiente socioeconomica.
,.,.,
y si no duermo no es por las cuestiones conspiratorias que me quedan muy lejos o bien no tengo suficiente informacion constrastada, aunque hasta que no se me demuestre lo contrario, me fio mas de la historia economica, causas-efectos. accion-reacción...solo me gustaria saber mas para poder razonar de forma de pensamiento sistemico.
saludos.

Me gusta (1)
34 Jicaro
31 de agosto de 2010 (15:11)

“Hablando de conspiraciones, etc” acaba de publicarse la noticia sobre un nuevo converso: El ambientalista danés Bjorn Lomborg, famoso por su escepticismo sobre el cambio climático, admite que el calentamiento global es "sin duda" una de las principales amenazas del mundo actual y un desafío que la humanidad debe afrontar. Supongo que sacar tajada de este movimiento no es su motivación principal… si no salvar al mundo… qué papel le damos a este personaje?

Me gusta
35 Francisco Llinares
Francisco Llinares  en respuesta a  Jicaro
31 de agosto de 2010 (15:48)

Yo le doy el papel de sinverguenza vendido, tu dale el que quieras.

Con todo lo que cae, no tiene la anterior excusa de falta de información.

De salvavidas bien intencionados está lleno el infierno. Aunque éste no creo que sea inocente.

Me gusta
36 Angelito7454
Angelito7454  en respuesta a  Francisco Llinares
31 de agosto de 2010 (16:27)

Francisco, ya te he leido muchas veces tu posición contraria al calentamiento global. Aunque te parezca extraño no quiero intentar convencerte de ello, sino al contrario. Por favor, como estoy seguro de que eres una persona bién informada, te rogaría me ofrecieses algunos enlaces con videos, artículos y todo tipo de informes científicos (que es de los que más me fio)para convencerme de que el calentamiento global no existe y que lo único que hay es un interés económico por parte de algunos grupos.
Te estaré muy agradecido.

Me gusta
37 Jicaro
Jicaro  en respuesta a  Francisco Llinares
31 de agosto de 2010 (16:33)

Todo esto me genera tanta desconfianza como cuando veo salir a los políticos a la palestra anunciando brotes verdes. Creo que el cambio climático es la forma de desviar la vista de lo importante: la contaminación que con el afán de producir más y más barato (vender, y en esto las multinacionales saben un poquito, creo que en la crisis no ha caído ninguna relevante…) genera millones de muertes, y enfermedades de todo tipo…

Cada vez que levanto los ojos de mi “visera” me pregunto que como podemos ser tan soberbios como para pensar que aquello a lo pertenecemos (universo) y nuestra composición y estructura (núcleo, gravedad, etc) no va afectarnos cualquier movimiento importante que se produzca, pero las masas (entre los que me incluyo) preferimos el entretenimiento (disfraces) y más si es algo de lo que podemos hablar todos (incluso a los políticos que les viene al pelo en estos tiempos de crisis…) Antes llovía más, etc (cuantos millones de años tiene la tierra…). En fin, tema para físicos…

Me gusta
38 Septimo
Septimo  en respuesta a  Jicaro
31 de agosto de 2010 (16:54)

El tema del cambio climático es un buen ejemplo, y de plena actualidad, para comprender como se pueden manipular los sentimientos colectivos, porque estas manipulaciones, van dirigidas, no a la razón, sino a crear determinados sentimientos.

Estos sentimientos, que generalmente, son de culpa o de miedo ( Catástrofes naturales, enfermedades terribles, desastres económicos sin precedentes, fin del mundo por causas diversas, etc, etc) precisamente son inculcados por medio de la razón, convenientemente "matizada". Su fin es el de, a traves del miedo o la culpa, fomentar el sentimiento de colectividad, y tratar de retardar el imprescindible desarrollo del hombre como Ente Individual autónomo.Se utilizan los sentimientos, porque saben que todavía tienen mas peso en el alma humana, que la relativamente "reciente" capacidad de razonar.

En el caso concreto del cambio climático, el mecanísmo que se utiliza, está claro.:

-Se parte de la base de una Verdad, cualquier Geólogo, incluso cualquier persona medianamente formada, sabe que el clima está en constante cambio y que la tierra a pasado por cambios, a veces muy drásticos, no solo en el clima sino incluso en su fisonomia, hay periodos glaciales, periodos muy cálidos, derivas de continentes, cambios en la actividad solar, desplazamientos de magma, ligeras variaciones en las órbitas planetarias, etc.

-A través de un Pseudo razonamiento, difícil de desmontar, porque está basado en la verdad anteriormente dicha, se llega a la conclusión deseada, que, aunque chirría conforme a la lógica, se encargan de remachar constantemente y durante mucho tiempo a través de vastas campañas mediáticas.

-Al final se ha conseguido INCULCAR en la sociedad el SENTIMIENTO deseado, que no es otro que el MIEDO y la DESAZON, estos sentimientos, a parte de poder ser explotados económicamente, van directamente dirigidos en contra de la evolución del hombre, pues NO PODEMOS desenvolvernos anímicamente mientras nos sintamos dominados por el miedo y otros sentimientos afines. Un Saludo

Me gusta (2)
39 Oliveta
31 de agosto de 2010 (17:19)

Grande en este ultimo post, Sr. Llinares. Descubriéndose y bajando al ruedo, desde lo mas arriba...
Solo ES LO QUE ES, el mundo que conocemos no existe como tal, el observador y lo observado son lo mismo y esta es la unica certeza, la NO-DUALIDAD, que nos cuenta el Vedanta.
Permitame, meditar no es nigun camino para ninguna realizacion, pues, como dijo un sabio, no hay ni camino, y ni siquiera existe el tiempo, simplemente se ES.
Pero hay que comprender que la meditacion es algo mas que un ejercicio de aquietar la mente, produce un estado de atencion plena, de vision y compresion de la realidad, tan desnudo de 'yoidades', certero y por ello tan potente, que puede transformar de manera definitiva e irreparable la propia realidad, igual que haría un acontecimento grave inesperado, como un accidente de coche.

Me gusta
40 Francisco Llinares
Francisco Llinares  en respuesta a  Angelito7454
31 de agosto de 2010 (18:33)

Ese tema lo tocamos aquí hace mucho tiempo. El libro "Calor Glacial" que sale en estos post lo deja muy claro.

http://www.rankia.com/blog/llinares/365192-ejercicio-discernimiento-calentamiento-global-mito-timo

http://www.rankia.com/blog/llinares/364848-calentamiento-global-mito-timo-2

Estos post los hice mucho antes que pillaran a los "científicos" del IPCC con el carrito de los helados

http://www.lavozdegalicia.es/sociedad/2010/08/31/0003_8699054.htm

Sobre el climagate hay mucho escrito si quieres buscar en Internet.

Aparte aquí tienes unos vídeos

http://www.mitosyfraudes.org/Calen8/GranTimo.html

En esa web puedes preguntar dudas y te responderán científicamente.

Un libro que ha escrito el de la web.

http://www.lulu.com/product/tapa-blanda/clima-feroz/12053175

También puedes usar el sentido común. Va bastante bien.

Me gusta




RSS
e-Mail









Rankia utiliza cookies propias y de terceros, con ellas obtenemos información sobre tus pautas de navegación y así podemos ofrecerte una mejor experiencia de uso y servicio mostrándote información relacionada con tus preferencias e intereses. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies.